En directo
    Defensa
    URL corto
    315612
    Síguenos en

    Un grupo de ataque naval de la OTAN se acercó a las fronteras rusas al entrar en el mar de Bárents el pasado 4 de mayo, por primera vez desde la Guerra Fría. ¿Qué objetivos persiguen los destructores estadounidenses en el Ártico?

    El grupo de ataque está compuesto por los destructores de misiles USS Donald Cook, USS Porter y USS Roosevelt, todos de la clase Arleigh Burke, y la fragata británica HMS Kent, que navegan acompañados de un buque de apoyo USNS Supply.

    Según el Pentágono, los buques navegan para "asegurar la libertad de navegación y demostrar una integración entre los aliados".

    Estados Unidos aseguró haber notificado con antelación a Rusia que sus buques de guerra entrarían en el mar de Bárents.

    Rusia, por su parte, declaró que la Flota del Norte está vigilando al grupo naval de la OTAN.

    El 5 de mayo, Rusia cerró parte de la zona del mar de Bárents para los ejercicios de disparos de artillería del crucero de misiles Mariscal Ustinov. Uno de los buques más poderosos de la flota fue a saludar a los barcos del grupo naval de la OTAN con unos fuegos artificiales, comenta el columnista de la edición en ruso de Sputnik, Andréi Kots.

    Según el experto militar ruso, Víktor Murajovski, la entrada de los destructores estadounidenses en el mar de Bárents es un perfecto entrenamiento para el sistema ruso de vigilancia de la situación aérea, submarina y de superficie.

    "En tales situaciones, una o dos naves deben acompañar a un grupo de probables adversarios. La aviación también vigila a los visitantes. Por lo general, los submarinos también están involucrados", comentó Murajovski, editor jefe de la revista Export Vooruzheni.

    Según el analista, el Pentágono está cambiando su estrategia general.

    "Después del final de la Guerra Fría, los estadounidenses no consideraron a la Armada Rusa un digno oponente. (...) Pero en los últimos años se ha vuelto a hablar en Washington de la necesidad de centrarse en la confrontación con las grandes potencias de Rusia y China. Y están cambiando el concepto de la preparación operacional y de combate, la estructura de las fuerzas armadas, incluso las armas y la maquinaria bélica. Y uno de los elementos del nuevo concepto es el ingreso de un grupo naval en el mar de Bárents", analizó.

    El experto subrayó que los destructores de la clase Arleigh Burke son una fuerza considerable. Cada uno de ellos lleva hasta 96 lanzadores verticales Mk41. Pueden estar equipados tanto con Tomahawks contra objetivos terrestres, como con SM-2 y SM-3 para interceptar blancos aéreos, incluyendo misiles balísticos de medio alcance. Todas las armas están integradas en el sistema de control de combate Aegis.

    Los expertos y políticos coinciden en que la visita sin precedentes del grupo de ataque de barcos británicos y estadounidenses al mar de Bárents es otro paso para aumentar la presencia militar de la OTAN en la región del Ártico. A finales de enero, lo había mencionado el embajador del Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, Nikolái Korchunov.

    "Nos preocupa la creciente actividad de la Alianza del Atlántico Norte en el Ártico. Estamos hablando franca y honestamente de ello con nuestros socios y a la comunidad mundial. Estamos particularmente preocupados por el aumento de la actividad en el Ártico de los Estados no árticos, los Estados miembros de la OTAN. Creemos que conduce a una tensión, socava la preservación de la región como zona de paz, estabilidad e interacción constructiva", dijo el diplomático.

    Los representantes de EEUU declararon repetidamente su intención de hacer la región "libre para uso internacional". En 2019, el comando de EEUU publicó la Doctrina del Ártico que implica, entre otras cosas, el bloqueo de la Ruta del Mar del Norte por los buques de guerra. En estas condiciones, Rusia aumenta su propia presencia militar en la región.

    A finales de febrero, el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, anunció el despliegue de otra división de defensa antiaérea en el Ártico. Según él, la Ruta del Mar del Norte está bajo una protección fiable. Todos los años, la Flota del Norte opera "para proteger importantes instalaciones industriales e intereses económicos de Rusia en la zona del Ártico".

    Etiquetas:
    Flota del Norte de Rusia, EEUU, Rusia, Mar de Bárents, Ártico
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook