23:02 GMT +315 Octubre 2018
En directo
    Dicen y Diremos

    ¿Investigación o novela policíaca?

    Dicen y Diremos
    URL corto
    Dmitri Polikárpov
    0 0 0

    El portal Bellingcat, en colaboración con Insider, afirmó en una publicación que Ruslán Boshírov, uno de los dos ciudadanos rusos a quienes las autoridades británicas sospechan de haber envenenado a los Skripal, es "en realidad" un agente del Departamento Central de Inteligencia de Rusia y que su verdadero nombre es Anatoli Chepiga.

    Lo que pretende decir Bellingcat, supuestamente, es que ha adelantado a los servicios especiales británicos y aparentemente ha vencido a los servicios especiales rusos. 

    Además, no es casual que la información de la "verdadera identidad" de Boshírov llegue de fuentes no oficiales. Desde el escándalo de Wikileaks estamos viviendo en una nueva época marcada por la pérdida del monopolio sobre la información clasificada por parte del Estado.

    Hay que reconocer que Euronews va con bastantes precauciones siempre citando el sitio web de inteligencia Bellingcat. Pero no todos los medios hacen lo mismo. En vez de intentar a comprobar la información o contrastarla, no hacen más que dar publicidad a la historia de Bellingcat añadiendo elementos literarios.

    Los periodistas incluso llegaron a preguntar al portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, de si la información de Bellingcat era cierta. Cabe recordar que el mandatario ruso anunció el 12 de septiembre que tanto Boshírov como el segundo acusado, Alexánder Petrov, son civiles.

    En respuesta Peskov no ha desmentido la información de Bellingcat, ni la ha confirmado. La clave de sus respuestas llegó cuando al final dijo que el Kremlin se niega a hacerle el juego a los medios que siguen haciendo conjeturas sobre el caso Skripal.

    "El Kremlin no quiere darle más vueltas al asunto, y menos teniendo a los medios como interlocutor", declaró Peskov a periodistas.

    Mientras, la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, sostuvo que la "nueva información falsa" relacionada con los dos sospechosos Alexander Petrov y Roslan Boshírov "apareció inmediatamente después (de que la primera ministra británica, Theresa) May pronunciara su discurso en la sesión del Consejo de Seguridad de la ONU dedicada a (la no proliferación de) armas de destrucción masiva y vertió una vez más acusaciones contra Rusia".

    La verdad pura y dura es que desde el principio la investigación del caso Skripal se ha dedicado a buscar pruebas para fundamentar la versión inicial, y la única, de la mano rusa en vez de buscar respuesta a la pregunta: "¿Qué pasó realmente en Salisbury?".

    Respecto a eso, el columnista David Armas Paz considera que "mentiras, ignorancia, hipocresía e histeria se han convertido en los pilares de la sociedad bajo el dominio anglosajón".

    En uno de sus artículos de opinión publicado en la página web de la agencia Sputnik, hace tiempo ya se ha preguntado porqué en el ataque de Salisbury se utilizó un arma poco eficaz para perpetrar asesinatos puntuales. 

    Y es que no hay que dejar que las apariencias nos hagan olvidar de la realidad. Y la realidad es que la investigación oficial todavía no ha presentado pruebas que demuestren la participación rusa en el caso de Salisbury, ni menos aún un papel del Kremlin en este asunto. Con lo cual, por el momento todo lo demás no es más que especulaciones de los medios.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Medios británicos dan por identificado a un tercer sospechoso del caso Skripal
    Serguéi Skripal, ¿agente de la inteligencia de cuatro países de la OTAN?
    El Kremlin rechaza debatir las teorías de los medios británicos sobre el caso Skripal
    Etiquetas:
    agentes, envenenamiento, Ruslán Boshírov, María Zajárova, Dmitri Peskov, Serguéi Skripal, Salisbury, Reino Unido