En directo
    Deporte
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    Durante el partido de la Copa de Brasil entre Santos y Ceará, el jugador del Santos Lucas Verissimo se olvidó por un instante de las reglas del fútbol y lesionó a su oponente del Ceará con un movimiento de capoeira más que de fútbol.

    El encuentro de ida por los octavos de la Copa brasileña culminó en empate, pero no es el resultado lo que se llevó la atención. A finales del primer tiempo, el defensa de los tigres Lucas Verissimo, que había perdido su posición en el campo, trató de corregir el error e interceptar la pelota.

    ​El jugador, que al parecer además de fútbol practica artes marciales, hizo una entrada levantando la pierna tan alto que en vez de golpear la pelota impactó la cabeza del delantero del Ceará, Rafael Sóbis, que había llegado primero al esférico. El golpe con los tacos le causó al jugador una herida sangrienta.

    El árbitro de repente paró el encuentro y le mostró una tarjeta amarilla a Verissimo por el juego sucio. Luego al enterarse de que toda la cabeza y la nuca de Sóbis estaban llenas de sangre, cambió de decisión y expulsó al defensa de Santos mostrándole la tarjeta roja directa.

    Rafael Sóbis, lesionado, sin embargo, encontró fuerzas para continuar el partido y jugó hasta el minuto 78 con una gorra de baño hasta ser sustituido. El partido de vuelta se celebrará el 4 de noviembre en el campo de Ceará, y para ambos equipos hay buenas oportunidades de pasar a cuartos, donde al ganador le esperará el vencedor de la llave Gremio-Juventude. El primer partido entre esos equipos terminó con la victoria mínima del Gremio por uno a cero.

    Etiquetas:
    sangre, Brasil, fútbol
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook