En directo
    Dicen y Diremos

    La verdad peligrosa de Rusia

    Dicen y Diremos
    URL corto
    Javier Benítez
    2271

    Saber por qué algunas noticias importantes apenas tienen repercusión en los medios internacionales, mientras otras están en las portadas. Esa es la cuestión. Un buen ejemplo ha sido la escasa cobertura de un acontecimiento que a primera vista parece importantísimo para el futuro de la seguridad mundial, pero sobre todo de la europea.

    El Ministerio de Defensa ruso ha invitado a los agregados militares de las Embajadas extranjeras a ver la última manzana de la discordia entre Moscú y Washington, el nuevo misil de crucero 9M729 utilizado por Washington como pretexto para anunciar su salida unilateral del Tratado sobre Misiles de Alcance Medio y Corto [INF por sus siglas en inglés], alcanzado entre EEUU y la Unión Soviética en 1987.

    Cabe recordar que EEUU afirma que el misil podría alcanzar los 1.500 kilómetros, un radio que viola el tratado, mientras Rusia habla de un máximo de 480 kilómetros. Y justo en momentos cruciales para el futuro del Tratado –que desde hace años ha sido un símbolo del final de la Guerra Fría– los militares rusos deciden dar un paso sin precedentes: mostrar el misil a los agregados militares y a los medios, así como brindar todos los detalles técnicos para evitar especulaciones y para que quede claro que 480 y 1.500 kilómetros no es lo mismo.

    Este acto de transparencia voluntaria de Rusia dejó dos detalles sumamente importantes. El primero es que apenas ha tenido eco en los medios internacionales de referencia. En este sentido, Euronews ha sido una excepción. Y el segundo, que cambia bastante toda la historia, es que los principales invitados al evento, no fueron los medios, sino los agregados militares

    La verdad es que se esperaba ver allí a todos los interesados, en primer lugar a los agregados militares de los países de la OTAN para pedirles comentarios sobre el tema. Pero ninguno de los países de la OTAN ha dado la cara, algo que parece tratarse de una acción coordinada. Y esta acción, claramente merece un titular aparte. Algo así como: "Países de la OTAN ignoran la demostración del misil ruso que tanto les preocupa".

    Y al mismo tiempo es increíble que ninguno de los medios internacionales se haya 'dado cuenta'. De lo contrario, habrían tenido que criticar a los representantes militares de sus respectivos países por faltar a la cita organizada por los militares rusos.

    Más información: El Pentágono y la OTAN debaten supuestas violaciones del Tratado INF

    Otra noticia importante que no llegó a ser portada en los medios internacionales fueron las declaraciones del expresidente de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont al diario moscovita Komsomolskaya Pravda en las que negó que detrás del 1-O estuviera "la mano del Kremlin", como se ha señalado en medios occidentales. 

    Al parecer, a los mismos medios occidentales que en su tiempo habían hecho tanto ruido sobre la presunta intromisión rusa en Cataluña, no les interesa el testimonio de un testigo directo que afirma lo contrario. Tal vez porque algunos le consideran realmente como un "agente de Moscú".

    Y es que para cualquiera que haya seguido las acusaciones contra Rusia en los medios internacionales, estas declaraciones tendrían que ser de gran interés. Pero parece que no es así.  Más aun, los medios españoles que hacen referencia al tema, titulan destacando la frase de Puigdemont que dice que una "Cataluña independiente también será amiga de Moscú". 

    Una frase sacada de contexto y que va totalmente en línea con la teoría de la conspiración. Dicho de otra forma: Rusia "ayudó" a Cataluña a intentar ser independiente, y por eso es lógico que una Cataluña independiente tenga buenas relaciones con Moscú. Algo por el estilo….

    La diferencia se nota al instante si vemos un titular de Hispan TV. "Puigdemont descarta 'la mano del Kremlin' en conflicto catalán". 

    Las palabras clave que dice Puigdemont son que no hubo pruebas en ningún momento de la intromisión rusa. Y la verdad es que hasta ahora no las hay. Pero nadie lo dice, ni los medios internacionales quieren destacar esta parte de la entrevista del exlíder catalán. Mientras, las declaraciones realmente importantes de Puigdemont no causan gran interés de los medios europeos, aparentemente porque van en contra de la teoría de la 'trama rusa' en Cataluña.

    Además: Anonymous publica "pruebas falsas de la interferencia rusa" en el referéndum catalán

    Al mismo tiempo parece que a los medios internacionales sólo les interesa cualquier cosa que permita volver hablar de la "trama rusa". Rusia libera a la mujer que denunció la "trama rusa", titula la agencia EFE a una de sus crónicas de esta semana.

    A este enigmático titular sigue una historia que en realidad no tiene nada que ver con la presunta "trama rusa", ni ofrece ninguna noticia al respecto. 

    Si resumimos el artículo en unas palabras, se sobreentiende que la mujer que "denunció la trama rusa" ni siquiera logró el interés de los servicios especiales estadounidenses cuando pidió asilo político, como tampoco interesa a los servicios especiales rusos porque parece que todo lo que ha hecho hasta el momento ha sido por razones personales, no políticas. 

    No te lo pierdas: "Todos los medios de Occidente forman una construcción antirrusa"

    Los únicos que se interesan por ella son los medios internacionales. Pero en realidad lo que publican bajo llamativos titulares es la noticia de su liberación y el llamado 'background' [contexto] de esta historia que todos ya conocen. Sin embargo, la "mujer que denunció la trama rusa" ocupa más lugar que cosas tan importantes como la demostración del misil, o las declaraciones de exlíder de Cataluña que desacreditan la "trama rusa" en Cataluña. 

    Ya lo dice la famosa frase: "¡No dejes que la verdad te estropee una buena historia!".

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    trama rusa, misiles, Tratado INF, 9M729, OTAN, Carles Puigdemont, España, Cataluña, EEUU, Rusia