En directo
    Deporte
    URL corto
    2110
    Síguenos en

    El boxeador Muhammad Ali fue sin dudas uno de los deportistas más importantes de todos los tiempos. A 50 años de que anunciara su primer retiro, recordamos sus peleas con pugilistas latinoamericanos y las negociaciones detrás de la "pelea del siglo" que no fue con el cubano Teófilo Stevenson.

    Muhammad Ali sorprendió al mundo el 26 de junio de 1979, cuando anunció su decisión de retirarse del boxeo. Con 36 años, sus victorias por knock-out eran cada vez menos frecuentes y había sufrido un reciente derrota contra el estadounidense Leon Spinks.

    Muhammad Ali contra Richard Dunn, Alemania, 1976.
    © REUTERS / Action Images / Sporting Pictures

    Si bien la enfermedad de Parkinson recién le sería diagnosticada en 1984, el deterioro físico del boxeador era evidente y su propio médico, Fernando Pacheco, había reconocido públicamente que sus reflejos ya no eran los mismos. Ali dijo que ya no estaba preparado para pelear durante 15 asaltos y prefirió dar un paso al costado "como un campeón".

    Y por supuesto que lo era. Si bien tendría un regreso posterior a su retiro, en el que perdió las dos peleas que disputó, su carrera había sido gloriosa. Hasta el anuncio de su retiro, Muhammad Ali ostentaba un récord de 56 peleas ganadas y solo tres perdidas.

    En toda su carrera, que abarcó más de 60 peleas profesionales, Muhammad Ali se enfrentó a cuatro boxeadores suramericanos. Fueron tres argentinos y un uruguayo que, si bien no pudieron vencer al estadounidense, pusieron el boxeo rioplatense bien en alto al enfrentar a uno de los pugilistas más importantes de la historia.

    Muhammad Ali vs. Alex Miteff

    Pablo Alexis Miteff era un boxeador argentino que desde 1956 vivía en Nueva York. Con sus 185 centímetros de altura, sus 92 kilos y sus temibles ganchos de zurda, ya se posicionaba como un rival competente en el circuito internacional.

    El argentino no solo había obtenido la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de 1955 sino que ya había peleado en forma competitiva con boxeadores destacados como el canadiense George Chuvalo.

    El 7 de octubre de 1961 le tocó pelear contra un nuevo boxeador que venía en pleno ascenso: el mismísimo Muhammad Ali, que en esa época aún era conocido como Cassius Clay, su nombre de nacimiento que luego cambiaría al convertirse al islam.

    La pelea fue a 10 asaltos y se desarrolló en Louisville, Kentucky. Clay tenía apenas 19 años contra los 28 de Miteff y era más alto. Además, ya en ese momento arrastraba un récord de ocho victorias y ninguna derrota. El argentino, en contrapartida, contaba con más experiencia y una zurda temida en el ambiente.

    El combate se definió en el sexto asalto cuando Ali logró alcanzar a Miteff con un su puño izquierdo para, enseguida, asestarle un puñetazo de derecha en el mentón. El juez debió parar la pelea y decretar el 'knock out' cuando el argentino se alejó tambaleándose hacia su esquina.

    Muhammad Ali vs. Alejandro Lavorante

    El mendocino Alejandro Lavorante es recordado no solo por su físico descomunal (medía 1,94 metros) sino por su trágica carrera. Efectivamente, murió a los 27 años luego de permanecer más de un año en coma por los golpes recibidos en su última pelea.

    Apenas dos meses antes del trágico desenlace, Lavorante enfrentó a Ali, que ya era una sensación y acumulaba 15 victorias consecutivas. El combate fue a 10 asaltos en el ya desaparecido 'Los Angeles Memorial Sports Arena'.

    El argentino recibió varios golpes y fue noqueado por Ali en el quinto asalto.

    A pesar del resultado, el argentino impresionó de buena forma al estadounidense, que tiempo después iría a visitarlo al hospital con un ramo de flores, ya con Lavorante en estado de coma.

    ​Muhammad Ali vs. Óscar Bonavena

    Óscar 'Ringo' Bonavena es, sin dudas, uno de los mejores boxeadores de la historia argentina. Se había iniciado de forma amateur en el Club Atlético Huracán de Buenos Aires pero, como muchos, comenzó en el profesionalismo en EEUU.

    El combate entre Bonavena y un Ali ya consagrado fue el 7 de diciembre de 1970 en el 'Madison Square Garden' de Nueva York. El argentino llegó con un récord de 57 peleas ganadas y solo 7 perdidas y ya con la experiencia de haber enfrentado a grandes del momento como Chuvalo, Zora Folley o Joe Frazier.

    Bonavena resistió los 15 asaltos del combate. Los primeros rounds fueron para el argentino pero poco a poco el estadounidense tomó el control. El estadounidense tenía una saña especial contra el argentino, que lo había tratado de 'gallina' y lo había nombrado por su nombre original en declaraciones previas.

    El argentino cayó tres veces durante el combate. La última en el asalto 15, por lo que el juez decretó el knockout técnico. Ali, de todas formas, llegó a estar en más de una oportunidad contra las cuerdas.

    La pelea es recordada en Argentina como una de las que concitó más audiencia en la historia. Mientras Ali continuaría su meteórica carrera, Bonavena moriría asesinado seis años después, en un confuso episodio en el Mustang Ranch, famoso burdel de Reno, Nevada.

    Muhammad Ali vs. Alfredo Evangelista

    A diferencia de los argentinos, el uruguayo Alfredo Evangelista había comenzado su carrera profesional en Europa. A los veinte años abandonó Montevideo para radicarse en Barcelona. Rápidamente logró hacerse una exitosa carrera, logrando varios títulos europeos.

    La pelea tuvo lugar en el Capital Centre de Maryland el 16 de mayo de 1977. El evento encontraba a Evangelista aún en el comienzo de su carrera —su primer combate en Europa fue en 1975— y a Ali en una etapa de madurez, ya con 35 años y a tres combates de anunciar su primer retiro.

    De todos modos, el estadounidense era un consagrado a nivel mundial y la derrota por puntos fue vista como una victoria para el uruguayo. En efecto, Evangelista soportó los 15 rounds de pie, convirtiéndose en el único suramericano que no fue derribado por el astro del pugilato.

    Muhammad Ali vs. Teófilo Stevenson Lawrence: el combate que no fue

    El cubano Teófilo Stevenson Lawrence consiguió su segunda medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Montreal de 1976. La consagración, segunda consecutiva tras Munich 1972, lo catapultaba inmediatamente a las grandes ligas del boxeo internacional, junto con sus victorias en los mundiales de boxeo amateur de La Habana 1974 y Belgrado 1978.

    No fue extraño entonces que, por esos años, comenzara a sonar la posibilidad de organizar la "pelea del siglo" entre el cubano y Ali, que transitaba la etapa final de su carrera y podía encontrar en el combate con el cubano un retiro a lo grande.

    El evento sería un indudable éxito comercial, por lo que el promotor Don King inició gestiones ante la Federación Cubana de Boxeo y el Instituto Cubano de Deportes, Educación Física y Recreación. Las autoridades deportivas cubanas se mostraron interesadas y accedieron a tramitar el aval del presidente Fidel Castro.

    Las negociaciones incluyeron la visita del propio Ali a La Habana en 1978 e involucraron al propio mandatario cubano.

    El boxeador cubano Teófilo Stevenson celebra tras obtener una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Moscú en 1980
    © AFP 2020 / STAFF / EPU / AFP
    El boxeador cubano Teófilo Stevenson celebra tras obtener una medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Moscú en 1980

    Si bien todas las partes parecían querer que la pelea se hiciera realidad, hubo diferencias entre ambos lados de la organización que resultaron clave para que el evento no fuera posible.

    El Gobierno cubano había puesto como condición que Stevenson siguiera siendo un boxeador amateur, por lo que exigían que se realizara una pelea a tres asaltos. Desde el lado estadounidense, los productores buscaban una pelea con el formato tradicional en el circuito profesional, a 15 asaltos.

    Intentando saldar el diferendo, los cubanos propusieron realizar una serie de 5 combates a tres asaltos en diferentes ciudades de EEUU, con el mismo árbitro y los mismos jueces.

    Relacionado: Rescatan al boxeador Vladímir Klichkó de un yate incendiado en Mallorca

    La propuesta fue rechazada por los productores estadounidenses y por los dirigentes del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y la Asociación Internacional de Boxeo Aficionado (AIBA).

    Las negociaciones cayeron, aunque volvería a haber un nuevo intento en octubre de 1978, cuando Don King ofreció, según los rumores, 5 millones de dólares a Stevenson por la pelea. El cubano rechazó la oferta y dijo al promotor que "no cambiaría mi pedazo de Cuba ni por todo el dinero que me puedan ofrecer".

    Sin Don King en el medio, los cubanos volvieron a intentar negociar la pelea. Esta vez propusieron 5 peleas de 3 asaltos o 3 de 5 asaltos en Nueva York en 1979. Ali no aceptó los 3 millones de dólares ofrecidos y dejó la pelea sin efecto.

    Etiquetas:
    Teófilo Stevenson, Argentina, Uruguay, cuba, EEUU, boxeo, Muhammad Ali
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook