En directo
    Deporte
    URL corto
    0 0 0
    Síguenos en

    El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, aprovechó la asamblea anual de la organización para explicar a los dirigentes del fútbol mundial su visión sobre los problemas legales que lo persiguen desde Suiza.

    Un fiscal especial abrió en julio un procedimiento penal contra Infantino. Esta investigación se centra en las reuniones que el presidente de la FIFA sostuvo en 2016 y 2017 con el entonces fiscal general de Suiza, Michael Lauber, quien encabezó una pesquisa sobre la presunta corrupción en la organización bajo los dirigentes anteriores.

    "Era mi deber como presidente de la FIFA. Tuve que hacer las diligencias debidas, porque quería liberar a la FIFA de esos viejos valores tóxicos'', explicó Infantino a los dirigentes de las federaciones miembros que miraban su videoconferencia.

    Durante años, Infantino ha insistido en que las reuniones tenían el objetivo de ofrecer la ayuda de la FIFA a las investigaciones en curso de las autoridades suizas. "Seguimos peleando contra la corrupción en el fútbol y continuaremos cooperando con las autoridades de todo el mundo'', agregó Infantino al respecto.

    Pero el presidente de la FIFA no es el único dirigente del mundo del fútbol que está siendo investigado.

    Jerome Valcke, el exsecretario general de la FIFA, enfrenta varios cargos, incluido uno por la presunta aceptación de sobornos vinculados con acuerdos televisivos de la Copa del Mundo.

    En un asunto distinto, que involucra la estadía en una lujosa propiedad en Cerdeña, el ejecutivo catarí del fútbol y la televisión Naser Kelaifi ha sido acusado de incitar a que Valcke cometiera una malversación. Según los cargos, mientras Valcke ocupaba la propiedad de lujo entre 2014 y 2015, la FIFA firmó un acuerdo por 480 millones de dólares con BeIN Media Group, de Catar, a fin de renovar sus derechos de transmisión de los mundiales para las ediciones de 2026 y 2030.

    Etiquetas:
    Gianni Infantino, FIFA
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook