En directo
    Alex Morgan, de la selección de EEUU, celebra el gol número 12 contra Tailandia con Megan Rapinoe

    Estados Unidos golea a Tailandia 13-0 y hace historia

    © REUTERS / Christian Hartmann
    Deporte
    URL corto
    0 06

    La selección de Estados Unidos registró su mayor victoria al anotar 13 goles contra Tailandia en su debút en la Copa Femenina de Fútbol Francia 2019. Esta ha sido la mayor goleada de la historia de los mundiales, tanto masculina como femenina.

    La californiana de 29 años Alex Morgan anotó cinco goles, lo que ya es todo un récord en sí mismo, debido a que igualó a su compatriota Michelle Akers, que logró lo mismo en el Mundial de 1991. 

    Rose Lavelle y Sam Mewis marcaron dos cada una, mientras que Lindsey Horan, Megan Rapinoe, Mallory Pugh y Carli Lloyd completaron la derrota.

    Los primeros tantos fueron anotados en la primera mitad del juego. Luego del primer tiempo, a la portera tailandesa Chor Charoenying le cayeron 10 goles en apenas 45 minutos.

    Varias de las jugadoras estadounidenses se percataron de las consecuencias en sus contricantes del margen de victoria. Después del pitido final, la centrocampista estadounidense Carli Lloyd fue directamente hacia la portera de Tailandia, Chor Charoenying, para ofrecerle un abrazo y algunas palabras de aliento.

    Christen Press siguió su ejemplo y pronto lo hicieron el resto de las jugadores.

    Esta es la mayor goleada en la historia de los mundiales. Supera así a la 'paliza' propinada por Hungría en 1982, en el Mundial de Fútbol masculino celebrado en España, a El Salvador. El equipo europeo goleó 10 a 1 a la selección centroamericana.

    Además: Diez curiosidades sobre la Copa Mundial Femenina de Fútbol

    La selección estadounidense, una de las favoritas y campeona de la edición pasada, forma parte del Grupo F, junto a Suecia y Chile, país contra el que jugará el próximo domingo 16. 

    Etiquetas:
    Tailandia, EEUU, Francia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik