05:22 GMT27 Septiembre 2020
En directo
    Deporte
    URL corto
    Por
    0 11
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Las cosas quedaron empatadas en el clásico del fútbol uruguayo que disputaron Nacional y Peñarol el 9 de agosto en el mítico estadio Centenario; sin embargo, el resultado es una anécdota en un fin de semana que terminó con 150 días de abstinencia obligada por la pandemia de coronavirus.

    El perímetro del estadio estuvo firmemente custodiado por cientos de policías que tenían como tarea evitar que simpatizantes de ambos equipos se acerquen al lugar. No hizo falta: desde la mañana operó como mecanismo natural de exhortación una densa y húmeda bruma que invitaba a quedarse en casa.

    Así y todo, hinchas de Nacional se juntaron en la sede y lo mismo hicieron los de Peñarol, en el estadio Campeón del Siglo. Y no faltaron los fuegos artificiales que en esta ciudad exclaman por todo.

    Las autoridades de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) siguieron de cerca durante las dos jornadas -en las que se disputaron ocho partidos- en contacto permanente con el Ministerio del Interior, según dijeron a la prensa. Incluso, en el clásico estuvieron presentes funcionarios de la Secretaría de Deportes.

    Algunos simpatizantes de Nacional ya se habían manifestado en la víspera, con un banderazo en el campo de entrenamiento Los Céspedes, en una convocatoria que se saltó las medidas sanitarias y contó, entre otros, con la presencia de algunos jugadores.

    De la vereda de enfrente no tardaron las críticas y el hecho, incluso, generó rumores de suspensión y una sanción para el equipo que, además, hacía de local y tenía bajo su órbita el cumplimiento de las medidas de seguridad sanitaria que ordena el protocolo hecho hace cuatro meses por árbitros, futbolistas y cuerpos técnicos.

    El secretario general de Peñarol, Evaristo González, tuiteó: "Me supongo que ese no va ser el plantel del clásico de mañana (por el domingo) ya que no cumplió nada del protocolo. En lo personal me hice el análisis de COVID hace 48 horas solo para poder hablar con el plantel Peñarol. Espero que las autoridades de la AUF nos garanticen la sanidad".

    En el transcurso de la semana podrían conocerse sanciones para Nacional.

    Empate en la niebla

    La densa nube blanca sí logró entrar al Centenario, y se adueñó de todo el paisaje cuando los equipos salieron al campo y se activaron más humos, aunque esta vez de colores, una tradición del fútbol sudamericano en tiempos de tribunas colmadas, esta vez vacías.

    Entonces, los pocos privilegiados que estábamos preparados para ver fútbol en un estadio luego de cinco meses, acabamos frunciendo el ceño durante 30 minutos para distinguir algo más que manchas blancas, azules y rojas chocando con otras amarillas y negras.

    Aquello que parecía un sueño se disipó al minuto 31 de juego, con el gol de Nacional a cargo de un futbolista cuyo apodo parece puesto a propósito de la crisis sanitaria: Gonzalo "lavandina" Bergessio. A 10 minutos del final del partido, David Terans aprovechó un error de la defensa tricolor y marcó el empate final.

    El protocolo se respetó celosamente, tanto en el palco de prensa como en el de dirigentes. También en el campo de juego, donde los futbolistas suplentes salieron a precalentar en tandas de a cinco, para no encimarse.

    Lo que quedó en evidencia es que los grandes perdedores, en la nueva normalidad, son los alcanza balones, quienes tienen la trabajosa tarea de desinfectar con alcohol cada cuero que sale del rectángulo. Y en un partido con tanto en juego, pero luego de tanta inactividad, fueron muchos.

    "En toda la fecha se dio una nota satisfactoria, hubo alguna sorpresa desagradable cómo se vio ayer en Los Céspedes, pero en general, para ser el retorno del fútbol después de cinco meses, con la alegría que eso supone, es una jornada para celebrar, hay cosas para ajustar pero hay que agradecer y felicitar a todos por el esfuerzo realizado que hoy nos permite tener estos resultados", dijo a Sputnik el presidente de la AUF, Ignacio Alonso, a la salida del estadio.

    El dirigente también destacó "la recuperación de la actividad, los ingresos y los puestos de trabajo", en un fútbol que carece de grandes estrellas y está lleno de trabajadores y trabajadoras.

    Para la AUF, el fútbol y también la economía uruguaya, este regreso del fútbol es una buena nota que podría ser vista en Paraguay, justo cuando la Conmebol busca un destino para reiniciar la copa Libertadores de América.

    Etiquetas:
    fútbol, COVID-19, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook