En directo
    Defensa
    URL corto
    0 173
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El parón económico vigente en Rusia desde finales de marzo para impedir la propagación del coronavirus afecta a gran parte de las empresas del país, para otras, en concreto del sector de la defensa, la pandemia no ha sido una barrera para seguir con su desarrollo.

    La compañía VPK, fundada en 2006, fabricante del famoso vehículo blindado polivalente Tigr y los transportes acorazados de la serie BTR, ensambla actualmente nuevas unidades del transporte blindado Bumerang para las pruebas finales que deben concluir en 2021.

    Ночная репетиция парада Победы на Красной площади
    © Sputnik / Евгений Биятов
    Alexandr Krasovitski, director general de la firma, dijo a Sputnik que la avanzada máquina, que fue mostrada al público por primera vez en un desfile militar en la mítica Plaza Roja en 2015, finalizó los ensayos previos en el Ejército el año pasado.

    Paralelamente la empresa ajusta las líneas de producción para empezar la fabricación en serie de los Bumerang en cuanto terminen los ensayos finales del blindado.

    VPK planea dotar este vehículo con un sistema de fuego completamente automatizado que constará de un cañón, una ametralladora, un lanzagranadas y dos lanzaderas de misiles guiados antitanque.

    "El prototipo del sistema será exhibido en el foro militar Army 2020", adelantó Krasovitski en referencia al evento que está previsto que se celebre del 23 al 29 de agosto en las afueras de Moscú.

    El Bumerang 8x8 con motor diésel puede desarrollar velocidades de hasta 100 km/h y posee capacidades anfibias.

    "El transporte blindado moderno se transforma en una máquina de guerra universal, su función no se limita ya solo al traslado de la infantería y al apoyo con fuego en la batalla. Tiene que tener capacidad para hacer frente a tanques y otros acorazados, neutralizar a la infantería del enemigo y abatir blancos que vuelen a baja altura", explica el alto ejecutivo.

    ​Todo esto, añade, "debe poder hacerse no solo desde zonas seguras, como antes, sino también sobre la marcha o a flote".

    La apuesta por las orugas

    La empresa ha entrado de lleno también en la producción de vehículos con orugas como remolcadores y anfibios para terrenos pantanosos o cubiertos de nieve perpetua.

    "Estas máquinas son insustituibles en las misiones para proteger las fronteras del extremo norte del país", dice Krasovistki.

    En los últimos años Rusia empezó a explorar intensamente sus territorios norteños para extraer hidrocarburos y desarrollar la Ruta Marítima del Norte, una alternativa a las rutas tradicionales de Europa a Asia.

    Además, el país toma una serie de medidas militares para proteger sus intereses en el Ártico, mientras los países de la OTAN empezaron a prestar más atención a la región.

    La compañía suministra a las Fuerzas Armadas rusas vehículos anfibios con orugas no blindados de uso médico y para el transporte de cargas.

    VPK desarrolla actualmente una nueva máquina anfibia con capacidad de carga de hasta 5.000 kilos, que promete mostrar al público en la feria militar Army 2020.

    En cuanto a aparatos acorazados, los ingenieros de la empresa diseñan un transporte blindado para misiones en las zonas árticas de frío permanente.

    Exportación en aumento

    La empresa de defensa rusa amplía la geografía de sus exportaciones con el envío de más de 1.000 transportes blindados BTR-82A y vehículos Tigr a Ejércitos de 16 países.

    "Cada vez crece más el interés de potenciales clientes del extranjero por el BTR-82A", remarca Krasovistki.

    El BTR-82 cuenta con placas de blindaje de materiales compuestos que protegen a sus tripulantes de las minas y de otros explosivos.

    El vehículo, dotado de un cañón automático de 30 mm de calibre y una ametralladora de 7,62 mm, lleva un motor turbo diésel KAMAZ 740 de 300 caballos de fuerza y puede desarrollar una velocidad máxima de 100 kilómetros por hora.

    La firma exporta también la versión médica del vehículo blindado Tigr, aunque el director general se abstuvo de mencionar a qué países en concreto aduciendo que sus clientes pidieron mantener en reserva ese dato.

    La máquina, denominada Tigr BMA, está diseñada para ser usada en casos de emergencia como incendios de arsenales, para evacuar al personal militar o a la población de las localidades adyacentes. Hacerlo en un vehículo sanitario sin blindaje entrañaría gran peligro.

    El Tigr BMA con capacidad para trasladar a cuatro lesionados, está dotado de equipos necesarios para prestar asistencia médica de urgencia.

    Krasovistki precisó que los vehículos con orugas y los anfibios son básicamente de uso civil con gran demanda entre las empresas petroleras y las gasistas que operan el norte, el Lejano Oriente y las zonas pantanosas de Siberia.

    "Nos planteamos objetivos muy ambiciosos y siempre los conseguimos, como ha sucedido hasta ahora", apostilló.

    Rusia desde el 12 de mayo empieza a activar un plan de tres fases de desescalada del confinamiento por COVID-19.

    Etiquetas:
    pandemia de coronavirus, coronavirus, defensa, armas, BTR-82A, Tigr, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook