01:21 GMT +317 Noviembre 2018
En directo
    Aficionados argentinos

    Se agitan las aguas por la Superfinal entre Boca y River en Argentina

    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Deporte
    URL corto
    Francisco Lucotti
    242

    Los dos equipos más populares del fútbol local disputarán un inusual Superclásico para la final de la Copa Libertadores, el torneo de clubes más importante de América, en un encuentro histórico y sin precedentes.

    Como si fuera el desenlace de una semana de tensión acumulada, ayer la sensación térmica alcanzó los 37 grados centígrados y hoy Buenos Aires se despertó con una furiosa tormenta en la que cayeron 70 mm en un lapso de dos horas, inundando las inmediaciones y la cancha del Club Atlético Boca Juniors.

    Aficionados argentinos
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Aficionados argentinos
    La lluvia bajó su intensidad pero persistió durante todo el día, poniendo en duda si las condiciones del campo de juego estarían aseguradas. Pasado el mediodía, las imágenes mostraban una cancha cubierta de agua, pero las autoridades del club boquense y la Conmebol aseguraron la capacidad de drenado. El encuentro se terminó suspendiendo para las 16 h del domingo pero se sospecha que, ya que se esperan más lluvias, se pase para el fin de semana siguiente.

    A partir de las 13 h los miles de fanáticos de Boca con entrada fueron acercándose de a poco a la cancha preparados para el aguacero, demostrando su nerviosismo y pasión por la camiseta. Luego de la suspensión, los fanáticos inundaron las calles como el agua escurrida.

    “Esta es la final más importante que se haya jugado en la historia: Final de la Libertadores, Superclásico, los dos equipos en un gran momento, dos técnicos que son unos cracks. No se le puede pedir más al fútbol. Esto es histórico y lo estamos viendo. Ojalá el arbitraje esté a la altura de las circunstancias y que no haya violencia ni dentro ni fuera de la cancha. El mundo tiene los ojos puestos en Argentina hoy”, dijo a Sputnik Joaquín, fanático del xeneize y vecino de la Boca.

    Temas relacionados: Suspenden el superclásico de la Copa Libertadores por el mal estado del campo del juego

    Los dos partidos, ida en la Boca y vuelta en el Monumental, se jugarán sin hinchada visitante, en horarios inusuales. En el lapso entre partidos seguirá subiendo la tensión.

    “En principio, yo no quería esto. La estuve pasando remal. Unos nervios, de verdad. Todos los días pensando, viendo videos. Me van a salir canas nuevas y voy a perder más pelo en estas dos semanas entre partidos. Es una sensación rara. Tengo miedo, siento que River tiene mucho más que perder. Y así voy a estar hasta el 24, cuando me voy a poner a llorar, de alegría o de tristeza”, dijo a Sputnik Gustavo, hincha de River, que lo mira por TV.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    fútbol, Copa Libertadores de fútbol, Boca Juniors, River Plate, Argentina