En directo
    Defensa
    URL corto
    0 731
    Síguenos en

    Los ingenieros militares de China continúan el desarrollo de su propia tecnología de armas. Y una atención especial merece el ámbito de la artillería autopropulsada donde al parecer han logrado avances significativos. Aparecieron varias imágenes de un cañón autopropulsado desconocido que pronto podría entrar en servicio en el Ejército nacional.

    Se trata de un vehículo blindado dotado de un obús de calibre de 155 milímetros. Al juzgar por las imágenes, el misterioso cañón está siendo desarrollado a base del conocido PLZ-05 que forma parte del Ejército desde el 2005. 

    ​Sus primeras imágenes fueron reveladas en septiembre de 2020 desde un polígono de prueba, aunque la cúpula fue tapada con una tela de camuflaje.

    ​La nueva máquina cuenta con una carrocería más larga en comparación con su antecesor, lo que obligó a los constructores a ponerle al chasis de oruga un rodillo adicional en cada lado. Además, se notan modificaciones en la parte de la cúpula.

    Tales mejoras deberían haber elevado el peso del cañón, lo que sucesivamente supone que fue instalado un motor más potente en la parte delantera que el original del PLZ-05, según los analistas del diario ruso RG.

    Los expertos militares aseguran que el nuevo vehículo no solamente será entregado al Ejército Popular de Liberación sino que también será exportado al extranjero. Basándose en las capacidades iniciales del PLZ-05, el nuevo cañón autopropulsado podría competir con éxito con su análogo alemán PzH 2000 o con el surcoreano K9 Thunder en el mercado internacional.

    Etiquetas:
    artillería, armas, China, cañones autopropulsados
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook