En directo
    Defensa
    URL corto
    0 1602
    Síguenos en

    Actualmente se pone a prueba en Rusia una versión no tripulada del T-14 Armata, el más avanzado tanque a disposición de las Fuerzas Armadas del país.

    Según revela una fuente en el complejo militar-industrial de Rusia a Sputnik, el vehículo blindado, considerado el único tanque de tercera generación posguerra en el mundo, fue recientemente sometido a pruebas preliminares para verificar su capacidad de uso sin tripulación.

    La posibilidad de tener un T-14 que funcionara sin la presencia de militares en su interior empezó a considerarse ya en el 2017. A mediados de aquel año, Oleg Sienko, director general de Uralvagonzavod, el fabricante del tanque, afirmó que la maquinaria del Armata permitía la automatización de muchos procesos que, anteriormente, tenían que hacerse manualmente.

    "Es posible que las futuras guerras prescindan de las personas, por lo que hemos previsto en el Armata la posibilidad de la robotización. El Armata sin conductor es el carro de combate del futuro: no tenemos ninguna duda", afirmó a Sputnik.

    El diseño del vehículo se mantiene en alto secreto, pero no tiene análogos en el mundo. Incluso en la versión original, la tripulación no se ubica en la torreta, como suele ser el caso en los otros tanques, sino en una cápsula blindada especial. En este espacio aparte, la tripulación tiene una alta probabilidad de sobrevivir incluso si se daña la torreta y se llega a inflamar el compartimento vecino.

    Cabe destacar que el T-14 es tan solo uno de los carros de combate compatibles con la plataforma Armata, la cual es universal y puede adaptarse fácilmente a diferentes tipos de armamento. Es posible, por ejemplo, instalar sistemas de artillería, de misiles antiaéreos o de lanzacohetes, entre otras cosas, en dicha plataforma.

    Etiquetas:
    tanques, Rusia, Armata
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook