En directo
    Defensa
    URL corto
    11354
    Síguenos en

    De todos los avances de China en la construcción naval ninguno ha captado más la atención que su naciente flota de buques de guerra. Tras haber realizado una serie de maniobras, el nuevo portahelicópteros Type 075 pasó a preocupar aún más a sus rivales en Asia y con razón, destaca Christian Le Miere, fundador de la consultoría estratégica Arcipel.

    Una vez puesto en servicio en la Armada china, lo que posiblemente ocurra en 2021, este buque de asalto anfibio se convertirá en la nave más grande de su flota. Es una plataforma flotante inmensamente poderosa que fue diseñada no solo para permitir aterrizar hasta 30 helicópteros a bordo, sino también para librar una guerra costera en espacios disputados, recuerda el asesor en materia de política exterior en su artículo para el periódico chino The South China Morning Post.

    En noviembre de 2020, la primera embarcación Type 075 realizó la segunda ronda de maniobras en el mar de la China meridional. Las imágenes satelitales analizadas por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales con sede en Washington sugieren que el buque había navegado en las aguas disputadas escoltado por cinco naves. Durante la primera ronda de ensayos, que se celebró en agosto de 2020, el Type 075 pasó frente a la costa de Shanghái en su travesía inaugural. 

    Más de una semana después de la aparición de este portahelicópteros en el mar de la China Meridional, Pekín también envió a la misma zona tres barcos de desembarco de asalto anfibio Type 071. Estas dos actividades representan una firme maniobra diplomática que obtuvo aún más importancia desde el punto de vista estratégico debido a la diferencia temporal tan pequeña que había entre ellas, señala el autor del artículo. 

    Un mensaje que queda claro para todos 

    Si bien los buques de guerra chinos no podrán rivalizar con la flota anfibia de Estados Unidos, ni representarán una amenaza directa para el país norteamericano, sí que causarán cierta preocupación en los Estados del este y sudeste de Asia, muchos de los cuales tienen disputas territoriales con China. 

    "El Type 075 y el Type 071 son perfectos para lanzar operaciones anfibias en islas pequeñas y remotas, similares a las del mar de China Meridional. Su complemento de helicópteros puede proporcionar cobertura aérea y de transporte, mientras las tropas aterricen en las playas e invadan las posiciones enemigas", escribe Christian Le Miere.

    Con estas maniobras, Pekín pudo haber perseguido dos objetivos, según el analista. Por un lado ensayó y entrenó a su contingente y material bélico, asegurando de esta manera su adecuada formación para un conflicto. Por otro lado estas actividades navales son "una forma muy eficaz de realizar la diplomacia marítima". Es decir, Pekín pudo haber buscado mostrar a aliados y rivales sus "intenciones, capacidades y resolución". Y los mensajes enviados les quedarían claros a sus vecinos, señala Le Miere.

    Un acercamiento no es un obstáculo para mostrar músculos 

    La reciente demostración de fuerza llega "irónicamente" tras un relativo acercamiento diplomático entre China y otros países clave de la región asiática. 

    Hace un tiempo el ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, visitó Tokio y Seúl en un intento de aprovechar el impulso positivo causado por la firma del acuerdo comercial de Asociación Económica Integral Regional. Pekín también está involucrado en las negociaciones con la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático sobre un código de conducta que regule el comportamiento en el mar de la China Meridional. 

    "De esta manera, China parece estar ofreciendo la zanahoria en forma de negociaciones mientras que también muestra el palo de una posible violencia al celebrar sus ejercicios. Pero no se equivoquen. Con el nuevo Type 075, China está construyendo una Armada equipada para luchar y ganar guerras anfibias en toda la región", advierte el autor.

    Para los países pequeños y medianos de la región estos buques de gran calado representan un "recordatorio claro de la creciente asimetría de poder" a la que se enfrentan en sus negociaciones con Pekín sobre sus disputas territoriales, concluye el analista.

    Etiquetas:
    maniobras, portahelicópteros, Mar del Sur de China, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook