En directo
    Defensa
    URL corto
    4443
    Síguenos en

    El número de vuelos de reconocimiento de EEUU en el mar del Sur de China creció bruscamente el pasado mes de julio. De esta manera, Washington busca presionar a Pekín, pero el gigante asiático tiene su propio interés en la región. Estados Unidos provoca solo un aumento de medidas de respuesta de China, opinan los expertos, consultados por Sputnik.

    Los datos del el centro de investigación chino South China Sea Strategic Situation Probing Initiative (SCSPI) muestran que el Ejército estadounidense aumentó significativamente las actividades de los aviones de reconocimiento en julio que alcanzaron 67 casos frente a los 35 del mes de mayo.

    Las aeronaves espías realizaron también vuelos nocturnos acercándose a las aguas territoriales de China a unas 40-70 millas náuticas.

    "Esto permite a EEUU llevar a cabo un reconocimiento por radar lo suficientemente profundo —de varios cientos de kilómetros— en China. Al parecer, también interceptan las conversaciones militares chinas", comentó a Sputnik el analista militar del Instituto ruso de investigaciones estratégicas Vladímir Evséyev.

    Según el experto, lo más probable es que EEUU esté tratando de darse una idea de las acciones navales de china, tanto de los buques de superficie como de los submarinos. 

    "Es una provocación deliberada, que encaja bien con la política del presidente Donald Trump de agudizar las relaciones con China. Trump cree que China está aumentando en exceso su potencial militar, por lo que está presionando a China de la misma manera que lo hace con Rusia", señaló Evséyev. 

    Sin embargo, en referencia a China y Rusia, "esta política es completamente inútil". 

    "La presión no ayudará a EEUU a lograr sus objetivos. China tiene sus propios intereses en el mar de la China Meridional. El aumento de los vuelos de inteligencia de EEUU solo aumentará la respuesta de China", opinó el analista.

    El 23 de julio, varios aviones de la Fuerza Aérea china lanzaron una advertencia a una aeronave militar de Estados Unidos cerca de sus fronteras, según muestra un vídeo, hecho por CCTV y compartido por Global Times en las redes sociales.

    De acuerdo con Chen Xiangmiao, experto del Instituto chino de los problemas del mar del Sur de China, EEUU quiere estudiar la reacción de los militares chinos para ajustar sus acciones en la región.

    Además de un intento de presionar a China, Estados Unidos "está enviando una señal a sus aliados sobre su capacidad e intención de mantener su dominio absoluto en el mar", comentó Chen Xiangmiao. 

    Al mismo tiempo, Washington intenta apoyar a otros países involucrados en la disputa territorial en el mar de la China Meridional dándoles la oportunidad de actuar para disuadir a China. 

    "Por último, el aumento de la actividad militar de Estados Unidos en esta región está vinculado a la situación dentro de este país, donde la presión sobre China se utiliza para ganar el apoyo de los votantes en las elecciones", agregó el experto.

    Para Chen Xiangmiao, los vuelos de reconocimiento son solo parte de un gran juego de EEUU contra China.

    "La actividad en el mar de la China Meridional es solo parte de un plan de disuasión multivectorial. Creo que EEUU está redefiniendo los objetivos de sus operaciones en el mar del Sur de China como parte de un juego más grande entre China y EEUU", concluyó el analista.

    En julio, Estados Unidos también llevó a cabo unos ejercicios en el mar del Sur de China que involucraron dos portaviones USS Nimitz y USS Reagan.

    Etiquetas:
    conflicto, vuelos, aviones, reconocimiento, Mar del Sur de China, EEUU, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook