Widgets Magazine
En directo
    Michael Phelps, nadador estadounidense

    Juego de dopaje: hackers revelan qué fármacos toman los campeones olímpicos de EEUU

    © Sputnik/ Alexandr Wilf
    Deporte
    URL corto
    2300

    Fancy Bears, un grupo de espionaje cibernético, sacó a la luz nuevos documentos sobre la actividad de la Usada, la agencia antidopaje de EEUU. Entre los atletas mencionados se destaca Michael Phelps, el deportista olímpico más condecorado de todos los tiempos, informa el canal RT.

    Se trata de las denominadas "Declaraciones sobre el uso" de la USADA: documentos en los que los atletas informan sobre los medicamentos, vitaminas u otras sustancias que usaron antes de pasar los controles de dopaje.

    Como regla, todos los fármacos que mencionan los deportistas en este tipo de declaraciones son legales desde el punto de vista del dopaje. Sin embargo, en los documentos proporcionados por Fancy Bears aparece cierta información inusual, que hace dudar sobre las buenas intenciones de algunas estrellas del deporte.

    Así, Michael Phelps, nadador estadounidense, que posee el récord de medallas olímpicas de oro (23), señaló en el documento que el 13 de abril, durante las competiciones Arena Pro Swim Series, tomó tres cápsulas de gabapentina. Formalmente, este fármaco antiepiléptico no es droga, pero está incluido en la lista de sustancias prohibidas para caballos, aprobada por la Federación Ecuestre Internacional.

    "Solo Phelps puede decir por qué tomó un medicamento para la epilepsia. Si fuera epiléptico, no sería capaz de practicar la natación como profesional ni llegar a ser el campeón olímpico más condecorado. Los médicos recomiendan hacer ejercicios acuáticos solo en caso de ataques no frecuentes y bajo estricto control. Sin embargo, la gabapentina tiene otra propiedad: ayuda aliviar calambres y espasmos que se producen gracias la práctica de duros entrenamientos", señala Vladímir Zayby, corresponsal de RT.

    Draymond Jamal Green, jugador de baloncesto estadounidense perteneciente a la plantilla de los Golden State Warriors de la NBA, indicó en un documento que tomaba el tegretol —carbamazepina—. Al igual que la gabapentina, es un fármaco anticonvulsivo y estabilizador del estado de ánimo utilizado, principalmente, para controlar las crisis epilépticas y no entra en la lista de medicamentos prohibidos.

    La gimnasta Simone Biles también protagonizó los documentos revelados por Fancy Bears. La atleta tiene permiso de uso terapéutico de focalin que contiene metilfenidato y anfetaminas, prohibidos en el deporte —las anfetaminas incluso entran en la lista de sustancias psicotrópicas prohibidas en la Federación de Rusia—. Hasta 2018, la estadounidense puede consumir libremente 15 mg diarios de la droga. Al hacer la prueba de dopaje en mayo de 2016, Biles declaró el uso del focalin.

    Asimismo, en los documentos filtrados se menciona al deportista ruso Khabib Nurmagomedov, luchador de artes marciales mixtas, campeón del mundo de Sambo y cinturón negro en judo. El deportista señaló que cinco días antes de la lucha contra Darrell Horcher tomó una cucharada de proteína en suero.

    También se menciona a la jugadora de baloncesto Suzanne Bird, la cual durante muchos años jugó en Rusia y con la selección de Estados Unidos ganó cuatro medallas olímpicas de oro. En abril del año pasado señaló haber tomado el esteroide prohibido kenalog. Sin embargo, lo más probable es que la atleta lo estuvo tomando durante un periodo libre de competiciones, cuando el consumo de fármacos está permitido.

    Fancy Bears publican regularmente documentos que arrojan luz sobre las actividades de las organizaciones responsables de la lucha contra el dopaje. En septiembre del año pasado, los hackers irrumpieron en el servidor de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés) y revelaron que algunos de los atletas principales del mundo utilizan sustancias prohibidas bajo el pretexto de uso terapéutico. Aquel informe incluía a las tenistas hermanas Williams, la ciclista Bradley Wiggins, la gimnasta Simone Biles, el tenista Rafael Nadal, el corredor Mo Farah y al jugador de baloncesto Milos Teodosic.

    Además:

    El Kremlin reacciona a las acusaciones sobre el hackeo de base de datos de la WADA
    WADA confirma la autenticidad de los documentos filtrados por Fancy Bears
    'No pasa WADA': los deportistas estadounidenses recurren a la estimulación eléctrica
    Etiquetas:
    dopaje, USADA, Suzanne Bird, Khabib Nurmagomedov, Draymond Jamal Green, Simone Biles, Michael Phelps, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik