22:54 GMT28 Septiembre 2020
En directo
    Deporte
    URL corto
    Por
    La evolución del coronavirus en España (75)
    0 50
    Síguenos en

    LaLiga comienza a andar en escasos días. Las incógnitas se acumulan en un panorama marcado por la pandemia. El coronavirus es su principal enemigo y contra su avance han preparado una batería de medidas. Ante estas responderán todos los conjuntos de la competición, ya con la mente puesta en el arranque de la temporada.

    El sábado 12 de septiembre está marcado en el calendario deportivo español. Esta es la fecha de inicio de LaLiga. La competición arranca motores a las cuatro de la tarde de en el Estadio Municipal de Ipurúa, donde el Eibar y el Celta de Vigo saltarán al césped en el primer partido de Primera División. A la misma hora, el Toralín será escenario de la apertura de la Segunda División con la Ponferradina y el Castellón.

    Una nueva temporada que, al igual que su predecesora, viene marcada por el coronavirus. La pandemia retrasó el final de la campaña 2019/2020, forzada a pararse por el avance de la enfermedad. Así, no fue hasta el domingo 19 de julio que se jugó el último partido liguero. Más se retrasaron las competiciones europeas. El 23 de agosto el Bayern Múnich levantó el título de Liga de Campeones y tan solo dos días antes lo hacía el Sevilla en la Liga Europa.

    Acabar fuera de las fechas habituales, ha provocado el acortamiento de las pretemporadas. Los jugadores han tenido menos vacaciones y la vuelta a los entrenamientos se han postergado. Algunos equipos han comenzado a prepararse para el nuevo curso en agosto, pero otros han dado el pistoletazo de salida a la pretemporada a finales de mes o en septiembre. Es el caso de los equipos que tuvieron que jugar en Europa: Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, Sevilla, Getafe y Elche.

    Estos conjuntos apuran los días para coger tono físico en sus instalaciones y poder disputar algún amistoso para adaptarse al ritmo competitivo. Sin embargo, LaLiga les ha ofrecido un salvoconducto: empezar más tarde. Así, Real Madrid y Getafe se saltarán la primera jornada, mientras que Barcelona, Sevilla, Atlético de Madrid y Elche no pisarán el terreno de juego hasta la tercera jornada.

    La falta de rodaje puede afectar a los citados conjuntos, pero hay variables que son comunes a todos. Por ejemplo, la prolongación del mercado de fichajes de verano, abierto en España hasta el 5 de octubre, podría cambiar la configuración de muchos onces. Esto sin contar los estragos que puede ocasionar el coronavirus en las plantillas y equipos preparatorios, en caso de incrementarse los contagios en el seno de los clubes.

    Además, habrá que ver si el vigente campeón, el Real Madrid, es capaz de mantener el compás de las últimas jornadas de LaLiga 2019/2020 o si perdura el malestar por su pronta eliminación en Liga de Campeones. Por otro lado, la actuación del Barcelona es una incógnita. Conservan a su gran estrella, Leo Messi, pero la efectividad del proyecto del técnico Ronald Koeman tiene que ser comprobada. El Atlético de Madrid buscará soluciones a la pasada e irregular temporada. El Sevilla dar continuidad a sus buenas sensaciones en competición europea. Los cuatro son favoritos al título, aunque tras ellos el resto de participantes: Athletic de Bilbao, Celta de Vigo, Cádiz, Alavés, Eibar, Elche, Getafe, Huesca, Levante, Osasuna, Betis y Valladolid. A destacar si Villarreal y Real Sociedad continúan con el elevado nivel mostrado la pasada campaña, el Granada sorprende una vez más y el Valencia recupera antiguas posiciones tras una buena pretemporada.

    La Segunda División envía a la categoría superior al Elche, Cádiz y Huesca, último campeón. Recibe de Primera al Mallorca, al Leganés y al Espanyol. Junto a estos, la corona será disputada por el Albacete, Alcorcón, Almería, Cartagena, Castellón, Fuenlabrada, Girona, Las Palmas, Logroñés, Lugo, Málaga, Mirandés, Oviedo, Ponferradina, Rayo Vallecano, Sabadell, Sporting de Gijón, Tenerife y Zaragoza.

    Medidas de arranque

    A pesar de todo, el gran interrogante nace del escenario al que se enfrenta LaLiga. El coronavirus pone en jaque a la competición y a todos los clubes. Es una certeza que el acceso de público a los estadios no estará permitido en el inicio de la competición, sobre todo al conocerse el crecimiento acelerado del número de positivos en todo el país. Sin embargo, la competición no se parará por esto, al menos su inicio.

    La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y LaLiga han acordado una serie de normas vinculadas con las potenciales consecuencias derivadas del coronavirus en las Normas y Bases de competición. Así, se fijan una serie de reglas para definir los estadios alternativos de cada equipo en caso de no poder utilizar el suyo propio. Las entidades deberán comunicar a las dos entidades qué campos eligen antes del 18 de septiembre. Estos deben situarse fuera de su comunidad autónoma. Si no se puede jugar en el segundo estadio, LaLiga decidirá el estadio.

    Además, se cambian las reglas de jugadores mínimos habilitados de la primera plantilla y del conjunto del equipo para poder disputar los encuentros. Así, antes de comenzar un partido, el club debe comunicar al árbitro la alineación, los suplentes y los técnicos presentes en el campo. Para jugar, cada conjunto tiene que comparecer y mantener durante el desarrollo del juego al menos a siete jugadores pertenecientes a la plantilla de la categoría en la que se encuentra el equipo, salvo excepciones relacionadas con la enfermedad.

    Si el equipo se encuentra afectado por el coronavirus y no puede alinear a siete futbolistas, se podrá jugar con cinco de la categoría y llamar a jugadores dependientes. Incluso, si un equipo médico confirma una gran incidencia del COVID-19 en la plantilla, se permitirá completar el mínimo de 13 jugadores necesarios para disputar un encuentro con futbolistas de los filiales. Sin embargo, siempre que haya un jugador de la categoría del equipo se tendrá que alinear.  

    En caso de no llegar al número mínimo en algún punto del partido y no ser por un asunto unido a la pandemia, la diferencia no puede ser cubierta con jugadores de otra categoría. Entonces, el árbitro puede suspender el duelo, lo que suele suponer la derrota de uno de los contendientes o los dos. También se considerará derrota para el conjunto, si uno de sus jugadores abandona la disputa del partido por cualquier circunstancia.

    No obstante, hay una salida a perder el encuentro. Si es el coronavirus el motivo de la suspensión del juego, el partido puede ser aplazado. Se consideran causas de aplazamiento derivadas de la pandemia la no disponibilidad mínima de al menos 13 futbolistas habilitados entre jugadores de la primera plantilla y de equipos dependientes o filiales, la imposibilidad de desplazamiento por prohibiciones sanitarias o el cierre de instalaciones siempre que se produzca 48 horas antes del encuentro.

    Los clubes de Primera solo tendrán derecho a aplazar un único encuentro, mientras que los de Segunda podrán hacerlo hasta en dos ocasiones. Eso sí, a partir de la jornada 30 en Primera y la 34 en Segunda no se podrá aplazar ningún partido. Por este motivo o una vez superado el número de juegos pospuestos al que tiene derecho el equipo, el encuentro será suspendido. Entonces, se dará como ganador por 3 a 0 al conjunto que estuviese en disposición de saltar al césped. Si ninguno de los contendientes está preparado para disputarlo, ambos lo perderán. No habrá sanción por incomparecencia.

    En cuanto al banquillo, el club podrá designar a un empleado de la entidad que tenga licencia y titulación para ejercer como entrenador en caso que el técnico principal dé positivo. Por otro lado, que el equipo no pueda entrenar por el cierre de las instalaciones o las limitaciones establecidas por las autoridades del lugar de origen del conjunto, no será motivo para suspender un partido.

    LaLiga y la RFEF también establecen un protocolo para los Play Off de ascenso a Primera. En caso de no poder disputarse con normalidad, es decir con el sistema de doble partido, se podría seleccionar una sede única o distintas neutrales. En ambos casos, las rondas serían a partido único. No se computarán en los partidos de ascenso los aplazamientos en LaLiga, por lo que tendrán derecho a uno. Si se supera el número máximo de partidos pospuestos o no se cumplen las reglas para el mínimo de jugadores se dará por perdida la eliminatoria.

    Además, se permitirá que los equipos lleguen a los estadios con 45-50 minutos de antelación, en vez de los 90 habituales. En su interior, se limitará el uso de los vestuarios. Es más, los jugadores tendrán que vestirse en su domicilio u hotel de concentración. También se incrementarán las tareas de limpieza y desinfección, el control del estado de salud de plantillas y equipos técnicos y se limitará el número de periodistas en los campos.

    Una normativa abierta a modificaciones, sobre todo ante el incierto panorama. Los clubes ya pidieron dos modificaciones que les fueron concedidas: un máximo de 23 jugadores por convocatoria y cinco cambios, en vez de tres, durante el encuentro. Probablemente no sean las últimas. El paso del tiempo dirá. Porque si algo marca a esta nueva temporada liguera es la incertidumbre. La competición caminará al borde del precipicio, como nunca lo había hecho. Que comience el espectáculo.

    Tema:
    La evolución del coronavirus en España (75)
    Etiquetas:
    coronavirus en España, fútbol, España, la Liga
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook