En directo
    Defensa
    URL corto
    0 9324
    Síguenos en

    La pandemia del coronavirus ha afectado no solo a la industria civil, sino también la militar. Así, en vista de la disminución de producción de los cazas F-35 debido al COVID-19, EEUU tomó una decisión que podría ser mal vista por Turquía.

    En particular, el Comité del Senado para las Fuerzas Armadas del país norteamericano autorizó a la Fuerza Aérea estadounidense la apropiación de los seis cazas que fueron originalmente fabricados para Ankara

    Esta jugada viene después de que Washington excluyera a su aliado de la OTAN del programa del caza F-35. Ello ocurrió tras la adquisición de sistemas de defensa antiaérea S-400, a pesar de la desaprobación y amenazas de EEUU. 

    Con ello, cabe destacar que Turquía participó en el programa no solo comprando dichos cazas, sino también participando en su desarrollo y fabricación. De hecho, estaba previsto que el país otomano se convirtiera en el mayor comprador de los cazas F-35A

    Desde entonces, el futuro de las seis aeronaves ya fabricadas bajo el pedido del Ministerio de Defensa turco estaba repleto de incertidumbre. Ahora, con su apropiación los militares estadounidenses planean compensar, aunque sea parcialmente, la reducción de la fabricación de los F-35 debido a la pandemia del coronavirus. 

    Por su parte, Turquía ya anunció el comienzo del desarrollo de su propio caza TF-X, aunque su futuro es incierto debido a la falta de experiencia en la fabricación de aeronaves.

    Etiquetas:
    Turquía, EEUU, F-35
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook