En directo
    Defensa
    URL corto
    0 242
    Síguenos en

    Jacklyn Lucas es un verdadero héroe, ya que sus acciones salvaron a otros tres infantes de marina durante la batalla de Iwo Jima. El entonces joven se arrojó sobre dos granadas para proteger a sus compañeros, pero sobrevivió. Por este acto de heroísmo, Lucas fue galardonado con la Medalla de Honor, convirtiéndose en su destinatario más joven.

    Jack Lucas, hijo de un granjero de tabaco de Carolina del Norte, se alistó por primera vez en la Reserva del Cuerpo de Marines de EEUU el 8 de agosto de 1942, poco más de ocho meses después de que el país norteamericano entrara en la Segunda Guerra Mundial tras el ataque japonés contra la base naval estadounidense en Pearl Harbor, Hawái. 

    Tenía 14 años en aquel entonces y solo pudo inscribirse en las fuerzas armadas después de falsificar la firma de su madre en un formulario de consentimiento sobornar a un notario para que lo aceptara. El padre del adolescente murió cuando tenía 11 años, y años después su madre decidió enviarle a una escuela militar, contó décadas después el mismo Lucas en una entrevista grabada.

    "Estaba un poco desolado cuando nos enteramos de que todas estas personas sufrieron en Pearl Harbor", recordó el héroe entrevistado. 

    "Aquel mismo día un frío corrió por mi columna vertebral y me obsesioné con la idea de que tenía que hacer algo", añadió. 

    Entonces el adolescente, que acababa de terminar recientemente el octavo grado, se apresuró a ir al campamento de entrenamiento en la base de la Marina en Parris Island, Carolina del Sur. Los compañeros ni siquiera sabían su verdadera edad. Finalmente Jack formó parte del equipo de ametralladoras pesadas y fue enviado a unirse a la Sexta Base Depot, parte del V Cuerpo Anfibio, en Pearl Harbor, en 1943. 

    En la entrevista el hombre se acordó de que antes de partir hacia Hawái se sentía muy frustrado por no poder participar en los combates, ya que a él y nueve soldados más les dieron órdenes de permanecer en la base para relevar a otros militares que estaban en el frente, y que al final se unió a los infantes de marina que se dirigían primero a California. 

    El 10 de enero de 1945, el entonces soldado de primera Lucas se puso un uniforme de color caqui y con un peto y un par de zapatos se escondió a bordo de un buque de transporte de ataque de clase Haskell, que llevaba el 1er Batallón, 26º Regimiento de Marina, parte de la 5ª División de Marina, y se dirigía a Iwo Jima para tomar parte en los combates, según la información publicada en la página web del archivo del Cuerpo de Marines de EEUU. El joven ni siquiera sabía hacia dónde se dirigían los barcos. 

    "Nunca había oído hablar de Iwo Jima en mi vida. Sabía que iba a la guerra y ahí es donde quería [estar], esa era mi obsesión", afirmó Jacklyn Lucas.

    El Cuerpo de Marines declaró a Lucas como ausente sin permiso y un desertor, por lo que fue anunciada una recompensa por traerlo de vuelta. El joven fue degradado al rango de soldado. Por suerte, Lucas no recibió castigo por sus acciones. El teniente coronel Daniel Pollock, el oficial al mando del 1er Batallón, 26º Regimiento de Marina, lo envió rápidamente a unirse a la compañía de Dunlap como fusilero.

    El 19 de febrero de 1945 Jack fue a Iwo Jima. Había cumplido 17 años solo seis días antes. La invasión de la isla y la posterior campaña para liberarla de las fuerzas imperiales japonesas se convirtieron en una tarea muy dura. Más de 5.000 militares estadounidenses murieron. Alrededor de 1.800 soldados fueron asesinados a la hora de invadir la isla. Los infantes de marina al final levantaron la bandera estadounidense en el Monte Suribachi el 23 de febrero, marcando una gran victoria contra los japoneses. El 26 de marzo de 1945, la Batalla de Iwo Jima finalizó.

    Soldados rusos durante la Segunda Guerra Mundial
    © Sputnik / Alexandr Ustinov
    Sin embargo, como escribe el corresponsal Joseph Trevithick, la participación de Lucas en el combate terminó el día después de su aterrizaje inicial. Él y sus tres compañeros avanzaban hacia el interior con otras fuerzas estadounidenses cuando, después de pasar por un barranco, fueron atacados por los enemigos. 

    Durante los enfrentamientos el joven cayó sobre una de las granadas y sacó la segunda debajo de él. Solo una se disparó, hiriéndole gravemente en el brazo derecho, la muñeca, la pierna, el muslo y el pecho. Posiblemente la arena suave en Iwo Jima salvó su vida al absorber gran parte de la explosión, opina el periodista.

    Los compañeros de Lucas, que quedaron ilesos, creían que estaba muerto y se fueron. Más tarde, otros militares se dieron cuenta de que el joven todavía estaba vivo y atendieron sus heridas antes de que pudiera recibir atención médica en la playa. Finalmente fue trasladado al buque hospital USS Samaritan y, después de pasar por varios hospitales, regresó a San Francisco. Los médicos le realizaron un total de 21 operaciones quirúrgicas y dejaron más de 200 piezas de metralla dentro de él, algunas lo suficientemente grandes como para activar los detectores de metales de los aeropuertos, enfatiza Trevithick.

    En agosto de 1945, cuando todavía era paciente del Hospital Naval de EEUU en Charleston, Carolina del Sur, el Cuerpo de Marines eliminó la acusación de deserción del expediente personal de Lucas y restableció su antiguo rango de primera clase. Fue desmovilizado formalmente debido a la discapacidad el 18 de septiembre de 1945, poco más de dos semanas después del final oficial de la Segunda Guerra Mundial. 

    El 5 de octubre de 1945, el presidente Harry Truman le entregó a Lucas la Medalla de Honor por sus hazañas en Iwo Jima. 

    La obsesión de Lucas por servir a su Patria reapareció en 1961, cuando volvió a inscribirse en el Ejército de EEUU, y finalmente empezó a entrenarse para ser paracaidista. Sobrevivió milagrosamente tras un accidente de entrenamiento durante el cual sus dos paracaídas no se abrieron de manera correcta. A pesar de ser voluntario para participar en las batallas, no fue enviado a Vietnam. Su segunda temporada en las Fuerzas Armadas llegó a su fin en 1965.

    Más tarde, el hombre publicó su libro de memorias titulado Indestructible: La historia inolvidable de un héroe marino en la batalla de Iwo Jima, según los datos presentados en el sitio web del Museo Nacional de la Segunda Guerra Mundial.

    En 2016, ocho años después de la muerte de Lucas, el entonces secretario de la Armada Ray Mabus anunció que un futuro destructor de la clase Arleigh Burke del tipo Vuelo III sería nombrado USS Jack H. Lucas, en honor al fallecido soldado. Este barco fue construido en 2019 y se espera que sea puesto en servicio en 2023.

    Los infantes de marina se enfrentaron a las fuerzas del ejército imperial de Japón en la batalla de Iwo Jima, llamada Operación Detachment, uno de los combates más sangrientos de la Segunda Guerra Mundial, desarrollado entre febrero y marzo de 1945 en la isla homónima.

    Etiquetas:
    historia, héroe, Segunda Guerra Mundial
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook