En directo
    Defensa
    URL corto
    21075
    Síguenos en

    El Pentágono reconoció que los cazas F-35 tienen una alta vulnerabilidad ante los aviones enemigos, baja eficiencia en el combate y además pueden destruirse en el aire. Resultó que las naves no pueden volar a velocidad supersónica durante un largo periodo de tiempo. ¿Cómo afectará este hallazgo a la capacidad de combate de la Fuerza Aérea de EEUU?

    Aviones de quinta generación sin vuelos supersónicos

    Se informó del problema por primera vez en 2019. Los aviones F-35B con despegue y aterrizaje vertical y sus versiones marinas de F-35C no soportan el vuelo estable en modo supersónico. Los especialistas predijeron que la carga resultante no solo destruiría el caparazón y otras partes del casco, sino que también inutilizaría las antenas colocadas en la parte trasera del caza. 

    Esto significa que los F-35 solo pueden volar a velocidades supersónicas durante breves períodos de tiempo antes de que haya riesgo de daño estructural y pérdida de la capacidad de sigilo.

    El Pentágono cerró el caso sin ninguna solución. 

    "El [informe de la deficiencia] se cerró bajo la categoría de 'no hay plan para corregirlo'", se dice en el reporte del Programa Conjunto del F-35. 

    El término quiere decir que el valor del arreglo completo no justifica el costo estimado de ese arreglo. En la producción en serie, la eliminación de esta escasez crítica requerirá enormes inversiones financieras, en particular, en el desarrollo y las pruebas de vuelo de nuevos materiales para el casco del avión.

    "En este caso, la solución requeriría un largo desarrollo y pruebas de vuelo de un recubrimiento de material que pueda tolerar el entorno de vuelo durante un tiempo ilimitado y que al mismo tiempo satisfaga el peso y otros requisitos de una superficie de control", informa el reporte de Programa Conjunto del F-35 citado por Defense News.

    Los diseñadores propusieron imponer un límite de tiempo para el vuelo a alta velocidad, que no perjudicara el cumplimiento de las misiones. 

    "Tanto la variante C, lanzada por el portaviones, como la versión B, de despegue corto y aterrizaje vertical, podrán llevar a cabo todas sus misiones sin corregir la deficiencia", declaró.

    No es un fallo, es una ventaja

    Si bien puede parecer grave que un avión adquirido para volar a velocidades supersónicas no pueda hacerlo durante períodos prolongados, es posible que el F-35 no tenga que hacerlo con tanta frecuencia, señalan algunos expertos.

    Unos 52 F-35 estadounidenses antes del despegue
    © REUTERS / U.S. Air Force/R. Nial Bradshaw
    Para el F-35, a diferencia del F-22, donde el vuelo supersónico está integrado en su táctica, la capacidad de volar a velocidades supersónicas es más bien una característica de "rotura de cristal en caso de emergencia", declaró Bryan Clark, analista del Instituto Hudson y oficial naval jubilado.

    "El vuelo supersónico no es una gran característica del F-35", afirmó Clark. "Es capaz de hacerlo, pero cuando hablas con los pilotos de F-35, te dirán que volarán a velocidades supersónicas en tiempos y casos tan limitados que no es una característica principal para sus tácticas", agregó.

    Precisó que un vuelo demasiado rápido neutraliza las ventajas de los F-35 haciéndose el avión visible en los radares enemigos. 

    Además, ya no será necesario quemar toneladas de queroseno en el punto de postcombustión, el alcance del vuelo aumentará significativamente. Y la falta de velocidad se compensa con el hecho de que el caza destruirá al enemigo antes de ser detectado.

    La táctica y las misiones marinas, principales afectados

    Sin embargo, la limitación del tiempo de vuelo supersónico podría ser mortal en escenarios de combate cercano, opina otro experto consultado por el portal Defense News. 

    El concepto de operaciones para el F-35 es matar a un avión enemigo antes de que pueda detectarlo, pero la aviación naval desconfía en estas tácticas de largo alcance. Tiene sus razones: en la guerra de Vietnam, cuando los combates aéreos empezaron a depender en gran medida de los misiles, sucedió un aumento de las muertes en combate aire-aire.

    Limitar la postcombustión a menos de un minuto cada vez, con lo que se supone que el avión debe hacer y ser capaz de hacer, "es una limitación bastante significativa", señaló.

    Principalmente sería un problema si la aeronave tuviera que maniobrar a altas velocidades para evitar un misil o sobrevivir a un combate aéreo.

    La deficiencia se agrava en la Marina, que debe operar durante meses, porque cualquier problema importante con los revestimientos o la estructura de la aeronave requeriría una reparación seria. De esta manera, un avión dañado permanecería dañado hasta que su buque anfitrión regresase al puerto de origen, reduciendo la efectividad de combate del ala aérea.

    "Podríamos tener que estar operando en el mar durante ocho meses, así que si dañas algo en la primera semana, ¿adivina qué? Está dañado para el resto del despliegue", afirmó. 

    Por qué son tan esenciales los vuelos supersónicos

    La capacidad de mantener un vuelo supersónico estable es una de las características más importantes de un caza moderno, explicó a Sputnik el piloto militar ruso Vladímir Popov. Según él, sin ella, la interceptación efectiva de los objetivos aéreos es simplemente imposible.

    "Si en el ataque se acabó toda la munición, el valor de la aeronave como unidad de combate tiende a cero", añadió el experto. "En este caso, la principal tarea del piloto es alejarse de la persecución y hacer un aterrizaje seguro en su aeródromo. Si hay un modo supersónico, es mucho más fácil hacerlo", señaló.

    Además, los vuelos supersónicos permiten superar rápidamente el sector de defensa aérea del enemigo y entrar en la zona del enemigo por un corto tiempo para el reconocimiento.

    "Los norteamericanos han hecho bastantes, 35, pero no han refinado el avión", señaló Popov, al detallar que el tiempo ha demostrado que, "en aras de la baja visibilidad y el bajo peso, los diseñadores han sacrificado la fuerza".

    Popov recordó que anteriormente, el principal avión de ataque de la Fuerza Aérea de EEUU era el F-22 Raptor. "Pero resultó ser caro, grande, difícil de mantener", añadió el experto. "Querían hacer una máquina más eficiente. Pero resultó que el F-35 no era tan eficiente".

    El arte de vender

    Sin embargo, a pesar de las muchas deficiencias del F-35, los norteamericanos lo están vendiendo activamente a sus aliados. El 2019 fue un año de publicidad particularmente masiva y agresiva de esta aeronave, según Serguéi Sudakov, profesor de la Academia de Ciencias Militares y politólogo. 

    "EEUU asegura que el F-35 es el avión más avanzado. Se posiciona como una quinta generación completa", declaró Sudakov a Sputnik. 

    No obstante, en realidad es una máquina extremadamente inacabada, y no hay razón para hablar de ningún avance en la aviación militar, agregó. Asimismo, se ha disipado otro mito del Pentágono: que este caza se convertirá en el "asesino" del sistema ruso S-400. Para evitar un misil del sistema ruso, el avión necesita un vuelo supersónico.

    Según el experto, ya es la hora de que EEUU retire todas las naves del mercado. 

    "De lo contrario, resultaría ser una falsificación, ya que las características declaradas no coinciden con las reales", afirmó Sudakov. 

    Al mismo tiempo, el experto indicó la poca probabilidad de eso. 

    "Lo máximo que puede esperarse es un reconocimiento limitado de los defectos constructivos. En Washington entienden que la retirada implicará una reacción en cadena en otros tipos de armas vendidas", opinó.

    El F-35 Lightning II funciona en EEUU desde 2015. Hay tres modificaciones del caza: uno convencional, con despegue y aterrizaje cortos, y uno para la Marina. El costo del programa del F-35 es reconocido como uno de los más caros en la historia de la construcción de aeronaves: ya ha gastado cerca de 1,3 billones de dólares.

    Etiquetas:
    avión supersónico, F-35
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook