En directo
    Deporte
    URL corto
    Rebrotes y la 'nueva normalidad' en España (202)
    0 22
    Síguenos en

    Tras detectarse varios positivos en su seno, el CF Fuenlabrada, equipo de la Segunda División, permanece aislado en un hotel de La Coruña, adonde viajó con permiso de la Liga de Fútbol Profesional pese a tener constancia de un primer positivo dos días antes. Ante la posible negligencia, la alcaldesa de la ciudad denunciará el caso ante la Fiscalía.

    El fútbol español vuelve a ser protagonista, pero en esta ocasión merced a una contingencia extradeportiva y no relacionada con sus equipos de Primera División.

    El CF Fuenlabrada, club de la categoría inmediatamente inferior, se halla en el centro de todas las polémicas tras constatarse que su plantilla y cuerpo técnico viajaron en avión a La Coruña el 20 de julio para disputar ese mismo día un partido contra el local RC Deportivo aun cuando en las pruebas preceptivas que marca el protocolo, un jugador y tres trabajadores del club habían positivo en COVID-19 en los tests PCR 48 horas antes del encuentro y se hallaban apartados.

    El equipo madrileño, que en ese partido se jugaba su pase a las eliminatorias que dan plazas de ascenso a la Primera División, informó entonces al organismo que rige la competición, la Liga Profesional de Fútbol (LPF). Pero, supuestamente, esta no procedió de inmediato a poner a las autoridades sanitarias madrileñas en conocimiento de la situación y permitió el viaje. De resultas, el equipo embarcó en un avión de Iberia con destino al aeropuerto coruñés de Alvedro sin comunicar los contactos con los contagiados y sin aguardar a los resultados de los nuevos tests PCR a los que fueron sometidos todos sus integrantes tras los cuatros positivos detectados el 18 de julio.

    Ya en Galicia, se conocen nuevos positivos

    La compañía aérea, avisada ya de la existencia del primer positivo, decidió el mismo 20 de julio desprogramar el vuelo y mandar de vuelta a Madrid la aeronave vacía de pasajeros para proceder a la vigilancia cautelar de su tripulación y a la desinfección del avión.

    Durante la tarde del día 20, la LFP recibió los resultados de las nuevas pruebas PCR: ocho positivos más. Entonces decidió informar a la Federación Española de Fútbol (RFEF) y sostener una reunión por videoconferencia, donde se resolvió suspender el partido, pero no la totalidad de la última jornada en Segunda División. Es durante la estancia en el hotel Finisterre, donde plantilla y cuerpo técnico se instalan para descansar en las horas previas al encuentro, cuando el CF Fuenlabrada recibe la noticia de que las últimas pruebas PCR se han saldado con otros ocho casos positivos.

    Hacia las 19:30 horas del día 20 la prensa deportiva española filtra la existencia de "seis casos positivos" en el seno del CF Fuenlabrada. La alcaldesa de La Coruña, Inés Rey, se entera por esta vía de que tiene alojado un posible brote importado de COVID-19 en un hotel de cinco estrellas en pleno centro de la capital gallega.

    Confinados en un hotel

    Mientras tanto, los integrantes del equipo fuenlabreño no salen del hotel; sus utilleros ni siquiera se desplazaron al estadio de Riazor para acometer junto a sus homólogos del RC Deportivo de La Coruña los preparativos del encuentro.

    A partir de las 20:00 horas, la LFP comunica al Servicio Gallego de Salud (Sergas) la contingencia. Minutos después, el Gobierno gallego informa al Ministerio de Sanidad de España. Se da la circunstancia de que, durante el proceso, el Sergas se pone en comunicación con la Consejería de Salud de la Comunidad de Madrid, donde le manifiestan no estar al corriente de los hechos. Al poco, el Sergas ordena el confinamiento de toda la expedición fuenlabreña en el hotel Finisterre.

    Jugadores y cuerpo técnico son aislados en la última planta del hotel, algunos de cuyos huéspedes empiezan a abandonarlo tras tener conocimiento del brote que alberga su interior. Por la noche, algunos jugadores intentan también abandonar el establecimiento, pero se les disuade.

    Fallos y posible negligencia

    Salta a la vista que no se han respetado las normas de actuación dictadas por el protocolo de seguridad sanitaria aprobado en su día por el Consejo Superior de Deportes. La Xunta de Galicia ha decidido abrir una investigación para dilucidar si hubo un incumplimiento de los protocolos. El Gobierno regional madrileño, también.

    Inés Rey, la alcaldesa de La Coruña, ha resuelto poner el caso en conocimiento de la Fiscalía y carga contra Javier Tebas, el presidente de la LFP:

    "Esto no es una cosa que este señor pueda interpretar a su manera. ¿No va con ellos la normativa sanitaria o es que sólo nos tenemos que aislar los demás?", declaró a los medios.

    Por su parte, Tebas niega haber procedido negligentemente permitiendo el viaje del CF Fuenlabrada "porque lo hicieron aquellos que no habían dado positivo", argumentando además que la decisión se tomó "para defender los intereses del Deportivo".

    Y mediante un comunicado oficial, el FC Fuenlabrada niega el incumplimiento de los protocolos sanitarios, así como muchas de las afirmaciones vertidas por la regidora coruñesa Inés Rey.

    Un descenso de por medio

    El RC Deportivo de La Coruña se ha visto también gravemente afectado por esta situación y ha asegurado mediante un comunicado que emprenderá "todas las acciones legales necesarias en defensa de sus legítimos intereses" contra la LFP.

    Se da la circunstancia de que el equipo se jugaba la permanencia en la categoría y, al no disputarse el encuentro pero sí el resto de partidos de los otros equipos, el combinado coruñés se ha quedado sin opciones matemáticas de seguir en la Segunda División, por lo que consuma su descenso a la siguiente categoría: la Segunda B. Por este motivo, el RC Deportivo alega que la decisión de la LFP de no suspender también el resto de la jornada, "adultera la competición".

    Un brote en medio de los nuevos focos

    La infección de los jugadores y personal del CF Fuenlabrada se produce en un momento en que nuevos focos de COVID-19 aparecen en España por doquier. El brote exportado por este equipo de fútbol a La Coruña, bien puede provocar otro nuevo foco.

    Los expertos califican el viaje del equipo de "temeridad". Así lo estima Luis Vázquez Mourín, director del laboratorio del Hospital Quirón de La Coruña, quien en declaraciones a los medios asegura que la actuación de los responsables del CF Fuenlabrada ha incumplido todos los protocolos que marca el Ministerio de Sanidad. Como anécdota, cabe resaltar que el abogado encargado de la defensa de este equipo es hijo de Javier Tebas. El alcalde de la ciudad de Fuenlabrada, Javier Ayala, defiende la actuación del equipo local y lamenta que se hayan vertido "declaraciones injustas".

    Por otra parte, también es reseñable la diferencia de resultados entre las pruebas PCR comunicadas por la LFP (ocho positivos de las pruebas efectuadas el sábado 18 de julio) y por el Sergae (sólo seis, el día 20). Es más, entre los seis casos positivos detectados por el Servicio Gallego de Salud figura un positivo que no estaba registrado en la lista de ocho facilitada por la LFP. Tal vez la diferencia estribe en el porcentaje de fiabilidad de los propios PCR, estimado en torno al 65%.

    Tema:
    Rebrotes y la 'nueva normalidad' en España (202)
    Etiquetas:
    Federación española de Fútbol, Fuenlabrada, Galicia, Gobierno de Galicia, Xunta de Galicia, rebrote de coronavirus en España, COVID-19, fútbol, la Liga
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook