07:34 GMT +318 Noviembre 2017
En directo
    Dicen y Diremos

    Espías infiltrados en la Casa Blanca

    Dicen y Diremos
    URL corto
    0 26021

    El periódico The Washington Post destacó que, gracias a su presencia en el Despacho Oval para cubrir la visita del canciller ruso Serguéi Lavrov al presidente de EEUU, Donald Trump, algún fotógrafo ruso podría haber llevado consigo "aparatos de escucha, imposibles de detectar durante un registro habitual".

    The Washington Post lamentó que no se permitiera el acceso a periodistas estadounidenses, y que las únicas imágenes que se publicaron, surgieron de sitios web del Gobierno y de cámaras rusos. De ahí, la teoría de los espías rusos que podría tener origen en el resentimiento del medio estadounidense por no haber tenido el mismo acceso que los periodistas rusos a dicha reunión.

    Si el presidente Donald Trump quería borrar cualquier implicación de que el abrupto despido del exdirector del FBI James Comey está vinculado a la investigación sobre la intromisión rusa en las pasadas elecciones, lo ocurrido en la Casa Blanca en las 24 horas posteriores a la destitución parecía indicar lo contrario.

    Todo lo contrario. En lugar de evitar el tema, Trump confirmó que la investigación sobre posible intromisión rusa en las presidenciales ha sido uno de los detonantes de la destitución de Comey.

    Pero incluso si hubiera intentado separar el despido del director del FBI del tema ruso, hubiera sido imposible. Y es que en la primera foto tras el despido a Comey, Trump estaba de pie en la Casa Blanca, sonriendo, mientras estrechaba la mano del embajador ruso Sergei Kislyak, el hombre con el que varios de sus colaboradores se reunieron durante la campaña del año pasado.

    El encuentro de Trump con Kislyak formaba parte de la reunión con el canciller ruso, Serguéi Lavrov, quien se encontraba en Washington para hablar con el secretario de Estado, Rex Tillerson.

    En este sentido, los periodistas estadounidenses vieron una relación directa entre la visita de Lavrov y la destitución del jefe del FBI. Cuando Tillerson y el canciller ruso se acercaron a las cámaras antes de su encuentro una de las periodistas les gritó: "¿No les parece que el despido de Comey ha echado una sombra sobre su encuentro, señores?", a lo que Lavrov respondió: ¿Fue destituido? ¡Estás bromeando, estás bromeando!

    Pero el jefe de la diplomacia rusa no ha sido el único en tener que explicar que Rusia no tiene nada que ver con el despido de Comey. El propio presidente ruso, Vladímir Putin, se vio obligado a asegurar a una periodista del canal CNBC que Rusia no tiene ningún papel en este asunto. Sin embargo, al parecer, las respuestas de Putin y Lavrov no convencieron a los medios internacionales.

    Además:

    La probabilidad de un 'impeachment' contra Trump crece tras el cese del director del FBI
    Trump: no presioné a Comey para que el FBI suspendiera investigación sobre Rusia
    Opinión: "FBI dio un bombazo a la inteligencia de EEUU"
    La inusual reacción de Lavrov al despido del director del FBI
    Etiquetas:
    Buró Federal de Investigaciones (FBI), The Washington Post, Casa Blanca, CNBC, Rex Tillerson, Donald Trump, James Comey, Serguéi Kisliak, Serguéi Lavrov, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik