En directo
    Deporte
    URL corto
    Escándalo de corrupción en la FIFA (105)
    0 41
    Síguenos en

    Las teorías conspirativas que la prensa rusa airea sobre la investigación por corrupción en la FIFA están justificadas por el habitual uso del deporte como plataforma geopolítica y el acoso de Occidente a Rusia no ha hecho más que empezar, señala un experto chino.

    "Cuando los países occidentales llevan a cabo una implacable campaña anticorrupción en la FIFA y apuntan la posibilidad de cancelar la Copa del Mundo de 2018 de Rusia, las teorías conspirativas no surgen de la nada", señala Yang Jin, investigador del Instituto de Estudios de Rusia, Este de Europa y Asia Central de la Academia de Ciencias Sociales de China.

    El experto alude al boicot de los Juegos Olímpicos de Moscú en 1980 tras la invasión de Afganistán y a las críticas a los recientes Juegos Olímpicos de invierno de Sochi de 2014 para explicar la "amargura" del pueblo ruso por sentirse "aislado" por Occidente.

    "Más allá del tradicional escenario de las rivalidades internacionales en la política, el deporte también sirve para la confrontación", continúa Yang en el diario ultranacionalista Global Times, quien señala que la lucha por la Copa del Mundo de fútbol es apenas "la punta del iceberg" de las tensiones políticas.

    "Después de que se prueben las alegaciones de corrupción en la FIFA, Occidente no ahorrará ningún esfuerzo para manchar la imagen de Rusia", vaticina el experto.

    Yang asegura que las relaciones entre Rusia y Occidente se han "casi desintegrado" y que la frágil confianza mutua levantada durante décadas "ha desaparecido".

    "Debido a la complejidad del conflicto ucraniano, no es probable que se vaya a resolver en un futuro cercano, por lo que las relaciones seguirán siendo complicadas", avanza.

    Tema:
    Escándalo de corrupción en la FIFA (105)

    Además:

    El escándalo en la FIFA es útil para EEUU
    Etiquetas:
    FIFA, Yang Jin
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook