En directo
    Deporte
    URL corto
    307
    Síguenos en

    BERLÍN (Sputnik) — El titular de Asuntos Exteriores de Alemania, Heiko Maas, declaró que está en contra de que el Mundial de Hockey se celebre en Bielorrusia.

    "Quienes expresan en serio la solidaridad con Bielorrusia, no pueden desear que allí se desarrolle el campeonato mundial en la actual situación. No es una cuestión de cálculo político, sino de actitud", dijo citado en la página de su Ministerio en Twitter.

    La oposición bielorrusa insta a cancelar el Mundial de Hockey, programado para celebrarse del 21 de mayo al 6 de junio de 2021 en Minsk y Riga, o a boicotear los partidos.

    Según una fuente de Sputnik, la decisión sobre el lugar de celebración de este evento deportivo se tomará hasta finales de enero.

    El presidente de la Federación Internacional de Hockey sobre Hielo (IIHF), René Fasel, reunido el 11 de enero pasado en Minsk con el líder bielorruso, Alexandr Lukashenko, denunció que sobre la Federación "se ejerce una gran presión" debido a la crisis política que se vive en Bielorrusia después de las presidenciales de agosto pasado.

    "Nuestra postura es clara. No queremos mezclar el deporte y la política", declaró Fasel, quien, además, recordó que en 2014, cuando Minsk acogió el Mundial, "también hubo presiones", pero que el país organizó un "magnífico campeonato".

    En Bielorrusia continúan las protestas por el escrutinio de las elecciones presidenciales del pasado 9 de agosto, que otorgaron el sexto mandato a Alexandr Lukashenko, en el poder desde 1994.

    La oposición bielorrusa denunció numerosas irregularidades electorales y exigió una repetición de los comicios, opción que Lukashenko descartó.

    En los primeros días las fuerzas del orden reprimieron las protestas con gas lacrimógeno, balas de goma, cañones de agua y granadas aturdidoras. Según el Ministerio del Interior, las movilizaciones se saldaron con tres muertos, centenares de heridos, entre ellos más de 130 agentes, y más de 6.700 detenciones.

    La violencia callejera amainó en los días siguientes, pero las protestas continuaron.

    Etiquetas:
    Bielorrusia, Alemania, Heiko Maas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook