17:34 GMT +314 Noviembre 2019
En directo
    Estadio Maracanã

    La FIFA se embolsó 5.000 millones de dólares con el Mundial de Brasil, según diario

    © Sputnik / Alexander Vilf
    Deporte
    URL corto
    0 10
    Síguenos en

    El mayor organismo del fútbol mundial, la FIFA de Joseph Blatter, habría obtenido la friolera de 5.000 millones de dólares de beneficio con la celebración del polémico Mundial de fútbol de Brasil en 2014, según publicó el diario brasileño Estadao.

    En un artículo de investigación exclusivo, la publicación obtuvo los beneficios logrados por la FIFA que hasta el momento habían permanecido en sigilo debido a que al derroche de 7.900 millones de dólares de dinero público, invertidos en la celebración del mismo, provocaron un gran malestar en la sociedad brasileña.

    Paralelamente, el artículo critica que mientras el mundo registró su peor crisis financiera desde la década de los 70, la todopoderosa FIFA se embolsó al menos 2.000 millones de dólares solamente con la venta de entradas y derechos televisivos en 2014.

    Ambas cifras espectaculares y que superan con creces los anteriores récords de 4.100 millones obtenidos con el Mundial de Sudáfrica y los 249 millones conseguidos por la FIFA en 2006, es decir, en 2014 se produjo un aumento de casi 10 veces en su récord de ganancias anuales.

    Debido a la ingente cantidad de dinero recaudado por la organización, se deja en entredicho los escasos 100 millones de dólares que la FIFA donó a Brasil para el desarrollo del fútbol en el país, una cantidad que apenas supera el gasto en salarios de los directivos de la organización en un año.

    Pero las críticas del artículo no acaban ahí, entre otros datos se señalan los 212 millones de dólares que la ciudad de Manaos deberá invertir para mantener en condiciones el gigantesco estadio de Arena Amazonia, el cual tuvo un costo de 203 millones de dólares en una ciudad en la que la media de público en los partidos del campeonato amazonense es de 659 personas por partido.

    Esta misma situación se repite, aunque en menor escala, en los estadios de Mané Garrincha en Sao Paulo, en el Arena das Dunas en Natal y en el mismísimo Maracaná, sede de la final del Mundial y que apenas consigue reunir una media de público de 16.000 espectadores durante los partidos del Flamengo.

    Como caso más extremo, el Arena Pantanal de Cuiabá fue cerrado permanentemente debido a la necesidad de una reforma de urgencia para continuar con su funcionamiento apenas siete meses después de concluir el Mundial.

    Etiquetas:
    fútbol, Copa Mundial de Fútbol de 2014, FIFA, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik