En directo
    Deporte
    URL corto
    0 60
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — El fútbol de Rusia es táctico, "duro pero lindo", se ha hecho una liga muy fuerte y creció muchísimo, dijo a Sputnik el exjugador uruguayo Andrés Scotti, quien defendió al equipo ruso Rubin Kazán entre 2003 y 2006.

    El exjugador, de 41 años, contó a Sputnik que, cuando él viajó a la ciudad de Kazán (suroeste de Rusia), la liga rusa "se estaba desarrollando, (pero) ahora se ha hecho muy fuerte, creció muchísimo" y "los equipos se poblaron de jugadores extranjeros".

    "El fútbol ruso tiene una semejanza con el fútbol italiano y el inglés: es una mezcla entre ambos, es táctico, duro pero lindo también", agregó Scotti, quien se retiró en 2015 cuando jugaba para el club Defensor Sporting de la Primera División de Uruguay.

    En 2003, Scotti era jugador del club Nacional, uno de los llamados "grandes" del fútbol uruguayo junto a Peñarol, y fue vendido al Rubin Kazán.

    "Ya me había preparado antes para viajar a Rusia porque había tenido un sondeo del Spartak de Moscú y se terminó cayendo la negociación, pero no fue algo que me asustó, era como ir a conocer algo nuevo, me gustaba la idea, además era algo bueno para mi carrera", dijo el exdefensa, quien también fue parte de la selección mayor de fútbol de Uruguay.

    Scotti agregó que la multitudinaria llegada de jugadores del exterior al fútbol ruso llevó a que en ese país consideraran "que era demasiado y ahora pusieron limitantes por un tema de desarrollo de su propio fútbol".

    "Si no, iban a formar jugadores de otros países y los equipos iban a estar potenciados por extranjeros y no por rusos; potenciaban la liga pero no a sus jugadores", explicó.

    Scotti fue a Kazán junto a su esposa y contó que en ese mismo año viajaron a Rusia otros tres jugadores uruguayos: Sebastián Morquio y Víctor López, quienes jugaron en el Elistá (segunda división de Rusia) y Marcelo Sosa, quien viajó para unirse al Spartak (Liga Premier).

    "No era común en esa época que Rusia fuera un destino para los jugadores, ahí fue una apertura de puertas", dijo Scotti.

    El exdeportista contó que le fue bastante bien con el idioma y que para eso llevó un diccionario español-ruso y un libro de aprendizaje.

    Cuando llegó al Rubin Kazán había varios latinoamericanos en el equipo ruso: tres brasileños y un costarricense.

    Con los otros tres jugadores uruguayos que estaban en Rusia se hablaban principalmente por teléfono debido a las distancias, pero cuando estaban todos en Moscú coordinaban un encuentro.

    Scotti aseguró que lo que más cambió en su vida en Rusia fue la disminución de su vida social, pero el resto le pareció similar a Uruguay, incluso la alimentación.

    Tampoco tuvo problemas con el clima: "Es un frío seco y en invierno nunca estábamos en Rusia porque el campeonato terminaba en noviembre y después no volvíamos al país hasta marzo", contó.

    Aniversario de Kazán

    Cuando Scotti llegó a Kazán, ubicada a 800 kilómetros de Moscú, la ciudad estaba cerca de cumplir 1.000 años.

    Debido al aniversario, las autoridades decidieron "armar un equipo de fútbol competitivo porque le daba un poco de marketing y apostó a contratar muchos jugadores; ese año llegamos 18 extranjeros", recordó el exdefensa.

    "El equipo se hizo fuerte y la ciudad invirtió mucho en infraestructura para reciclar el centro, autopista, aeropuerto, estadio y recibir una fiesta enorme que se hizo; la alcaldía hizo una gran inversión", agregó.

    Cuando él y su esposa llegaron comenzaron a construirse los supermercados y los centros comerciales, ya que antes la ciudad, por tradición, sólo tenía almacenes a pesar de contar con más de un millón de habitantes.

    El exjugador dijo a Sputnik que después de dejar el Rubin Kazán no tuvo "la suerte de volver a Rusia", pero que le gustaría ver cómo está el país, cómo se ha desarrollado.

    "Seguro me encuentro con un panorama totalmente distinto, a Kazán la vi cambiarse en un 500% o hasta un 1.000% desde el primer año que estuve", aseguró.

    El exdeportista dijo que por ahora no tiene pensado viajar a Rusia para la próxima Copa Mundial de la FIFA (Federación Internacional del Fútbol Asociado), que se disputará por primera vez en ese país entre el 14 de junio y el 15 de julio de 2018.

    Scotti debutó en 2006 en la selección mayor de fútbol de Uruguay, convocado por el aún hoy director técnico Óscar Washignton Tabárez.

    Jugó en el seleccionado durante el Mundial de Sudáfrica 2010, en el que Uruguay obtuvo el cuarto puesto, y en la Copa América 2011, disputada en Argentina, en la que su país salió campeón por decimoquinta vez en ese torneo de la FIFA.

    En 2003, el Rubin Kazán jugó su primera temporada en la Liga Premier de Rusia, la máxima categoría del fútbol de ese país, donde sigue hasta la actualidad.

    Scotti fue nombrado uno de los mejores jugadores en Rusia en ese año, y el Rubin Kazán logró el tercer puesto.

    En 2008 y 2009, el equipo fue campeón de la Liga Premier de Rusia.

    Además:

    ¡Vengan todos a Rusia! Hinchas rusos invitan a los británicos al Mundial 2018
    El FC Krasnodar cae en octavos de la Europa League frente al Celta de Vigo
    Los rusos lo hicieron... bien: hinchas del ManU agradecen cálida acogida
    Etiquetas:
    fútbol, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook