Widgets Magazine
En directo
    Dicen y Diremos

    El golpe de sus sueños

    Dicen y Diremos
    URL corto
    Dmitri Polikárpov
    Tensa situación en Venezuela tras una intentona golpista (165)
    0 90

    En esta edición de nuestro programa hablamos de un intento fallido de golpe de Estado en Venezuela y de su cobertura mediática. Se ha llevado a cabo de manera más increíble y menos inteligente, por decir algo. Aunque, eso sí, parece un guion de casi una película de Hollywood.

    "Cómo fracasó el plan de EEUU para que Maduro abandonara Venezuela", titula esta semana el diario español ABC. El artículo escrito por nuestro viejo amigo David Alandete, el mismo que culpó una mano rusa de la crisis política de Cataluña, nos cuenta una historia de película.

    Lo que escribe nuestro colega Alandete es una reconstrucción, es decir, su versión de los hechos y sus conclusiones sacadas de declaraciones oficiales y no oficiales y de tuits. En ningún momento explica en qué basa su versión.

    Tema relacionado: Cinco 'verdades' que no fueron y explican el fracaso del golpe de Guaidó y López

    No queda claro de su artículo si realmente existió este plan de golpe de Estado y si efectivamente existió no se entiende por qué fracasó si, como dice Alandete, todas las partes estaban de acuerdo.

    Noticias Telemundo narra el cronometraje del pasado 30 de abril cuando se supone que iba a producirse un cambio del poder en Venezuela.

    La única versión que se ofrece para explicar por qué fracasó el golpe de Estado en Venezuela es una supuesta llamada del presidente ruso, Vladímir Putin, a Maduro que le hizo "bajar del avión". 

    Lo importante es que aparece en el último momento cuando ya está claro que algo no ha funcionado y cuando todos los autores y conductores del "golpe" están casi histéricos.

    En aquel momento la disputa política se trasladó como nunca antes al plano del lenguaje. Arrecían los rumores, las 'fake news' y desmentidas. Y la desmentida más penosa para Washington llegó precisamente del presidente de Venezuela, Nicolas Maduro.

    Hay que reconocer que respuesta de Maduro ha estado a la altura de la situación. La pregunta clave aquí es qué hubiera tenido más efecto: una huida real del presidente Maduro o bien una huida ficticia, la fake news anunciada por Mike Pompeo. Lo cierto es que una salida ficticia de Maduro, pero anunciada por Pompeo o bien por Washington, a nivel de la opinión pública tiene casi la misma repercusión que los hechos reales.

    La versión de Pompeo ha sido desmentida no solo por el presidente venezolano, sino también por los propios "rusos".

    "Rusia niega que persuadiera a Maduro de quedarse en Venezuela", titula a uno de sus reportajes El País

    La reacción de Maduro a estas falsedades ha sido totalmente real. Entre otras cosas la máxima autoridad judicial emitió la orden de captura de uno de los líderes del intento de golpe de Estado Leopoldo López, que encontró refugio en la residencia del embajador de España en Caracas.

    Desde su refugio Lopez no ha dejado de insistir en la versión del golpe de Estado ofrecida por Washington. Dijo a los medios que el propio círculo interno de Maduro quiere su dimisión y que están en negociaciones para conseguirlo tanto con la oposición, como con la administración estadounidense.

    Además: Pompeo se reúne con altos mandos del Pentágono para analizar la crisis en Venezuela

    Mientras López apunta a supuestas luchas internas en el entorno de Maduro, varios medios se han dado cuenta de que algo irregular está pasando en el liderazgo en la oposición venezolana. Por ejemplo, el diario El Periódico de Catalunya destaca esta semana que "López pareció comportarse al menos por unas horas como el principal referente opositor, desplazando de los primeros planos a Juan Guaidó, el diputado a quien Estados Unidos y 54 Gobiernos reconocieron como presidente "encargado". De hecho, López es su jefe político en Voluntad Popular (VP), el partido más duro de la oposición".

    Para conocido columnista, escritor y presentador de la CNN Andrés Oppenheimer estos detalles así como la manera en la que se llevó a cabo el supuesto intento del golpe de Estado en Venezuela ponen en duda la versión de Washington de que había un acuerdo con Maduro y personajes de su entorno.

    Algunas de las preguntas que hace Oppenheimer tienen respuestas obvias. Normalmente si existe un plan secreto de un golpe de Estado los interesados lo mantienen en secreto hasta que no se cumpla. Lo normal también es no delatar a tus cómplices, más aun si son figuras importantes dentro del poder.

    En otras palabras, parece que Washington tiene demasiada confianza con sus interlocutores de la oposición venezolana que vendieron a la administración estadounidense ese guion que prometía una salida de Maduro a La Habana y cooperación de su círculo interno con los golpistas. Cuando al cabo de unas horas se dieron cuenta de que no iba a suceder, no se les ocurrió nada mejor que hacer pública su versión del golpe de Estado para por lo menos perjudicar a la integridad del Gobierno venezolano.

    Más información: Elías Jaua: Gobierno venezolano no debe perder de vista a Leopoldo López

    En resumen, hay abrigadas razones para suponer que cuando Mike Pompeo decía que Maduro estaba a punto de salir de Caracas y que Rusia se lo impidió, ya sabía que esto era mentira procedente de los líderes de la oposición venezolana. Lo mismo que John Bolton, cuando de repente salió a la prensa el 30 de abril, sabía que no era cierto lo que decía sobre el ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino López, a quien le presentó como uno de los cómplices en un acuerdo con Estados Unidos.

    Tema:
    Tensa situación en Venezuela tras una intentona golpista (165)
    Etiquetas:
    golpe de Estado, Mike Pompeo, Juan Guaidó, Leopoldo López, Vladimir Padrino López, EEUU, Venezuela
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik