18:34 GMT +319 Noviembre 2018
En directo
    Gabriel Márquez, capitán de los Espartanos

    Espartanos: los presos argentinos que jugaron al rugby con los All Blacks (fotos, vídeos)

    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Deporte
    URL corto
    Francisco Lucotti
    0 100

    Desde hace 10 años, una fundación trabaja para la integración y la reinserción social en cárceles a través del rugby, la educación y la cultura del esfuerzo. Hace unas semanas, recibieron la visita del equipo nacional de Nueva Zelanda y son un ejemplo para su país.

    Son las 10 de la mañana y el equipo todavía no está en la cancha como es habitual; hoy tocó requisa sorpresiva en las celdas. Finalmente, se abren las rejas y los presos de la Unidad Número 48 del Servicio Penitenciario Bonaerense van colmando el espacio al galope, en un precalentamiento multitudinario ya que se superpusieron los dos turnos.

    • Servicio Penitenciario Bonaerense, San Martín
      Servicio Penitenciario Bonaerense, San Martín
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    • Bandera de los Espartanos
      Bandera de los Espartanos
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    • El Coliseo, cancha de los Espartanos
      El Coliseo, cancha de los Espartanos
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    • Entrenamiento de los Espartanos
      Entrenamiento de los Espartanos
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    • Entrenamiento de los Espartanos
      Entrenamiento de los Espartanos
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    • Ezequiel Baraja, trabaja para la Fundación Espartanos como coordinador deportivo
      Ezequiel Baraja, trabaja para la Fundación Espartanos como coordinador deportivo
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    • Entrenamiento de los Espartanos
      Entrenamiento de los Espartanos
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    • Entrenamiento de los Espartanos
      Entrenamiento de los Espartanos
      © Sputnik / Francisco Lucotti
    1 / 8
    © Sputnik / Francisco Lucotti
    Servicio Penitenciario Bonaerense, San Martín

    "Somos alrededor de 300, como los Espartanos", destacó ocurrentemente a Sputnik Gabriel Márquez, un joven de 25 años. Hace seis años que "Gabi" está privado de su libertad en esta cárcel de máxima seguridad y desde hace cuatro y medio que es el capitán del equipo.

    "Cuando arranqué éramos 17 personas. Conocía a los Pumas [selección nacional de rugby] de nombre nomás y no sabía jugar. Una vez me animé y me acuerdo que tacleé al que mejor jugaba, que medía dos metros y pesaba 150 kilos. Lo tiré al piso y todos me aplaudieron. Nunca me había sentido parte de algo, siempre había sido una persona muy solitaria y cerrada, y sentí que podía ser parte del equipo", narró el capitán.

    "Acá todos los que hacen rugby tienen que dejar la droga y el deporte hace muy bien, tanto física como mentalmente. A mí me cambió la vida, si hubiese jugado de chico hoy no estaría acá y hoy un montón de los que salieron en libertad son ejemplos para nosotros y tampoco volvieron; es un cambio enorme", dijo "Gabi".

    Ezequiel Baraja tiene 31 años, fue parte de Espartanos mientras estuvo detenido en varias ocasiones en un proceso de 12 años. Hace tres y medio recuperó su libertad y hoy trabaja para la Fundación Espartanos como coordinador deportivo.

    "A mí personalmente me dio una nueva perspectiva, un nuevo estilo de vida y la convicción de saber que podía ser diferente, y creo que lo mismo les pasa a los chicos porque tenés acá la oportunidad de sentirte escuchado, contenido, de ser parte de algo", dijo "Eze" a Sputnik.

    El entrenador destacó que "con los valores lindos que tiene este deporte te vas convirtiendo en una persona diferente. El respeto, el compañerismo, la humildad, el compromiso, el sacrificio, son un poco lo que utilizás todos los días en la calle estando en libertad".

    Fundación Espartanos tiene hoy presencia en 46 cárceles federales y provinciales en 15 provincias del país, con un alcance de 1.500 personas. Este complejo penitenciario fue el primero donde, hace casi una década, Eduardo "Coco" Oderigo puso en marcha este programa.

    También: Así es la pasión por el fútbol en Argentina (fotos, vídeo)

    "Esto arrancó en 2009 medio de casualidad porque vine con un amigo a conocer una cárcel. Jugué al rugby en el SIC [San Isidro Club] y entrenaba ahí y veía que era una oportunidad de cambio meterlo acá, porque a mí me había hecho bien. Este crecimiento hace que muchos cambien la manera de pensar y esto significa que afuera dejan de hacer el mal y empiezan a hacer el bien, así que por donde se lo mire esto es positivo", dijo a Sputnik el fundador de Espartanos.

    Gabriel entró al penal cuando tenía 18 años y no tiene problemas en dar cuenta de su metamorfosis: "La verdad es que yo era una persona muy mala y todos los que me conocen me dicen 'cómo cambiaste, se te ve muy diferente, antes eras un 'hijo de re mil', ahora se nota que sos un caballero'." Le quedan cuatro años para cumplir su condena pero confía en que lo dejarán libre antes. Su idea es ir a anotarse en un club.

    "Entrenan conmigo todos los días y yo soy uno de los que nota el cambio en todos. Hay pibes que eran re malos en la cárcel o en la calle también y cuando vienen acá cambian. Eso me pone muy contento, por poder enseñar este juego, y estoy muy orgulloso de ser capitán de los Espartanos", dijo "Gabi".

    Además: Argentina recibió a los niños tailandeses rescatados de la cueva

    "Para ser parte del equipo se les exige estudiar, terminar el secundario. Hay cursos de electricidad, plomería, habilidades blandas. Se están construyendo las aulas de capacitación espartana, va a haber un gimnasio. Se lleva un control riguroso del presentismo de cada jugador para seleccionar a los 25 para el próximo partido que juegan en libertad, contra algún club de la zona o en los torneos entre cárceles. Eso los estimula mucho", contó Ezequiel.

    "Hay que difundirlo para que la gente se entere y después mostrar los resultados. La reincidencia en las cárceles en Argentina es del 65%, entre los que forman parte del programa Espartanos es del 5%. No vuelve nadie, encuentran una alternativa y van conociendo una parte de la vida que no conocían", dijo el coordinador.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    encarcelamiento, rugby, cárcel, presos, deporte, Argentina