En directo

    Putin "tiende la mano" a Biden

    Dicen y Diremos
    URL corto
    Por
    0 251
    Síguenos en

    En esta edición de nuestro programa hablaremos del futuro de las relaciones entre Rusia y Estados Unidos, así como de algunas de las diferencias acumuladas durante el mandato de Donald Trump.

    Últimamente no han faltado especulaciones en los medios internacionales sobre posibles cambios en las relaciones entre Moscú y Washington tras la llegada al poder del nuevo presidente estadounidense, Joe Biden. Se trata a tanto de los comentarios que circulan como dentro, tanto fuera Estados Unidos. También, de los que circulan en Rusia, claro.

    La verdad es que el tono general de esas previsiones no es muy optimista. La mayoría de los expertos considera que no cabe esperar una mejora en las relaciones. Más aun, muchos consideran que es muy probable que aparezcan más puntos conflictivos. Desde este enfoque bastante pesimista las declaraciones que hizo el Kremlin al respecto esta semana sonaron como una gran sorpresa. Algunos de los medios internacionales incluso se preguntaron literalmente si es lo que parece: "¿Putin hace las paces con Estados Unidos?"

    Y efectivamente el presidente ruso, Vladímir Putin, en su tradicional rueda de prensa anual tendió la mano al presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, al anunciar que espera resolver con él los problemas entre los dos países, cuyas relaciones son conflictivas por decir algo. "Putin espera resolver las diferencias con EEUU durante el mandato de Biden", titula AFP TV.

    La verdad es que no acabo de entender a qué vienen ahora estos titulares de si Putin hace o no las paces con EEUU. Más aun, porque no es la primera vez que el presidente ruso "tienda la mano" a Biden. Dos días antes de su rueda de prensa anual, Putin escribió más o menos lo mismo al presidente electo de Estados Unidos al felicitarle por su victoria en las elecciones presidenciales estadounidenses de noviembre pasado. Y hay que decir que muchos se dieron cuenta. "Putin felicita a Biden y le tiende la mano para resolver los desafíos que enfrenta el mundo", tituló a una de sus crónicas RTVE.

    Sin embargo, para muchos las palabras de Putin pronunciadas en su rueda de presa sí que significan un giro copernicano de Moscú en sus relaciones con Washington. Antes de nada, porque no se trata de una carta que circula entre los dos líderes y cuyo contenido nos llega indirectamente,  sino de unas declaraciones ante un público muy extenso que incluye millones de personas. Todos sabemos que los medios internacionales tradicionalmente prestan mucha atención a lo que Putin dice en sus ruedas de prensa anuales y lo interpretan como un mensaje no solo a los rusos, sino también a todo el mundo.

    Además, cabe recordar que hace muy poco, en noviembre para ser exactos, Putin no parecía tan optimista respecto a Biden, subrayando en varias ocasiones que las relaciones entre ambos países estaban muy "dañadas" como para esperar grandes avances en un futuro cercano. Por su parte, la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, Maria Zajárova, dijo la semana pasada que el Kremlin no espera cambios positivos en sus relaciones con Washington con la llegada de Biden.

    "Rusia no anticipa cambios positivos en su relación con EEUU cuando Biden ocupe la Casa Blanca", titulaba a una de sus crónicas Europapress.

    A decir verdad, parece que Rusia tiene toda la razón cuando no se centra tanto en la persona que ocupará el puesto de presidente de EEUU, sino "en los intercambios bilaterales en los asuntos globales" que existen entre ambos países. Y es que estos intercambios bilaterales no son muy prometedores. En los últimos días Estados Unidos ha acusado a Rusia de ser responsable por el hackeo a agencias del gobierno y de "sembrar el caos" en el Mediterráneo. Amabas acusaciones llegaron a través del secretario de Estado, Mike Pompeo.

    "Pompeo señaló a los rusos como responsables del hackeo a agencias del gobierno", titula a una de sus crónicas la edición en español de CNN.

    Nada se ha confirmado oficialmente, nada se sabe con certeza, sin embargo, esto no impide que Pompeo acuse directamente a los rusos y al Gobierno ruso. Y la verdad es que no es la acusación más grave por parte de Pompeo contra Rusia.

    Entre otras cosas, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, acusó a  Rusia de provocar el caos en el Mediterráneo. "Estados Unidos acusa a Rusia de "sembrar caos" en el Mediterráneo", titula DW a una de sus crónicas publicadas en su página web.

    "Técnicas para propagar desinformación, socavar la soberanía nacional y sembrar el caos, los conflictos y la división en los países de la región". Estas palabras de Pompeo parecen una característica perfecta de la política internacional en el Mediterráneo, pero no de Rusia, sino de EEUU. Más aun, semejante dictamen sería muy justo también en relación con lo que Washington hizo en Libia.  

    Hay también otro ejemplo de esta famosa política, mejor dicho de sus resultados, que no se refiere al Mediterráneo, sino a los Balcanes. Esta semana hemos visto un nuevo eco de la intervención estadounidense en esta zona. El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, fue desairado por dos de los integrantes de la presidencia tripartita de Bosnia, país surgido de la antigua Yugoslavia. Mientras Lavrov fue recibido por el serbio Milorad Dodik, los representantes de la entidad croatomusulmana le dieron plantón en el segundo día de su vivita oficial a este país.

    "Plantón bosnio al jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov", titula la edición en español de Euronews.

    Pues aparentemente los representantes de la entidad croatomusulmana que desafiaron a Lavrov prefieren ser un peón de Estados Unidos, porque no hay otra opción. Hablando en serio, la tensa visita de Serguéi Lavrov a Bosnia es sin duda también el resultado de la política internacional de Washington basada en la "división en los países de la región", según se expresó el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo en relación a la política internacional rusa.

    Así es, desgraciadamente el panorama actual de relaciones bilaterales entre Rusia y Estados unidos y su agenda en el escenario internacional.  Francamente, ese panorama no causa excesivo optimismo. Desde esta perspectiva, se entiende perfectamente el interés a las palabras de Putin en su rueda de prensa anual referidas a Washington y a su nueva administración. Putin quiere hacer las paces con Washington, tal y como lo interpretan algunos medios internacionales.

    La pregunta clave es si Washington está preparado para hacer las paces con Moscú, en qué áreas y con qué condiciones.

    Etiquetas:
    gran rueda de prensa de Vladímir Putin 2020, Joe Biden, Vladímir Putin, relaciones bilaterales, Rusia, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook