En directo

    ¿Quién pagó a los talibanes?

    Dicen y Diremos
    URL corto
    Por
    1262
    Síguenos en

    En esta edición de nuestro programa hablaremos de nuevas acusaciones contra Rusia por parte de Estados Unidos y el Reino Unido que causaron esta semana un terremoto político.

    Esta vez Washington y Londres, o mejor dicho sus medios de comunicación, acusaron a Rusia de haber ofrecido dinero a combatientes talibanes en Afganistán a cambio de matar a soldados estadounidenses y británicos.

    Nada más y nada menos... Y pese que todavía no hay pruebas fidedignas, no hay pruebas simplemente, ya hay voces a ambos lados del Atlántico que exigen castigar a Rusia por ese supuesto complot que ya comparan con declaración de guerra a Washington y Londres.

    No importa que los dos presuntos conspiradores lo desmientan. La embajada rusa en Estados Unidos y un portavoz de Talibán señalaron por separado que esa información es falsa. Sin embargo, la CNN y The New York Times continúan con sus revelaciones.

    Cabe destacar que sus fuentes de información son muy particulares y, como es habitual, anónimos. Primero, un funcionario de inteligencia europeo dijo a nuestros colegas que las autoridades rusas ofrecieron dinero a combatientes talibanes en Afganistán a cambio de matar a soldados estadounidenses o británicos.

    Y después otro funcionario, esta vez estadounidense, confirmó a CNN la existencia de información de inteligencia sobre transferencias de dinero. Pero, ojo, no está claro si es un reporte verificado, ni a quiénes habrían contactado los "funcionarios rusos".

    Parece impecable esa información... Un modelo perfecto de una noticia falsa. Más aun, porque "funcionarios rusos" para los medios internacionales puede significar cualquier cosa. "Rusia ofreció dinero a Talibanes para matar soldados estadounidenses, indican fuentes", titula la edición en español de la CNN.

    Da la impresión de que el propio José Levy que nos cuenta esta noticia no se lo puede creer y piensa "a ver, cómo lo explico". En su crónica siempre utiliza modo condicional cuando se refiere al presunto complot entre Rusia y los talibanes.

    Además, parece que nuestro reputado colega tiene memoria corta. Porque cuando dice que Rusia lo está haciendo porque pretende desestabilizar las influencia estadounidense, evita recordarnos un poco de dónde emergió el Talibán y quien lo financió. Y la realidad es que este movimiento terrorista creció con el dinero de Estados Unidos inyectado para "desestabilizar" la influencia soviética y rusa en Afganistán.

    En semejante situación lo más interesante es cómo reaccionan las autoridades estadounidenses. Y hay que decir que su reacción no cuadra por decir algo con la versión de los medios. La Casa Blanca negó que el presidente Donald Trump tuviera información sobre el supuesto ofrecimiento de recompensa del gobierno ruso a talibanes para matar a soldados estadounidenses.

    "Niega Casa Blanca datos de recompensa de Rusia a talibanes", titula Telesur TV.

    Parece más que contundente. Pero no convence a nuestros colegas. Hay varias opciones. O bien la Casa Blanca miente, o bien no sabe lo que saben sus servicios especiales, o bien los servicios especiales no saben lo que sabe la CNN o The New York Times y sus poderosas fuentes anónimas.

    O bien las fuentes que citan nuestros colegas son unas fuentes militares.

    Pero parece que no es el caso. "El Pentágono no tiene evidencia de una conspiración entre Rusia y los talibanes", titula la edición en español de RT.

    Lo curioso es que los demócratas solo tengan preguntas a la Casa Blanca y no las tienen a los medios involucrados. Es decir que casi dan por hecho que es verdad que Rusia pagó a los talibanes para que mataran a los soldados estadounidenses. Lo que necesitan es que la Casa Blanca de explicaciones.

    A lo mejor ni eso. Ruben Gallego, demócrata en la Cámara de Representantes por Arizona, ya ha exigido que Estados Unidos castigue a Rusia, por el supuesto complot de funcionarios rusos para pagar recompensas a talibanes por matar a soldados estadounidenses en Afganistán.

    "Demócrata afirma que Trump debe castigar a Rusia por supuesto plan para atacar soldados", titula la edición en español de la CNN. Todo parece perfecto en este titular, un regalo de verdad de nuestros colegas a nuestro programa.

    Castigar a Rusia por supuesto plan. Un castigo real por un plan supuesto del que no han tenido noticia ni en la Casa Blanca, ni en el Pentágono.

    De lo que dijo el señor  Gallego cabe destacar la mención de la iniciativa del presidente Trump de permitir que Rusia se sume a la Cumbre del G-7. Eso sí que es muy sintomático y explica muchas cosas sobre esa historia.

    Como también es sintomático que los medios estadounidenses no están solos en su empeño de crear un nuevo gran escándalo en torno a Rusia que requiera una nueva tanda de sanciones antirrusas. 

    Medios británicos informan que unos funcionarios de seguridad británicos han confirmado que una unidad de inteligencia rusa, les dio dinero a rebeldes vinculados a los talibanes para asesinar a tropas de la coalición en Afganistán.

    No han sido funcionarios rusos como dice la CNN, sino una "unidad de inteligencia rusa" que les "dio dinero" (es curioso saber cómo) y no a los talibanes, sino a unos rebeldes vinculados a los talibanes.

    "Rusia Pagó Para Que Talibanes Atacaran A Tropas Británicas", titula a una de sus crónicas la edición de Sky News en español.

    La misma unidad que atacó a Skripal, paga ahora a unos rebeldes no identificados para que maten soldados estadounidenses en Afganistán, es lo que pretenden decir nuestros colegas británicos. Lo que más sorprende es la diferencia entre las versiones estadounidense y británica aunque conducen a la misma dirección.

    En la versión de Sky News los "funcionarios rusos" se convierten en "una unidad de inteligencia rusa". Parece que es cierto que "funcionarios rusos" puede significar cualquier cosa para nuestros colegas. Y una transferencia a los talibanes se convierte en una entrega de dinero. ¿Tal vez ha sido en efectivo? Y los talibanes se convierten en unos rebeldes próximos a los talibanes.

    La pregunta es si Washington y Londres están hablando del mismo complot o bien quieren decir que existen dos paralelos. Pero a juzgar por las conclusiones y las reacciones tanto en Washington, como en Londres siempre se trata de lo mismo: encontrar excusas para una nueva tanda de sanciones contra Rusia.

    En esta ocasión particular, se añaden además dos objetivos adicionales: impedir que Rusia vuelva a participar en la Cumbre del G-7, así como obstaculizar la salida de tropas estadounidenses de Afganistán. Cabe mencionar, que Estados Unidos y Afganistán habían logrado un acuerdo a inicios de año para retirar en el plazo de 14 meses las tropas de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), y cerrar cinco de sus 20 bases militares, en las que están acuartelados unos 13.000 soldados norteamericanos. 

    Sabiendo esto, los detalles del presunto "complot" ruso para matar a soldados estadounidenses y británicos en Afganistán no importan. Lo que importa es el resultado que se pretende conseguir con esa campaña en los medios internacionales.

    Etiquetas:
    Afganistán, acusaciones, complot, talibanes, Rusia, Reino Unido, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook