02:24 GMT +314 Noviembre 2019
En directo
    La futbolista chilena Javiera Toro disputa un balón con Mallory Pugh de EEUU durante la Copa del Mundo Femenina 2019

    La emotiva historia de superación de Javiera Toro, estrella de Chile en el Mundial

    © REUTERS / Gonzalo Fuentes
    Deporte
    URL corto
    La Copa Mundial Femenina de Fútbol (2019) (13)
    0 80
    Síguenos en

    En pocos meses y con 21 años, Javiera Toro se afianzó en el lateral izquierdo de la selección chilena que disputó su primera Copa del Mundo femenina. Sin embargo, no todo fue fácil: a los 15 años quedó embarazada y debió interrumpir una carrera en pleno crecimiento. Su amor por su hijo y el fútbol le permitió volver con más fuerza que nunca.

    Además de buen fútbol, la Copa Mundial Femenina de fútbol que se disputa en Francia está dejando múltiples historias de vida y superación que evidencian la diferencia de apoyo económico con respecto a la categoría masculina.

    Una de esas historias es la de Javiera Toro, la joven de 21 años que logró consolidarse en el lateral izquierdo de la selección chilena, una de las gratas revelaciones del torneo.

    Las chilenas clasificaron a su primer mundial al conseguir un honroso segundo puesto en la Copa América 2018, en la que fueron locatarias. El sorteo envió a Chile a un grupo F que no podría haber sido más difícil: EEUU, la selección más laureada en la categoría; Suecia, uno de los equipos más competitivos de Europa y el representativo de Tailandia, cuarto en la última Copa de Asia.

    La preparación de las chilenas incluyó una serie de amistosos frente a las selecciones de Italia, Cataluña, Jamaica, Holanda, Alemania y Colombia. Fue en esos encuentros, en los que el entrenador chileno José Letelier decidió apostar a una futbolista que no había participado en la Copa América de 2018 pero sí había destacado en la sub-20 nacional.

    "Me llamaron a la primera fecha FIFA con Italia y ahí debuté en el segundo tiempo. Así, mi nominación fue continua hasta que logré posicionarme como titular y estar dentro de las 23 convocadas al mundial", recordó Toro en una entrevista con para la web oficial de la FIFA.

    Ver esta publicación en Instagram

    Una publicación compartida de Javi Toro Ibarra (@chavitoro_20) el

    Visto así, el camino de Toro por el fútbol profesional parece rápido y sencillo. Sin embargo, su historia se destaca por lo contrario.

    Javiera Paz Toro Ibarra nació el 28 de abril de 1998 en Tocopilla, una ciudad de 25.000 habitantes en la región de Antofagasta, al norte de Chile. El fútbol siempre fue parte de la familia, ya que su padre Ibar Toro jugó profesionalmente en el Coquimbo Unido.

    Relacionado: Chile se impone ante Tailandia pero queda fuera del Mundial femenino de fútbol

    Tanto Javiera como sus hermanos Ian y Mía acompañaban a su padre a los partidos. No fue sorpresa que los tres se iniciaran en campeonatos escolares de fútbol, con relativo éxito. Javiera, de hecho, comenzó a jugar en las divisiones inferiores del club Palestino y pronto fue convocada a la selección femenina sub-17.

    Todo parecía encaminado hacia la consolidación de una carrera profesional pero la vida le depararía otro desafío: a los 15 años quedó embarazada y tuvo que tomar la decisión de dejar el fútbol.

    "Un momento que tuve que superar fue a los 15 años cuando estuve embarazada. Creo que fue un obstáculo claro porque se suponía que yo tenía que dedicarme al deporte y hubo un año en que tuve que parar y dedicarme a hacer otras cosas", contó en una entrevista con el canal chileno Chilevisión.

    El nacimiento de su hijo, el apoyo de su familia desde Tocopilla y su amor por el fútbol lograron lo que parecía imposible: Javiera regresó a entrenar y jugar con Palestino. En 2017 llegó al equipo principal femenino, con el que llegó a la final del campeonato frente a Santiago Morning.

    Acompasar la maternidad con el fútbol profesional no fue nada sencillo, especialmente por la distancia entre Santiago de Chile y su Tocopilla natal.

    "Fue súper complicado porque él (su hijo) vive con mi papá en Tocopilla. Pero es algo que él entiende y a la larga me ha ayudado a poder darle lo que necesita y también estar haciendo lo que me gusta y me llena", explicó entre lágrimas.

    Para Javiera Toro, las lágrimas que le brotan mientras cuenta su historia "no son de tristeza sino más bien de orgullo, porque los dos estamos bien".

    "Creo que he sobrepasado todas las adversidades que me ha puesto la vida", celebró.

    Además de pasar por las selecciones Sub 17, Sub 20 y mayor de Chile, integrando así el primer plantel mundialista del país, Javiera fue transferida al Santiago Morning, último campeón en el fútbol chileno femenino.

    Ver esta publicación en Instagram

    Una publicación compartida de Javi Toro Ibarra (@chavitoro_20) el

    A pesar de no poder clasificar a octavos de final del Mundial de Francia, la número 17 de la selección chilena agradeció por lo vivido en su cuenta de Instagram, recordando fotografías del año 2016 cuando "soñaba con un balón en mis pies, sola en la cancha de mi barrio en Tocopilla".

    También: Una brasileña desbanca a Klose y a Ronaldo e impone nuevo récord en los mundiales

    "Ahora las personas que pensaban que estaba loca saben 'todo lo que  te puedes imaginar es real'. Logré cumplir un sueño y me llena de fuerza para seguir creciendo junto a mi compañero de toda la vida. Seguir agradeciendo por los momentos buenos y por los difíciles a todos los que formamos parte de esto. Vamos hacia delante sin dar un paso atrás. Orgullosa de todas. Esto no termina aquí, aún queda mucho por lo que seguir luchando", escribió.

    Tema:
    La Copa Mundial Femenina de Fútbol (2019) (13)
    Etiquetas:
    fútbol femenino, fútbol, Chile
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik