19:39 GMT +313 Diciembre 2018
En directo
    Dicen y Diremos

    Juego sucio: lo imponen desde Reino Unido

    Dicen y Diremos
    URL corto
    Javier Benítez, Dmitri Polikárpov
    El Mundial de Fútbol Rusia 2018 (261)
    140

    Pasaron los años. Muchos. Y la herida por haber perdido la organización del Mundial de Fútbol 2018 a manos de Rusia, hace que Reino Unido siga sangrando por la herida. El bocado que tragó aquel 2010 aún indigesta a los británicos, como si le hubiera pateado el hígado, y sus medios de comunicación continúan con síntomas de padecer hidrofobia.

    Por lo visto todavía no pueden perdonar a Rusia el hecho de que le había "robado" este Mundial al Reino Unido. Un buen ejemplo de semejante enfoque es el reputado diario The Guardian que publica esta semana extractos del libro "Red Card: FIFA and the Fall of the Most Powerful Men in Sports" escrito por Ken Bensinger.  

    ¿Cómo Rusia se ganó el Mundial?, se pregunta el titular de The Guardian que da a entender a sus lectores que Rusia no lo ganó limpiamente. El texto pretende fundamentar la versión que ha circulado durante mucho tiempo en los medios internacionales del complot ruso, dirigido por Vladímir Putin, para recibir el Mundial a toda costa.

    No te lo pierdas: Casi el 70% de los alemanes se opone al boicot al Mundial 2018

    Como en otros textos similares, no se perfilan pruebas fidedignas. Pero hay muchos detalles secundarios que aparentemente pretenden demostrar que el autor ha seguido el tema muy de cerca. Así reza un fragmento:

    "Una de las fuentes dijo que no se trató de una coincidencia y que además de importantes contratos gasíferos los emisarios rusos estaban conspirando para intercambiar votos. La teoría decía que Rusia comprometería el voto de su delegado a favor de Catar en 2022, y a cambio Catar prometería que su delegado elegiría Rusia como anfitriona para 2018. Otras fuentes mientras tanto empezaron a susurrar que los funcionarios del Comité de candidatura ruso tomaron pinturas de gran valor del museo Hermitage de San Petersburgo y las ofrecieron a los miembros del Comité de la FIFA a cambio de sus votos". 

    La historia de las pinturas del museo Hermitage para comprar a los delegados de la FIFA parece impresionante y digna de las mejores novelas policíacas. Pero el problema es que no hay mejor manera de dejar rastros, que regalar una obra de arte de un museo. Sorprende que el periodista de The Guardian al parecer no sepa ni entienda de qué está hablando.

    Desde esta perspectiva no sorprende que los medios británicos lleguen a tales extremos como acusarle al cantante Robbie Williams, una de las estrellas de la ceremonia inaugural del Mundial de "vender su alma a Putin" por actuar en la apertura.

    El cantante se presentó ante una multitud de 80.000 personas en el Estadio Luzhniki de Moscú, poco antes del partido inaugural entre Rusia y Arabia Saudí. Robbie interpretó tres canciones: 'Let Me Entertain You', 'Feel' y 'Angels'. 

    Además: "En el Mundial de la política, Moscú le gana 1 a 0 a Londres"

    The Guardian aprovechó la ocasión para dar tribuna a sus críticos que habían llamado a Williams a boicotear la Copa del Mundo en medio de acusaciones contra Rusia de orquestar la intoxicación del exespía ruso Serguéi Skripal y de su hija Yulia en suelo británico.

    "Hay muchas maneras de ganar dinero, Robbie Williams, pero vender tu alma a un dictador no debería ser una de ellas", escribió Bill Browder, jefe de la campaña mundial de justicia de Magnitsky. 

    The Guardian además cita al diputado laborista Stephen Doughty: "Es sorprendente y decepcionante escuchar que un gran artista británico como Robbie Williams, que ha sido un aliado de las campañas de derechos humanos y la comunidad LGBT, aparentemente ha aceptado ser pagado por Rusia y la FIFA para cantar en el primer partido de la Copa Mundial ". "Williams aún debe responder a la crítica", añade el diario británico.

    Y Williams, quien no cobró por su actuación, respondió de forma inesperada… ¿o esperada? Como sea, fue contundente: una peineta a las cámaras en plena actuación, dirigida a sus críticos, según opina la gente.

    ​Tal vez lo que cabría ahora preguntar, es quién le pagó a Ken Bensinger para escribir lo que escribió.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Tema:
    El Mundial de Fútbol Rusia 2018 (261)

    Además:

    Mourinho considera que el Rusia-Egipto será decisivo para el Grupo A del Mundial
    ¿Por quién apostar en el Mundial? La inteligencia artificial ya sabe quién será el campeón
    Panamá debuta en un Mundial por primera vez en la historia
    Putin sobre el Mundial: "Nos estuvimos preparando para organizar este gran evento"
    Etiquetas:
    música, crítica, Copa Mundial de Fútbol de 2018, The Guardian, Robbie Williams, Reino Unido, Rusia