En directo
    Sede de la Confederación Brasileña de Fútbol

    Presidentes de CBF compartían sobornos, según Justicia de EEUU

    © REUTERS / Ricardo Moraes
    Deporte
    URL corto
    Escándalo de corrupción en la FIFA (105)
    0 02

    Según el Departamento de Justicia de EEUU, el expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), José Maria Marin, se habría repartido con el expresidente, Ricardo Teixeira, y el actual presidente de la entidad, Marco Polo del Nero, los sobornos recibidos para celebrar el Mundial de Brasil de 2014.

    Anteriormente, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos puso en marcha una investigación a raíz de las pruebas recogidas en torno a la empresa de marketing Traffic, cuyo presidente, J. Hawilla —quien pactó entregar 151 millones de dólares a la Justicia estadounidense a cambio de su libertad- habría recibido los derechos de explotación del Mundial de Brasil 2014. 

    En concreto, Hawilla se reunió en abril de 2014 en Miami —siempre según la versión de la Justicia estadounidense- con el entonces presidente de la CBF y acordaron que los sobornos a cambio de los contratos con el Mundial de 2014 debían ser pagados tanto a Teixeira como a Marin y, muy posiblemente también a Del Nero, que por entonces era vicepresidente de la CBF.

    La empresa Traffic acordó en 1990 con Teixeira un contrato para la explotación comercial de la imagen de la selección de Brasil, por el cual Hawilla se comprometía a pasar una cantidad fija cada año en el que el contrato se mantuviese en vigor.

    Con la llegada de Marin y Del Nero en 2012, así como la celebración del Mundial de Fútbol de Brasil de 2014, se produjo un conflicto sobre quién debería recibir el importe de los sobornos ya que, si bien Teixeira consiguió la celebración del Mundial en Brasil, serían Marin y Del Nero quienes lo organizarían, por lo que finalmente todos ellos habrían recibido una parte proporcional de los sobornos.

    Según los datos del FBI, el importe de tales sobornos alcanzaría los 2 millones de reales (unos 63.000 dólares) anuales hasta 2022 y sería aportado en un 50% por Traffic y otro 50% por la empresa Kefler, propiedad del expresidente del club de fútbol Flamengo, Kleber Leite, y cuyas transferencias habrían sido registradas a través de cuentas pertenecientes a empresas pantalla en Londres y Miami.

    Aunque en los papeles del Departamento de Justicia los nombres del expresidente y actual presidente aparecen como "co-conspirador11" y "co-conspirador12", las cronologías de la investigación apuntan directamente tanto a Teixeira como a Del Nero.

    La Policía Federal de Brasil estaría investigando actualmente la vinculación de la empresa Kefler con la red de corrupción en torno a la CBF, por lo que no se descarta que en los próximos días se produzcan detenciones y registros de las sedes de las empresas, como ocurrió con la sede de Kefler en Río de Janeiro este miércoles, y de la propia CBF.

    De hecho, el edificio de la CBF habría eliminado a estas alturas el nombre de José Maria Marin de su entrada, un homenaje al presidente que inauguró la lujosa sede en el barrio olímpico de Barra da Tijuca, en el oeste de Río de Janeiro.

    Tema:
    Escándalo de corrupción en la FIFA (105)

    Además:

    Las detenciones de directivos de la FIFA no son solo fútbol sino geopolítica
    Justicia de EEUU achaca a la FIFA un historial corrupto de más de 20 años
    Posible arresto de expresidente de Conmebol golpea al deporte suramericano
    Etiquetas:
    Buró Federal de Investigaciones (FBI), FIFA, Policía Federal de Brasil, Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Departamento de Justicia de EEUU, Marco Polo del Nero, Ricardo Teixeira, José Maria Marin, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik