En directo
    Defensa
    URL corto
    21482
    Síguenos en

    La Armada de Rusia ha desarrollado una estrategia para defender sus bases navales de ataques enemigos. La nueva táctica de combate se ha vuelto conocida entre los militares como "la manada cazadora".

    Este grupo de defensa de las bases de la Armada cuenta con algunos pequeños buques antisubmarinos —MPK, por sus siglas en ruso— y con el buque patrullero más nuevo del proyecto 22160, el Vasili Bykov. Los ojos y oídos que ayudarán al patrullero a encontrar los sumergibles enemigos son los helicópteros antisubmarinos Ka-27.

    Dependiendo de la tarea que vaya a cumplir, a bordo de Vasili Bykov se pueden instalar varios conjuntos de equipos como estaciones de sonar remolcadas y estacionarias, así como radares. Según detalló el medio ruso Izvestia, el nuevo patrullero indicará los blancos a los MPK, los cuales en tiempo real los golpearán con torpedos y cargas de profundidad.

    "Los expertos señalan que la nueva táctica en la lucha contra los submarinos enemigos fortalecerá radicalmente la protección de las bases, incluidas aquellas donde se encuentran los submarinos nucleares rusos", apuntó el medio.

    La estrategia de la manada cazadora, según una fuente del Ministerio de Defensa ruso, se desarrolló el año pasado, pero solo recientemente se puso a prueba. Todos los elementos para la protección de los submarinos durante su salida de las bases navales se probaron en abril en el mar Negro. 

    Durante los ejercicios, el patrullero Vasili Bykov utilizó el sonar de a bordo para examinar un área determinada y detectar la presencia de submarinos enemigos. Las coordenadas de los objetivos virtuales detectados se transmitieron inmediatamente a los MPK Yeisk y Kasimov, los cuales, a su vez, lanzaron un ataque combinado contra ellos.

    Protección aérea

    El nuevo patrullero es responsable también de la defensa aérea de la manada. A bordo de la embarcación se instaló el sistema de misiles antiaéreos Gibka, capaz de atacar aviones, helicópteros y drones a distancias de hasta 6 kilómetros y a altitudes que van de 10 metros a 3,5 kilómetros.

    Vasili Bykov también está conectado al circuito de combate de la base, lo que permite informar en tiempo real de las coordenadas del objetivo a los sistemas de defensa aérea costera de largo alcance S-400. 

    Además, en su cubierta, el patrullero lleva dos aviones no tripulados, listos para realizar tareas de investigación.

    Defensa universal

    Actualmente, la Armada de Rusia posee dos patrulleros del proyecto 22160. Además del Vasil Bykov, posee también al buque Dmitry Rogachev, ambos en servicio de la Flota del Mar Negro.

    Estas embarcaciones han sido especialmente desarrolladas para proteger otros buques en cruces marítimos y para defender las bases navales. Su armamento de artillería es un cañón automático de 76 milímetros. El arsenal cuenta también con misiles de crucero Kalibr, y en el futuro, podrán instalarse a los misiles antibuques Kh-35.

    Las embarcaciones del proyecto 22160 están diseñadas de manera modular, lo que permite instalar rápidamente las armas necesarias para cada misión de combate. Actualmente, la Defensa del país prueba nuevos módulos, tanto con armas como con otros equipos auxiliares diversos.

    Etiquetas:
    Flota del Mar Negro, base naval, embarcación, Armada de Rusia, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook