En directo
    Dicen y Diremos

    Confirmado: algunos medios europeos tienen una chistera

    Dicen y Diremos
    URL corto
    Javier Benítez, Dmitri Polikárpov
    190

    En momentos en que la situación de Venezuela naufraga en las aguas internacionales de Naciones Unidas –entre quienes promueven un respeto a su soberanía y libre determinación, y las cabezas calientes que urden una invasión–, desde Europa, vía Polonia y Alemania, se le aplica una reanimación mediática asistida a Ucrania impulsada por la rusofobia.

    En esta edición de nuestro programa hablaremos de la cobertura por los medios internacionales del debate en Naciones Unidas sobre la crisis en Venezuela. También analizaremos cómo nuestros colegas cubren otra crisis en un país mucho más cercano a Rusia, que es Ucrania, donde se acercan las elecciones presidenciales.

    La ONU ha quedado dividida, otra vez, en el tema Venezuela. La resolución presentada por EEUU ante el Consejo de Seguridad de la ONU que pedía elecciones libres en el país sudamericano, fue vetada por Rusia y China. Mientras, la propuesta de Rusia que insistía en principios como la soberanía nacional y la no intervención, tampoco logró el respaldo necesario. 

    Aquí hay dos puntos importantes a destacar. El primero, que es positivo, consiste en que pese a la enorme presión mediática a favor del plan estadounidense para solucionar la crisis en Venezuela, los partidarios del otro plan, el que defiende la soberanía del país latinoamericano, no han cedido. Y el segundo, que es negativo, consiste en que la ONU está realmente dividida sobre Venezuela por lo que no se perfila ninguna solución que respete las normas del derecho internacional en un futuro cercano. 

    En esta situación el riesgo de una intervención militar parece cada vez más alto, algo de lo que ha vuelto a hablar Rusia. Incluso, analistas internacionales consideran que la presión de Washington para que la ONU autorice la entrada de ayuda humanitaria en Venezuela es una cortina de humo para camuflar las verdaderas intenciones del inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump.

    Además: Vicepresidenta venezolana asegura que en camiones de EEUU había materiales para violencia

    En este contexto, la interrogante planteada ahora es qué es lo que necesita y a qué espera EEUU para iniciar una intervención en Venezuela. Pero lo peor del caso es que apenas quedan voces en la ONU que denuncien el intervencionismo estadounidense respecto a la nación latinoamericana. Un hecho que no hace más que dejar las manos libres a Washington.

    Según Francisco Coloane, analista internacional y exoficial de la ONU en misiones especiales, EEUU ha estado "violando constantemente" el derecho internacional y la Carta de Naciones Unidas, y además considera que el secretario general de la ONU debería desempeñar un "rol más proactivo" en el debate sobre Venezuela.

    "Ni siquiera en la invasión a Irak EEUU había tenido esta, diría yo, permisibilidad", manifestó Coloane frente a la falta de taxatividad del organismo internacional ante EEUU, también reclamada por el embajador de Venezuela en el Consejo de Seguridad. 

    EEUU está amenazando a Venezuela de forma abierta con una intervención militar, pero parece que nadie se da cuenta. La ONU no encuentra oportunidad para denunciarlo y tampoco lo hacen los medios internacionales. Por lo visto, nadie lo considera un peligro o una intromisión.

    Entretanto, los medios europeos dejan ver nuevamente su doble rasero. Y es que mientras a ninguno se les ocurre denunciar las amenazas directas por parte de EEUU de una intervención militar en Venezuela, no dejan de hablar del "peligro ruso" para Europa. Esta semana ha sido Polonia la que advirtió del peligro ruso y pidió más presencia de la OTAN en el Este.

    Así, un artículo de la agencia EFE titulado "Polonia alerta del peligro ruso y pide más presencia de la OTAN en el Este", coincide con el debate en la ONU sobre Venezuela. 

    "El presidente de Polonia, Andrzej Duda, aseguró que Rusia supone una amenaza para la seguridad de los países del Este de Europa y pidió más unidad y una mayor presencia de la OTAN en su país, y desde ahí, en toda la región.

    Te puede interesar: Parlamentario alemán no ve en Rusia una amenaza para la OTAN

    'Las amenazas son evidentes para cada uno', destacó Duda en una rueda de prensa retransmitida por televisión, tras una cumbre en la que participaron representantes de nueves países de Europa del Este y el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg.

    'Estas son las amenazas reales y la causa de ellas es una y única', dijo Duda en referencia a Rusia, tras recordar la anexión por Moscú, en 2014, de la península ucraniana de Crimea y la guerra entre Rusia y Georgia de 2008, que acabó con la declaración unilateral de independencia de Osetia del Sur y Abjasia".

    La pregunta que surge es qué tipo de amenaza significa actualmente Rusia para Polonia, pero no hay una repuesta. Tampoco queda claro qué tiene que ver Polonia con los acontecimientos en Crimea en 2014 y con el conflicto en Osetia del Sur en 2008. Simplemente no se entiende qué paralelismos pueden tener estos hechos con Polonia.   

    La cuestión es saber si Duda se da cuenta de que precisamente aumentando la presencia de la Alianza Atlántica en su país para convertirlo "en un nudo de seguridad", realmente podría comprometer la seguridad nacional de su país… Que por ejemplo podría convertirse en objetivo de los misiles rusos.

    No te lo pierdas: El ministro de Defensa polaco da por seguro el aumento de las tropas de EEUU en el país

    Semejantes advertencias demuestran lo lejos que están de la realidad algunos líderes europeos, pese a que algunos como Polonia la tienen técnicamente ante sus propias narices, como el caso de Ucrania. En este sentido, DW en español ha emitido un reportaje muy sintomático titulado "Polonia siente la tensión entre Rusia y Ucrania". 

    Increíble, pero cierto. Lo que cuenta DW es el resultado de la intervención de Occidente en Ucrania que se supone que pretendía conseguir una mayor integración con la UE. Pero ¿qué resultados pueden verse cinco años después del cambio del poder en Kiev apoyado por Bruselas y Washington?

    Según DW hay una profunda crisis económica, el comercio con la UE cae, no hay dinero ni para exportar productos ucranianos a Europa, Polonia vende menos a los ucranianos. Todos estos datos figuran en el reporte del medio público alemán. Pero su conclusión de la situación actual en Ucrania no deja de sorprender: parece salida de una chistera.

    En vez de reconocer que el intento de reformar Ucrania tal y como pretendía Occidente ha fracasado, que las autoridades ucranianas han sido una verdadera decepción, la conclusión es que "nadie confía en Rusia". Así es la lógica deductiva que aplican los periodistas del la DW en su reporte, donde parece que el resultado de sumar dos más dos, no da cuatro. Pero la explicación a este desafortunado razonamiento y conclusión puede ser entendible y comprensible: a nadie le gusta reconocer sus propios errores. 

    Más información: Ucrania se niega a acreditar para las presidenciales a algunos observadores alemanes

    Mientras tanto, ahora sería un buen momento para hacer un balance, más aun cuando se puede ver cómo Occidente está considerando, o incluso preparando ya, una nueva intervención. Esta vez en Venezuela. Si no saben sacar lecciones de lo que ha pasado en Ucrania, el resultado siempre será el mismo. 

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    amenaza, intervención, invasión, ONU, Andrzej Duda, Venezuela, Polonia, Ucrania, EEUU