En directo

    La lucha por la hegemonía

    Dicen y Diremos
    URL corto
    Por
    0 120
    Síguenos en

    En esta edición de nuestro programa hablaremos de la escalada de tensión en el escenario internacional que coincide con el inicio del año 2020.

    Como sabemos, Estados Unidos mató la semana pasada al general iraní Qasem Soleimani en un ataque con drones por orden directo del presidente Donald Trump. Una gran parte de los medios internacionales consideraron el ataque que tuvo lugar en la carretera del aeropuerto internacional de Bagdad como una mala señal para 2020. El general Qasem Soleimani, blanco de este bombardeo aéreo estadounidense, era comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución y responsable de sus operaciones en el exterior.

    El Pentágono asegura que estaba desarrollando planes para atacar a diplomáticos y otros estadounidenses en la región. En el bombardeo también murió Abu Mahdi al Mohande, vicepresidente de la milicia chií iraquí Voluntad Popular, así como otras siete personas.

    La Casa Blanca y el Pentágono han confirmado que el presidente Donald Trump ordenó la operación, que se produce tras el ataque la embajada estadounidense en Bagdad por manifestantes proiraníes.

    "Estados Unidos mata al poderoso general iraní Qasem Soleimani en un ataque ordenado por Donald Trump" titula a una de sus crónicas la edición en español de Euronews.

    La palabra clave en ese titular es el verbo. "Estados Unidos mata". Y efectivamente es así, más aun el asesinato se produjo, como suele hacerse en casos semejantes, por orden directa del presidente de Estados Unidos.

    Lo que causa dudas es si un asesinato puede servir para una distención tal y como la presenta Washington… Pues, las primeras reacciones desde Irán e Irak hacen dudar que realmente el ataque mejorará la situación. Como sabemos, el líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Ali Khamenei, ha advertido de que "la venganza será implacable".

    El jefe de la diplomacia iraní, Mohamed Javad Zarif, se ha sumado a las advertencias al llamar el ataque "el acto de terrorismo". Aseguró que este ataque supone una "escalada extremadamente peligrosa e imprudente".

    Es importante también que Zarif destaca en unas declaraciones citadas por Euronews que el general Soleimani era la fuerza más efectiva que lucha contra Daesh (ISIS), Al Nusrah y Al Qaeda, organizaciones terroristas prohibidas en Rusia.

    De hecho ya está asediada la embajada del país norteamericano en Bagdad. Pero el propio Trump a través de Twitter responsabiliza al gobierno iraní por los hechos.

    "Trump responsabilizó a Irán por la agresión a la embajada en Iraq", titula la edición en español de la CNN.

    Hay que destacar que el ataque ha dividido la opinión pública en propio Estados Unidos. Las reacciones van desde el aplauso de figuras del partido republicano hasta las advertencias de los demócratas, que sostienen que Trump ha colocado a Estados Unidos al borde de una guerra con Irán.

    Así, el jefe del Pentágono, Mark Esper, advirtió a Irán de que, si prosigue con su campaña de provocaciones contra intereses de Estados Unidos en Oriente Medio, "lo lamentará".

    Mientras, los demócratas advierten del riesgo de escalada militar con Irán. "El presidente Trump lleva nuestra nación al borde de una guerra ilegal con Irán, sin aprobación del Congreso", denuncia el senador demócrata Tom Udall.

    Lo cierto es que esa "guerra ilegal" no empezó con el asesinato del general Soleimani. En la víspera de la Nochevieja Irán lanzó una fuerte advertencia hacia Estados Unidos por los recientes ataques en Siria e Irak contra una agrupación chiita apoyada por los iraníes. Para los iraníes, el gobierno de Donald Trump atenta contra la independencia y soberanía de otros países.

    ¿Cómo afectará todo esto la relación entre Irán y EEUU en el 2020?

    En la víspera de 2020 la edición en español de la CNN se preguntaba: La tensión entre Irán y EEUU: ¿empeorará en el 2020?

    A finales de diciembre de 2019 hicieron una previsión con Joseph Humire, director ejecutivo del Centro de Sociedad Libre y Segura.

    La verdad es que el asesinato del general Soleimani cambia mucho situación porque es un golpe contra las altas esferas del poder iraní, una advertencia de que Washington no tiene líneas rojas para conseguir sus objetivos en la región.

    "Estados Unidos e Irán se disputan la hegemonía regional en Irak", titula el diario español El Público.

    Según opinan nuestros colegas españoles, Irak se ha convertido en el último escenario del enfrentamiento entre Estados Unidos e Irán. Los dos países luchan por la hegemonía regional, pero aunque Estados Unidos dispone de una aplastante superioridad militar, el presidente Trump sabe que no puede usarla sin correr el riesgo de que el conflicto se le vaya de las manos cuando faltan pocos meses para las elecciones americanas, escribe El Público.

    La verdad es que la primera pregunta que surge cuando consideramos los últimos acontecimientos de esta lucha por la hegemonía regional es si Estados Unidos ha calculado bien las consecuencias o simplemente actúa como habitualmente, es decir, sin considerar los intereses que puedan tener en la región los terceros.

    Porque como mínimo hay otras dos potencias importantes cuyos intereses están en el juego: Rusia y China.

    Precisamente esta semana Irán, Rusia y China realizaron maniobras navales conjuntas en el norte del Índico. Una crónica de Associated Press TV ofrece los detalles.

    Hay que destacar que las maniobras causaron una reacción nerviosa en Washington. Los medios estadounidenses siguieron con lupa esos ejercicios militares en la parte norte del océano indico, incluso hasta el estrecho de Ormuz, el punto de tránsito petrolero más importante del mundo.

    "La unión militar entre China, Rusia e Irán ¿advertencia o alarde?", titula a una de sus programas de análisis la edición de la CNN en español.

    La preocupación de Washington ante esas maniobras conjuntas, sin embargo, no impidió a Estados proceder con sus planes de llevar a cabo el ataque con drones en el que murió del general iraní Qasem Soleimani…

    Esa circunstancia nos hace preguntarse si Estados Unidos ha calculado bien las consecuencias de esta guerra ilegal por la hegemonía regional y si realmente está consciente de que hay por los menos otras dos potencias mundiales interesadas: Rusia y China.

    Los recientes ejercicios navales conjuntos es una muestra de que Irán sí que está consciente de este detalle y que de ninguna manera pretende quedarse a solas con Washington en el conflicto por el control de la región. Por eso tiene razón el analista y coronel retirado estadounidense Eric Rojo cuando dice que las maniobras son tanto una advertencia como un alarde. Washington tendrá que tener esta advertencia en consideración a la hora de calcular sus próximos pasos en la región.

    Etiquetas:
    Departamento de Defensa de EEUU, Mike Pompeo, Donald Trump, maniobras, Rusia, China, Irak, Siria, Oriente Próximo, conflicto, tensión, asesinato, Qasem Soleimani, Irán, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik