20:04 GMT +312 Diciembre 2018
En directo
    Dicen y Diremos

    El 'error gramatical' de Trump, y las noticias falsas en Occidente

    Dicen y Diremos
    URL corto
    Javier Benítez, Dmitri Polikárpov
    0 60

    Tras la cumbre Putin-Trump, una de las declaraciones más citadas fue la del presidente de EEUU, quien declaró en la rueda de prensa conjunta, que no veía "ninguna razón" por la cual Rusia debería haberse entrometido en el proceso electoral de su país. Y lo enfatizó al indicar que Putin ha sido "extremadamente fuerte y poderoso en su negación".

    Esta frase causó un verdadero terremoto político en Occidente, en Washington en primer lugar, donde algunos medios se apresuraron a acusar a Trump nada menos que de alta traición. El politólogo e internacionalista José Luis Valdés Ugalde dijo a CNN que Trump desacreditó "al aparato de inteligencia estadounidense al momento de apoyar al presidente Putin como presumible inocente de haber intervenido en el proceso electoral de 2016".

    Según Valdés Ugalde, al desacreditar a sus cuerpos de inteligencia, Trump cuestionó su propia legitimidad como jefe de Estado. Pese a todos estos ataques, el inquilino de la Casa Blanca mantenía un hermético silencio, aunque, eso sí, aprovechó su famosa cuenta de Twitter para acusar a los medios nacionales de su país de no cubrir correctamente su cumbre con Putin.

    Al respecto, los medios rusos también citaron la frase de Trump sobre la "inocencia del Kremlin" como una señal de que la reunión ha sido un éxito de Putin. Pero al cabo de 24 horas, algo cambió y el presidente estadounidense rectificó haciendo un giro copernicano y sorprendiendo a todos.

    Técnicamente, Trump dijo todo lo contrario, es decir, que no veía razones para NO creer en la injerencia rusa en las elecciones en EEUU. Un día después del encuentro en Helsinki, dijo a los medios que apoya y acepta la investigación de sus agencias de inteligencia sobre Rusia y su interferencia en las elecciones de 2016. 

    Tema relacionado: Trump niega que Estados Unidos sea un "blanco para Rusia"

    El Senador Chuck Shumer, líder de la minoría demócrata en el Senado, dijo que las palabras de Tump llegaron demasiado tarde para ser verdad. Frente a semejantes acusaciones el jefe de Estado norteamericano necesitaba desesperadamente una explicación. Y la encontró: un error gramatical. 

    "Pensé que lo había dejado muy claro, pero después de revisar la transcripción me di cuenta de que era necesario aclarar algo. La oración debería haber sido 'no veo ninguna razón por la que no fuera Rusia'", dijo Trump el martes en la Casa Blanca.

    Una rectificación que pierde fuerza si se tiene en cuenta que su frase original venía acompañada por la observación de que Putin ha sido "extremadamente fuerte y poderoso en su negación" de la injerencia rusa. Eso significa que dijo precisamente lo que quería decir.

    Un 'error gramatical' que estuvo a punto de causar una nueva crisis política, y que es una muestra de que actualmente ni siquiera al máximo nivel de líderes internacionales se cumplen las normas universalmente reconocidas cuando los intereses políticos así lo requieren. 

    También te puede interesar: Trump promete ser el "peor enemigo" de Putin

    Lo mismo se puede decir sobre una gran parte de los medios internacionales, que incluso han llegado a la conclusión de que se necesita una nueva ley para no cumplir las leyes existentes. 

    Así, el reputado periódico británico The Times hizo una inédita petición: aprobar una nueva ley, por encima de las existentes, para "castigar a Rusia" por su presunto papel en el "caso Skripal". Y es que en Reino Unido muchos acusan a Moscú de haber orquestado el envenenamiento del exespía ruso Serguéi Skripal y su hija Yulia con un agente nervioso en la localidad de Salesbury en marzo pasado.  

    Detrás de esta idea está una noticia falsa publicada esta semana por los medios internacionales. Según la prensa británica, los investigadores han identificado a los posibles responsables del envenenamiento de los Skripal gracias a cámaras de seguridad, que compararon con los registros de las personas que entraron al Reino Unido en marzo. Pero las autoridades británicas han desmentido esta información difundida.

    Un desmentido que le importa muy poco al periódico The Times, que basado en esa noticia falsa exige que se apruebe una nueva ley que permita castigar a los 'culpables rusos' del ataque a los Skripal, en su artículo publicado "Necesitamos una nueva ley para castigar a los que envenenaron a los Skripal".

    Más información: May confía en que EEUU apoye su política contra Rusia en el caso Skripal

    Es decir, a los medios de Occidente no les interesa la verdad y 'venden' ser sus poseedores antes que los propios servicios de inteligencia. Desde esta perspectiva no es una sorpresa para nadie que 'se necesite' una Ley Skripal para poder actuar por encima de la ley y por encima de los hechos.

    Lo que necesita en realidad es respetar las leyes existentes, y en particular la ley y las normas que rigen las actividades de los medios de comunicación y que obligan al periodista a comprobar y a contrastar la información. Si lo hacen, muchos problemas se resolverán por sí mismos.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Disgusto del 'Deep State' por la cumbre de Trump y Putin
    Senador ruso: Trump quiere entablar un diálogo con Rusia pese a la histeria desatada
    Enseñan fotos de posibles sospechosos a testigos clave del envenenamiento en Amesbury
    "Rotundamente no": los republicanos se oponen a que la intérprete de Trump testifique ante el Congreso
    Etiquetas:
    injerencia, cumbre, caso Skripal, Vladímir Putin, Donald Trump, Reino Unido, Rusia, EEUU