En directo

    Intromisión rusa, episodio 2

    Dicen y Diremos
    URL corto
    Por
    Elecciones en EEUU 2020: Trump vs. Biden (204)
    0 51
    Síguenos en

    En esta edición de nuestro programa hablaremos del segundo episodio de la llamada trama rusa en las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

    A medida que se acercaban las elecciones de 2020, Rusia volvió a aparecer en las portadas de los medios internacionales. La semana pasada, el FBI anunció que los servicios de inteligencia rusos pretenden perturbar el sistema democrático nacional una vez más, y tienen todo preparado para hacerlo.

    Algunos medios se preguntaban: ¿Qué forma tomará esa interferencia? ¿Cuáles son sus objetivos? ¿Vladímir Putin prefiere un candidato presidencial sobre el otro? ¿Cuál debería ser la política exterior estadounidense frente a su adversario de toda la vida?

    No es extraño, dado que pocos días antes de las elecciones altos responsables de contrainteligencia norteamericana repetían que Rusia sigue siendo la mayor amenaza para la seguridad de las elecciones de 2020. "Rusia, China e Irán tratan de interferir en las elecciones de Estados Unidos. La Contrainteligencia de Washington ha detectado numerosas operaciones de esas tres naciones para distorsionar el voto de los estadounidenses", titulaba a una de sus crónicas el portal argentino La Capital.com.

    Muchos medios europeos hicieron eco de semejantes acusaciones, destacando que Rusia, China e Irán comparten tensiones con Estados Unidos. Sin embargo, tanto los medios estadounidenses, como los europeos no se molestan en profundizar en lo que se refiere a los detalles de esas presuntas operaciones para desestabilizar la democracia "de su eterno rival".

    Pero hay que destacar que algunos se atreven a dar también la reacción de la otra parte. "La vuelta al mundo: las elecciones estadounidenses vistas desde Venezuela, Irán y Rusia", titula a una de sus crónicas la edición en español de France 24.

    Nuestros colegas sostienen que en Irán, el Gobierno local resta importancia a las elecciones en Estados Unidos a pesar de acusar al Gobierno de Trump de ser causante de la crisis económica y la muerte del general Qasem Soleimani. Y en Rusia, continúan, el Kremlin desestimó las acusaciones de injerencia en el proceso electoral emitidas por el director de la Inteligencia Nacional estadounidense.

    Parece que ambas partes ya están cansadas de este intercambio de acusaciones. Es evidente que el público estadounidense ya no compra con tantas ganas la historia de una permanente intromisión rusa, menos aun porque nadie es capaz de explicar qué es lo que pretende conseguir Rusia en las elecciones estadounidenses de 2020. Por su parte, a falta de prueba alguna que fundamente la versión de Washington sobre la nueva injerencia rusa, el Kremlin ya no entiende qué es precisamente lo que hay que desmentir en las declaraciones de altos funcionarios estadounidenses.

    La reacción de Irán en este sentido parece aun más estricta: sus autoridades sostienen que para ellas la victoria de uno de los candidatos cambia poco, porque la política estadounidense hacia Teherán seguirá siendo hostil gane quien gane.

    Pese a perder el interés del público y de ser desmentida tanto por Moscú y Tehrán, como por el propio presidente de EEUU, Donald Tump, la llamada 'trama rusa' de supuesta injerencia en las elecciones del país norteamericano en 2016 y 2020, el tema sigue muy presente en la actual campaña electoral. El abogado y analista político José Manuel Rivero Pérez considera que se trata de una "guerra informativa" para distraer de los verdaderos problemas que tiene el sistema electoral de Estados Unidos.

    Hay que reconocer que lo que dice el analista político José Manuel Rivero Pérez tiene sentido. Más aun, si seguimos en detalle la batalla por los votos entre Trump y Joe Biden durante el recuento. Los dos, parece, que de repente se han olvidado por completo del llamado "factor ruso" frente a rumores y acusaciones encontradas de fraude doméstico.

    Más aun, los responsables de seguridad electoral se apresuraron esta semana a declarar que el resultado de los comicios dependerá de los votantes y no de los "adversarios extranjeros" que, como entendemos, son Rusia, China e Irán. La verdad es que a uno le podría parecer un giro copernicano semejante afirmación.

    "No se detectó intromisión extranjera en las elecciones presidenciales", titula a una de sus crónicas el portal evtvmiami.com.

    Pese a esta declaración del jefe de la Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad de Estados Unidos, todavía es temprano dar por vencida y anticuada la versión de la injerencia rusa en las últimas elecciones. Cabe recordar que la parte que perdió las elecciones de 2016 durante los cuatro años del primer mandato de Trump se dedicó a investigar "la trama rusa". Esta extraña investigación sí hizo mucho ruido, pero con pocas nueces sostiene en una de sus crónicas la edición en español de RT.

    Miles de páginas escritas, meses de trabajo y millones de dólares gastados para conseguir un resultado verdaderamente mediocre. Nada de nada. Este ha sido el resumen de las numerosas investigaciones de la llamada "trama rusa" referente a las elecciones de 2016. En esencia todas estas investigaciones llegaron a la misma conclusión que compartió esta semana el jefe de la Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad de Estados Unidos: independientemente de quién resulte ganador de las elecciones presidenciales del país, serán los votantes estadounidenses, no los adversarios extranjeros, quienes determinen el resultado.

    Sin embargo, algo hace sospechar que independientemente del resultado en 2020, veremos en los próximos cuatro años una nueva secuencia de investigaciones y de revelaciones, un nuevo episodio de la llamada "trama rusa". El episodio 2.

    Tema:
    Elecciones en EEUU 2020: Trump vs. Biden (204)
    Etiquetas:
    China, Irán, injerencia, acusaciones, Rusia, Donald Trump, Joe Biden, elecciones, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook