En directo
    Deporte
    URL corto
    120
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — Un nuevo caso de dopaje, segundo en menos de tres meses, vuelve a sacudir el ciclismo británico.

    Una investigación del Parlamento de Reino Unido apuntó al ciclista Bradley Wiggins por el uso de corticosteroide, una sustancia prohibida por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés).

    Las pesquisas comenzaron cuando se filtró que el Sky, el equipo de Wiggins, había obtenido permiso para recetar fármacos prohibidos amparándose en la cláusula de "excepcionalidad para uso terapéutico" (TUE).

    "Por las pruebas que ha recibido este comité creemos que el potente corticosteroide (triamcinolone) se utilizó para preparar a Bradley Wiggins, y posiblemente a otros ciclistas del equipo, para el Tour de France", concluye el informe del Comité del Parlamento de Westminster en Digital, Cultura y Deportes.

    Escuche: "El deporte es política, dinero y negocios"

    Los diputados subrayan que "el propósito no fue tratar una necesidad medica, sino mejorar el rendimiento de cara a la carrera", en concreto en el Tour de France 2012, una competición que concluyó con Wiggins vistiendo el maillot amarillo.

    "Esto no constituye una violación del código de la WADA, pero sí cruzó la línea ética fijada para el equipo Sky", aseguraron.

    Wiggins, medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, ha negado todas las acusaciones de los legisladores británicos.

    "Me resulta tan triste que se lancen acusaciones, que se pueda acusar a la gente de cosas que nunca hizo y que se asumen como hechos", protestó el ciclista a través de Twitter.

    ​El Sky también ha comunicado su "sorpresa y decepción" con el proceso y conclusiones del comité que, según advierte, ha sido "injusto tanto para el equipo como los ciclistas en cuestión".

    El 13 de diciembre de 2017 la Unión Ciclista Internacional (UCI) reveló que el ciclista británico Chris Froome del equipo Sky dio positivo por salbutamol, una sustancia prohibida, en un control efectuado el 7 de septiembre tras la última edición de la Vuelta a España que ganó el británico.

    En la muestra de orina de Froome se descubrió el doble del límite de salbutamol, un broncodilatador prohibido por la WADA.

    Este medicamento contra el asma puede ser empleado por los deportistas que cuenten con un permiso médico y siempre y cuando la dosis no supere los 1.000 nanogramos por mililitro, pero la tasa del británico fue de 2.000 nanogramos por mililitro.

    Lea también: Moscú constata aumento de los intentos de usar el deporte para ejercer presión política

    El Sky explicó la alta concentración de la sustancia prohibida detectada en el control antidopaje con un ataque de asma que habría sufrido Froome.

    El ciclista italiano Vincenzo Nibali que también padece asma recordó que en aquellos días de la competición llovía en España.

    "Cuando llueve el polen no te molesta y no tienes que usar el ventolín [salbutamol]", aseguró el italiano.

    Varios medios recordaron el caso del ciclista italiano Diego Ulissi que fue suspendido nueve meses por un positivo por salbutamol en una competición de 2014.

    En 2008 otro italiano Alessandro Petacchi recibió un año de suspensión pese a contar con una exención para el uso terapéutico del medicamento.

    En plena investigación abierta Froome acabó décimo en su última competición en la Vuelta a Andalucía en febrero.

    El francés David Lappartient que preside la UCI desde septiembre de 2017 lidera una lucha firme contra el dopaje.

    Lappartient relevó al británico Brian Cookson que se mantenía en el cargo desde 2013.

    Lea más: El COI suspende de por vida a once atletas rusos

    El caso más resonante de dopaje que estremeció el mundo del ciclismo fue el del estadounidense Lance Armstrong del quipo US Postal.

    El siete veces campeón del Tour de France pasó de héroe a villano en junio de 2012 cuando las autoridades antidopaje de su país le acusaron de usar sistemáticamente sustancias prohibidas.

    Armstrong perdió todos sus títulos y fue suspendido de por vida.

    Más tarde el estadounidense admitió el uso de la hormona EPO (Eritropoyetina), cortisona, testosterona y transfusiones de sangre para aumentar su rendimiento. 

    Además:

    Kremlin espera que el medallista de Pyeongchang Krushelnitski sea absuelto de dopaje
    Comisión del COI reconoce como casos aislados dopaje de dos deportistas rusos
    Jefe del COI: Canadá se parece a Rusia al intentar ocultar el dopaje
    Etiquetas:
    ciclismo, deporte, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook