En directo
    Deporte
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    La competición afrontará su última recta en Lisboa, donde a partir del 12 de agosto ocho equipos se disputarán el cetro continental. La suerte no ha sonreído al FC Barcelona y al Real Madrid, que se enmarcarían en un cuadro a priori mucho más fuerte del que acoge al Atlético. Podría haber final española, pero no entre merengues y azulgranas.

    Resuelto el calendario de la fase final de la máxima competición futbolística europea de clubs. Desde la ciudad suiza de Nyon, con un formato revolucionario dadas las circunstancias sanitarias y con un sorteo organizado en modo telemático que tuvo fallos en sus conexiones, el azar ha configurado un cuadro de eliminatorias a dos bandas. Cuartos de final, semifinales y final, a partido único cada una y en Lisboa.

    Los equipos de un lado del cuadro, ya cerrado, son el Atlético de Madrid, Leipzig, Atalanta y PSG. Los madrileños se enfrentarán el 13 de agosto a los alemanes del Leipzig, mientras que en la víspera los italianos del Atalanta de Bergamo jugarán contra los franceses del Paris Saint Germain.

    La otra parte del cuadro entrará en acción el 14 de agosto, pero su composición todavía está abierta. ¿Por qué? Porque la pandemia obligó a parar en marzo la Liga de Campeones cuando todavía no habían concluido las eliminatorias de octavos de final. De tal manera, ocho equipos, Real Madrid y Barcelona entre ellos, aún deben disputar los partidos de vuelta aplazados, que se celebrarán el 7 y 8 de agosto en sus estadios.

    ¿Oportunidad para el Atlético?

    A primera vista, el lado de las eliminatorias de donde parte el Atlético de Madrid parece mucho más asequible que el que se va a conformar en la otra banda. Pero antes, a los pupilos de Diego Simeone les dio tiempo a eliminar al vigente campeón de la Liga de Campeones, el Liverpool, con anterioridad a la suspensión de la competición.

    Por eso dispone ya de rival de cuartos: los alemanes del Leipzig, quienes en principio parecen un rival perfectamente batible: se presentan sin su goleador Timo Werner y, además, carecen de experiencia en estas rondas de la competición.

    En caso de superar a los teutones, los rojiblancos se verían las caras en semifinales el 18 de agosto o bien con el Atalanta (también novato en estas lides), o bien con el potente PSG de Neymar y Mbappé. Pero los parisinos estarán faltos de ritmo.

    A diferencia de la Liga española, la francesa no se ha reanudado, se suspendió definitivamente. En cambio el Atlético está rindiendo bien en la competición española, donde camina con paso firme y casi se ha asegurado ya una plaza de Champions para la próxima temporada. En otras palabras, el PSG representa una incógnita, pese a ser uno de los favoritos para el título. La antítesis de la desventaja de los equipos franceses la representan los italianos, pues su competición acaba el 2 de agosto y afrontarán la Final a Ocho sin interrupciones en su ritmo. Los españoles estarán más de 20 días sin competir entre el fin de su liga y el inicio del evento lisboeta (25 días el Atlético de Madrid, y tres semanas Real y Barça).

    Durísimos rivales para Barcelona y Real Madrid

    Por el otro lado de las eliminatorias, los equipos son de susto o muerte. Barça y Madrid tendrán un camino complicadísimo para plantarse en la final, habida cuenta de que casi todos los favoritos para el título figuran en ese lado del cuadro.

    La Juventus de Turín como hipotético rival de cuartos para los blancos, o Bayern de Munich para los azulgranas, parecen estar perfectamente cualificados para proclamarse campeones.

    Pero antes, los catalanes tendrán que imponerse al Nápoles en un Camp Nou vacío (1-1 en el partido de ida) y los madrileños al Manchester City en Inglaterra (tendrán que superar un 1-2 adverso). En caso de prosperar, es muy probable que el Barça se enfrente al Bayern de Munich, que destrozó al Chelsea en Londres por 0-3 antes del parón coronavírico y es más que factible que mantenga su ventaja en el partido de vuelta, dado su excelente estado de forma. De superarle, en la semifinal le esperarían Juventus, Real Madrid, Manchester City u Olympique de Lyon, dependiendo del resultado de sus respectivas eliminatorias.

    Por lo que respecta al Real Madrid, el equipo de Zinedine Zidane, caso de superar al Manchester City de Pep Guardiola, se vería las caras en cuartos de final con el ganador del choque de octavos Olympique-Juventus. A partir de aquí, en semifinales podrían aguardar el FC Barcelona o el Bayern de Munich. De este modo, el superclásico español sólo podría acontecer en semifinales. Más allá, en la final del día 23 de agosto, podría esperar a alguno de ellos el Atlético de Madrid, en lo que sería una reedición de la final de 2014 en caso de que la jugara con el Real Madrid.

    Etiquetas:
    Zinedine Zidane, Pep Guardiola, Atlético de Madrid, Bayern de Múnich, Manchester City, Juventus, FC Barcelona, Real Madrid, reanudación, final, Lisboa, Champions League
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook