En directo
    Deporte
    URL corto
    0 100
    Síguenos en

    Cuando se trata de artes marciales mixtas, tendemos a pensar que con noquear al contrincante ya se tiene todo ganado. Este combate del torneo Legacy Flighting Alliance (LFA) ha demostrado que no siempre es así, y es que hay ciertas reglas básicas cuya violación no se perdona bajo ningún concepto.

    El duelo entre Boston Salmon, luchador hawaiano de 29 años que formó parte de la UFC, y Shawn West, de 30 años y natural de Iowa, acabó de una forma ciertamente inusual.

    Al término de la segunda ronda, tal y como se puede ver en el vídeo, West consigue derribar a su rival. Salmon ya tenía una rodilla apoyada en el suelo cuando su contrincante le propinó un rodillazo en la cabeza al joven.

    "¡Ya había caído! ¡Ya había caído! (...) ¡Dios mío!", se sorprendió uno de los comentaristas, atónito ante la situación.

    Las normas de las artes marciales mixtas dicen que cuando un luchador tiene apoyada la rodilla en el suelo equivale a que estuviera completamente tendido en el ring. En esa situación, cualquier golpe con la pierna que reciba del otro luchador es motivo de descalificación automática.

    De poco sirvió el júbilo mostrado por West, quien se apresuró a celebrar lo que creyó una victoria. El combatiente fue descalificado, y eso le otorgó la victoria a Salmon.

    Etiquetas:
    descalificación, victoria, artes marciales
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook