En directo
    Defensa
    URL corto
    0 150
    Síguenos en

    El Instituto central de investigación de ingeniería de precisión, que forma parte de la corporación estatal rusa Rostec, reanudó el trabajo de un laboratorio especial para probar armas en el Ártico, los desiertos y otras condiciones extremas, cerrado tras el colapso de la URSS.

    En el campo de pruebas del Instituto se completó la certificación de las cámaras de pruebas del edificio del laboratorio, informó el servicio de prensa del organismo a Sputnik.

    Según los representantes del  laboratorio, allí se llevarán a cabo pruebas de disparo de armas pequeñas, lanzagranadas especiales y armas de cañón de pequeño calibre (de hasta 30 milímetros) en condiciones de temperatura extrema de 60 grados centígrados bajo cero a 60 sobre cero y otras condiciones adversas, como lluvia fuerte.

    Desde principios de los años 90, el mantenimiento de las instalaciones de pruebas dejó de financiarse y se suspendió. Como resultado, el laboratorio se deterioró y el equipo quedó obsoleto.

    Ahora los especialistas lograron restaurar la tecnología de pruebas única que se había perdido, aseguró Serguéi Karasev, jefe del centro científico y técnico de pruebas e investigación experimental de armas, equipo militar y especial del Instituto.

    Etiquetas:
    armas, Ártico, laboratorio, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook