En directo

    ¿Quién derrotó a Hitler?

    Dicen y Diremos
    URL corto
    Por
    1240
    Síguenos en

    En esta edición de nuestro programa hablaremos de manipulación mediática y de sus raíces. Para ello contamos con una excusa perfecta. Hace 75 años, la Alemania nazi fue derrotada en la Segunda Guerra Mundial y estos días antiguos aliados de la coalición antifascista lo estaban celebrando, cada uno a su manera.

    Hay que reconocer que la mayor parte de los medios internacionales ofrecieron una cobertura muy correcta del evento que respetaba la versión internacionalmente reconocida de la Segunda Guerra Mundial en la que la Unión Soviética fue la potencia clave para derrotar a Adolfo Hitler.

    Sobre todo, esto se refiere a los medios europeos. "Hace 75 años, la Alemania nazi fue derrotada en la Segunda Guerra Mundial", titula a una de sus crónicas la televisión francesa France24.

    De esta crónica queda perfectamente claro qué partes firmaron la rendición alemana y quién dictaba las condiciones de esta rendición. Pero, al parecer, no todos estaban de acuerdo con semejante enfoque.

    Cabía esperar algunas sorpresas al respecto y no tardaron en llegar. De una foto noticia publicada en el Instagram de la Casa Blanca nos enteramos de que fueron Estados Unidos y Reino Unido que derrotaron a la Alemania nazi el 8 de mayo de 1945. Así de claro, textualmente. "El espíritu estadounidense siempre triunfará", añade la nota.

    Hay que destacar que el primer ministro británico Winston Churchill era mucho más generoso hace 75 años al anunciar el final de la Segunda Guerra Mundial. No dijo que era una victoria de Washington y Londres, por lo menos.

    Sin embargo, hablando en serio precisamente en aquellos primeros años de postguerra nació el concepto de manipulación de la historia de la guerra contra el fascismo como una de las armas ideológicas de la Guerra Fría.

    ¿Por qué se invisibiliza el papel de Rusia en la II Guerra Mundial?, se pregunta en uno de sus programas Telesur TV. La respuesta que ofrece al respecto el historiador Juan Romero nos refresca la memoria.

    Así que la omisión de la Unión Soviética como aliado clave en la Segunda Guerra Mundial no es casual, no se trata de un despiste de un escritor de discursos recién llegado a la Casa Blanca. Más aún, no es un invento reciente, justificado con la profunda crisis en relaciones entre Washington y Moscú.

    Más bien parece una versión para uso interno. O bien "falsificación y profanación del sentido común" para desacreditar la declaración común de los presidentes Vladímir Putin y Donald Trump con motivo del aniversario del encuentro de las fuerzas aliadas en el río Elba, como escribe en su cuenta de Facebook la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova.

    El historiador Juan Romero explica a Telesur TV porqué semejantes intentos de invisibilizar el papel de Moscú en la victoria sobre la Alemania nazi están en gran demanda precisamente ahora.

    Hace mucha ilusión saber que Francia también participa de alguna manera en esta campaña para rectificar la historia de la Segunda Guerra Mundial porque es mejor que nos olvidemos por completo de cómo actuaron las autoridades franceses ante la invasión alemana.

    Pero la verdad es que ya hay generaciones en Europa y en Estados Unidos que han crecido con la idea de que la guerra contra la Alemania nazi fue ganada precisamente por Washington y Londres.

    Otro detalle que llama la atención en las declaraciones del historiador Juan Romero es la referencia al factor de la pandemia del coronavirus como catalizador de esa campaña para invisibilizar el papel de la Unión Soviética en la derrota del fascismo.

    Según este experto, los antiguos aliados de la coalición antifascista aprovechan las restricciones impuestas con motivo de la pandemia para menospreciar el papel de Rusia en la Segunda Guerra Mundial. Y parece totalmente cierto. Porque sería mucho más difícil omitir la contribución rusa a la victoria teniendo en pantalla imagines del desfile militar en la plaza Roja con varios líderes mundiales como invitados de honor.

    Más aún, los medios estadounidenses aprovecharon esta semana el tema de la pandemia del coronavirus en Rusia directamente para anunciar que las autoridades rusas están ocultando las cifras reales de muertes por el coronavirus.

    ¿Por qué Moscú no contó el 60% de las presuntas muertes por covid-19?, titula la página web de la CNN en español.

    Los porcentajes de las "muertes ocultadas" que circulan los medios estadounidenses pueden confundir a muchos. Y es lo que llama la atención en los titulares. Pero vamos a ver de qué cifra absoluta están hablando que no está acentuada en ningún momento en los reportajes de nuestros colegas estadounidenses.

    La tesis que defienden los diarios como The New York Times o The Financial Times consiste en que la mortalidad en Moscú aumentó en unas 2.000 personas en abril de 2020 en comparación con abril de 2019. De esta cifra restan las 638 muertes por el coronavirus oficialmente reconocidas y sostienen que las demás 1.400 muertes también fueron causadas por el COVID-19 y fueron ocultadas por las autoridades.

    En primer lugar, está claro que el truco no es correcto. Teóricamente es posible que algunas de esas 1.400 muertes se debieran al coronavirus, pero no todas, colegas. También tienen razón los médicos rusos cuando dicen que no es correcto atribuir automáticamente como muerte por el coronavirus cualquier fallecimiento de una persona con el test positivo.

    Y en el segundo lugar, cabe recordar que estamos hablando teóricamente de unas 1.000 muertes presuntamente ocultadas en todo el mes de abril, cuando España e Italia llegaban a 1.000 muertes al día por el coronavirus en los peores momentos de la pandemia.  

    En toda esta situación lo más curioso y sintomático es que Rusia no es la única "victima" de las investigaciones de nuestros colegas de los medios estadounidenses que esta semana también acusaron a México de ocultar la cifra real de los muertos por el coronavirus.

    "Gobierno de México responde al supuesto ocultamiento de cifras de covid-19 en reportes del NYT; El País, el Wall Street Journal y el Washington Post", titula a una de sus crónicas la edición en español de la CNN.

    Pues, como acabamos de escuchar, la explicación del subsecretario de Salud de México, Hugo López-Gatell, parece a las que dieron en su tiempo varios responsables de Salud en Europa, Rusia y también en América Latina. Que el recuento continúa y que solo están incluidos en la estadística oficial los casos 100% confirmados.

    Más aún, en otra entrevista a la CNN el funcionario mexicano sostiene que la letalidad del COVID-19 está sobreestimada y explica por qué.

    Me pregunto por qué interesa tanto a los medios estadounidenses la estadística de muertes por el coronavirus en países como Rusia y México, y por qué ahora. Está claro que en ambos casos tienen poco que decir, porque en cualquier caso no se trataría de un cambio dramático en comparación con las cifras oficiales.

    Desde esta perspectiva esas presuntas "revelaciones" que implican a las autoridades rusas y mexicanas parecen más una manipulación mediática bien preparada para restar importancia a los problemas internos con el coronavirus que un resultado de una investigación periodística.

    Etiquetas:
    muertes, coronavirus, Día de Victoria sobre Alemania nazi, Alemania nazi, Rusia, desinformación, fake news, EEUU, URSS, Segunda Guerra Mundial
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook