En directo
    Deporte
    URL corto
    Por
    0 589
    Síguenos en

    La expatinadora sobre hielo estadounidense Tonya Harding celebra su cumpleaños número 50 este 12 de noviembre. Con motivo de la fecha, te invitamos a recordar un bizarro incidente que la convirtió en una de las atletas más odiadas de la historia e inspiró la oscarizada película 'Yo, Tonya'.

    Harding no solo pasó a la historia del patinaje artístico como la primera mujer en completar un salto triple axel en el programa corto, dos triple axel en una sola competición y una combinación de triple axel con el doble toe loop

    Tonya Harding junto a su entrenadora, Diane Rawlinson
    © AFP 2020 / -
    Tonya Harding junto a su entrenadora, Diane Rawlinson

    Fue en enero de 1994 cuando protagonizó las portadas de todo el mundo, y es que fue acusada de organizar un ataque contra su principal rival, Nancy Kerrigan, en un intento de dejarla fuera de los JJOO de Invierno de Lillehammer.

    El incidente

    El 6 de enero de 1994, Kerrigan se encontraba entrenando para el Campeonato de EEUU de Patinaje Artístico en Cobo Arena, en Detroit. Una vez que la joven salió de la pista de hielo, un misterioso hombre encapuchado la golpeó en la rodilla con una barra de hielo, después de lo cual huyó de la escena del crimen. Las icónicas imágenes captadas instantes después de ocurrir el ataque muestran a la patinadora sentada en el suelo, gritando, entre lágrimas: "¿Por qué? ¿Por qué?". Luego, se observa cómo su padre, Daniel, la lleva en brazos.

    Afortunadamente, las lesiones de Kerrigan no fueron de gravedad, así que pudo continuar con su carrera de patinadora. Tan solo siete semanas después del ataque, consiguió la medalla de plata en Lillehammer. En cuanto a Tonya, terminó en octavo puesto debido a un problema con sus botines.  

    Pero, ¿quién estuvo detrás del bizarro ataque? Las primeras investigaciones señalaron a Tonya Harding como la principal sospechosa.

    Nancy Kerrigan (izda.) y Tonya Harding
    © AP Photo / Doug Mills
    Nancy Kerrigan (izda.) y Tonya Harding

    Las autoridades detuvieron al exmarido de Harding, Jeff Gillooly, y a su autoproclamado guardaespaldas, Shawn Eckhardt. Los hombres reconocieron que habían contratado a un hombre llamado Shane Stant para que rompiera la pierna a la principal contrincante de Tonya.

    • Jeff Gillooly (dcha.) en el Tribunal de Circuito del condado de Multnomah
      Jeff Gillooly (dcha.) en el Tribunal de Circuito del condado de Multnomah
      © AP Photo / Jack Smith
    •  Shawn Eckhardt, el autoproclamado guardaespaldas de Tonya Harding
      Shawn Eckhardt, el autoproclamado guardaespaldas de Tonya Harding
      © AFP 2020 / Chris Wilkins
    1 / 2
    © AP Photo / Jack Smith
    Jeff Gillooly (dcha.) en el Tribunal de Circuito del condado de Multnomah

    En cuanto a la propia Harding, afirmó que aunque no sabía de los planes de Gillooly para agredir a Kerrigan, sí ocultó a la Policía algunos detalles posteriores al ataque.

    Tonya Harding en enero de 1994
    © AFP 2020 / Craig Strong
    Tonya Harding en enero de 1994

    Mientras que Gillooly, Eckhardt y Stant fueron condenados a varios años de prisión, Harding fue sentenciada a tres años de libertad condicional, 500 horas de servicio comunitario y una multa de 100.000 dólares. Además, la Asociación de Patinaje Artístico de EEUU la suspendió de por vida. 

    "Nancy era una princesa y yo era un montón de mierda... Y no pasa nada", declaró Harding en una entrevista de 2014.

    En su libro de memorias The Tonya Tapes, publicado en 2008, Harding confesó que quería ponerse en contacto con el FBI para revelar los detalles del ataque, pero que optó por no hacerlo después de que Gillooly la amenazara de muerte. La mujer también sufrió una violación en grupo a manos del hombre y de sus amigos.

    Jeff Gillooly, exesposo de Tonya Harding
    © AP Photo / Shane Young
    Jeff Gillooly, exesposo de Tonya Harding

    Cabe recordar que el exesposo de Harding vendió un vídeo íntimo con Tonya a un programa sensacionalista luego de que fuera acusado. Más tarde, las imágenes de lo que resultó ser la noche de bodas de Harding y Gillooly fueron publicadas en la revista para adultos Penthouse.

    El caso sirvió como base para la película de comedia y drama Yo, Tonya, dirigida por Craig Gillespie y protagonizada por Margot Robbie como Tonya y Sebastian Stan en el papel de Jeff Gillooly:

    La cinta fue un gran éxito en taquilla: recaudó 53 millones de dólares en todo el mundo. Además, Allison Janney, la intérprete que dio vida a la autoritaria madre de Harding, se llevó un Óscar, un Globo de Oro y el BAFTA a la mejor actriz de reparto.

    La vida después del ataque

    Declarada persona non grata en el mundo del patinaje artístico, Tonya se vio obligada a terminar su carrera. Apareció en numerosos programas de televisión y hasta hizo una corta pero impresionante carrera en boxeo femenino en la década de los 2000. Contó con un total de tres victorias y tres derrotas, dos de ellas, por noqueo.

    Tonya Harding en el ring de boxeo (izda.)
    © AFP 2020 / Jeff Haynes
    Tonya Harding en el ring de boxeo (izda.)

    La propia Harding está convencida de que la gente ya debe olvidar el ataque que ocurrió hace ya más de 25 años. Y tú, ¿qué opinas? Quién era: ¿una villana capaz de pisar a los demás para lograr el éxito o nada más que una víctima de la sociedad?

    Etiquetas:
    escándalo, patinaje artístico
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook