En directo
    Defensa
    URL corto
    0 213
    Síguenos en

    Boeing ha recibido un contrato para ayudar a desarrollar un demostrador de tecnologías para misiles de alta velocidad propulsado por un estatorreactor para la Marina de EEUU.

    La división de Defensa, Espacio y Seguridad de Boeing anunció que la División de Armas del Centro de Guerra Aérea Naval de EEUU (NAWCWD, por sus siglas en inglés), le había adjudicado este contrato por un valor aproximado de 30 millones de dólares el 20 de octubre de 2020.  

    El trabajo se llevará a cabo bajo lo que se denomina oficialmente como el Programa Avanzado de Estatorreactor con Propulsión Supersónica (SPEAR, por sus siglas en inglés). A pesar de que mencionan la velocidad supersónica en el nombre del proyecto, en el comunicado de prensa la propia Boeing hace mención de sus trabajos sobre el misil X-51A Waverider, que se basaba en el mismo tipo de motores para llegar hasta una velocidad hipersónica. 

    No está del todo claro qué tipo de demostrador de vuelo está buscando la Marina de EEUU exactamente para el programa SPEAR, señala el portal The War Zone. Además, el comunicado de prensa de Boeing indica que "desarrollará conjuntamente" el nuevo demostrador, pero no se sabe si esto significa que otra compañía está involucrada en el desarrollo o que los propios ingenieros y científicos de la Marina de EEUU trabajarán directamente en el proyecto.

    Trampolín para futuros misiles antibuque y de ataque terrestre

    Lo que claramente indica el comunicado es que SPEAR será un trampolín para el desarrollo de futuros misiles antibuque y de ataque terrestre que se integrarán en los aviones en las alas aéreas de los portaviones de la Armada. Entre ellos las aeronaves F/A-18E/F Super Hornets de Boeing.

    "El demostrador de vuelo SPEAR proporcionará al F/A-18 Super Hornet y al grupo de ataque de portaviones mejoras significativas en el alcance y la capacidad de supervivencia contra los sistemas defensivos de amenazas avanzadas", señaló Steve Mercer, director del programa SPEAR de Boeing.

    Los expertos señalan que las armas que emergen de SPEAR también podrían ser adecuadas para la integración en plataformas terrestres, como el avión de patrulla marítima P-8A Poseidon.

    El primer vuelo del demostrador está planificado para finales del año 2022.

    Etiquetas:
    armas hipersónicas, EEUU, Boeing
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook