Widgets Magazine
En directo
    El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, bromea con los ingenieros en el Parque Olímpico de Rio 2016Eduardo Paes supervisa junto a los ingenieros los planos del Arena Carioca 3 que albergará las competiciones de esgrima, judo y taekwondoEl alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, revisa la construcción del Centro de Tenis con capacidad para 19.750 espectadoresExterior del pabellón Arena do Futuro

    Río lanza su sprint de cara a los Juegos Olímpicos

    © Foto : Edu Sotos © Foto : Edu Sotos © Foto : Edu Sotos © Foto : Edu Sotos
    1 / 4
    Deporte
    URL corto
    Edu Sotos
    Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Río de Janeiro 2016 (418)
    0 11

    El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, ha asegurado hoy durante una visita a futuras instalaciones olímpicas que las obras se completarán a tiempo.

    Hace apenas un año, la extensión de 1,18 millones de metros cuadrados del futuro Parque Olímpico de Rio 2016, situado en el barrio carioca de Barra da Tijuca, era un lodazal. Solamente los carteles con el logotipo de los Juegos Olímpicos daban una ligera idea de lo que el enorme espacio robado al manglar estaba por albergar. Tan solo doce meses después, el orgulloso alcalde ha podido mostrar sin temor a las críticas las estructuras que en agosto de 2016 acogerán 16 modalidades deportivas.

    Vinícius y Tom, las mascotas de los Juegos Olímpicos de Río 2016
    © REUTERS / Alex Ferro/COB/Handout via Reuters

    "Nuestras olimpiadas comienzan en 2015", declaraba ante una sala repleta de prensa internacional el representante municipal cuya responsabilidad abarca 50 de los 71 proyectos de los Juegos Olímpicos. Consciente del maratón que le espera a la ciudad en el próximo año, en el que a partir de agosto tendrá que concluir 2 equipamientos olímpicos por mes, Paes quiso relativizar el atraso sufrido en muchas de las obras al afirmar que la verdadera causa del retraso era "la construcción de los cimientos en un área complicada".

    Con una inversión de 37.600 millones de reales, de los que el 57% serán aportados por el capital privado, Paes destacó que las recientes medidas adoptadas por el Comité Olímpico Internacional para abaratar los costes de los JJ.OO. se inspiró en el modelo de ahorro aplicado por el ayuntamiento de Río de Janeiro. En efecto, dentro del dinero aportado por el sector público el municipio solo correrá con 28% de los gastos mientras que el Gobierno Federal asumirá el 72% de la inversión.

    "Es una excelente manera de atraer inversiones públicas", aseguró el alcalde quien recordó que aproximadamente 24.100 millones de reales permanecerán en la ciudad después del evento en forma de infraestructuras, especialmente en el área de transportes. La nueva línea de metro, las infraestructuras del Porto Maravilha o las lineas BRT de autobuses(Bus Rapid Transportation) serán reformas que sin duda ayudarán a mejorar la movilidad en una ciudad con el 9º peor tráfico del mundo según el ranking de Numbeo y un tiempo medio de 56,39 minutos para atravesar su centro urbano.

    Uno de los temas que más polémica había generado en las últimas semanas fue la invasión de 58.000 metros cuadrados en el Parque Natural de Marapendi por parte de la construcción del campo de golf de 18 hoyos. La prensa de Brasil destacó que varios grupos ecologistas habían ocupado el lugar en las últimas semanas dificultando la conclusión de las obras que se encuentran al 95%.

    En este sentido, Paes destacó que el terreno en el que se construyó el campo era mayoritariamente el descampado de una antigua empresa cementera que había "degradado el ecosistema" y que de los 970.000 metros cuadrados del campo, 650.000 estarían cubiertos de "vegetación de restinga típica de la zona. De hecho, el ayuntamiento de Río a cambio de invadir el 3,5% del Parque Marependi "creó el Parque Nelson Mandela cuya extensión total es similar al Marependi entero".

    "Tenemos todo bajo control", aseguró el alcalde al repasar una por una los 50 proyectos que dependen del municipio de Río de Janeiro. Sin embargo, la foto comparativa en los avances en 2014 en cuanto a la construcción del velódromo no dejó lugar a dudas sobre el retraso acumulado. Apenas algunas estructuras son visibles del futuro edificio que albergará las competiciones de ciclismo de pista para 5.000 espectadores.

    "Pensar en un retraso de tres semanas en un proyecto de 4 años es una ridiculez", insistió Paes quien a pesar de reconocer el retraso le restó toda la importancia ironizando sobre la fama de poco puntuales de los cariocas (habitantes de Río). "Tres semanas de retraso es música para los oídos de los brasileños", bromeó.

    Tras el éxito del Mundial de Fútbol 2014, la apuesta de Río de Janeiro por los JJ.OO. de Rio 2016 es total. Si bien los retrasos se hicieron presentes en los primeros compases de la construcción, lo cierto es que en la actualidad la mayor parte de los recintos comienzan a tomar forma. "No queremos cometer los errores de los Juegos Panamericanos de 2007", recordó Paes quien parece haber sido decisivo en el acelerón que la ciudad ha imprimido en las obras del evento en los últimos 12 meses.

    La misma ilusión con la que los cariocas preparan sus elaborados disfraces y carrozas para Carnaval parece haber surgido entre los miembros del Comité Organizador y el ayuntamiento. A menos de año y medio para el mayor evento deportivo del mundo la ciudad de Río de Janeiro va cumpliendo, a su ritmo, todos los plazos.

    Tema:
    Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Río de Janeiro 2016 (418)

    Además:

    El COI elogia los preparativos de los Juegos Olímpicos de Río 2016 a pesar de los retrasos
    Brasil presenta las monedas conmemorativas de los Juegos Olímpicos de Río 2016
    Río 2016 presenta las mascotas de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos
    Cuba quiere conceder lugares de entrenamiento a Rusia para los Juegos Olímpicos de 2016
    Las entradas para los Juegos Olímpicos de Río 2016 oscilarán entre 30 y 1.976 dólares
    Etiquetas:
    JJOO de Río de Janeiro de 2016, Eduardo Paes, Río de Janeiro, Brasil
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik