En directo
    Defensa
    URL corto
    71076
    Síguenos en

    La Fuerza Aérea de EEUU ha aterrizado un cazabombardero F-15E Strike Eagle en su base de Nellis, en Nevada, con el objeto de poner a prueba su bomba nuclear B61-12 durante las últimas maniobras militares internacionales Red Flag realizadas junto con aliados de la OTAN.

    El Campo de Pruebas de Tonopah, también conocido como Área 52, ha acogido una nueva maniobra de la Fuerza Aérea de EEUU que ha puesto a prueba su equipamiento militar de última generación: la bomba nuclear B61-12 a bordo del caza F-15E Strike Eagle.

    Anteriormente se realizaron otras pruebas con este modelo de arma empleando el bombardero estratégico B-2 Spirit. Esos ensayos, no obstante, fueron llevados a cabo en secreto.

    No es el caso de esta última maniobra: de hecho, esta vez el caza ha aterrizado equipado con el nuevo armamento en la base cercana a Las Vegas ante la atenta mirada de pilotos de Alemania, España e Italia, tal y como ha informado el portal The Drive.

    Los tres aliados de la OTAN se reunieron en la base militar con motivo de las maniobras Red Flag, consistentes en ejercicios de entrenamiento de combate aéreo realizados desde 1975 en las bases de Nellis, en Nevada, y de Eielson, en Alaska. Durante su realización, el personal de vuelo de EEUU y los aliados del país toman parte en los ejercicios, cada uno de ellos de dos semanas de duración.

    Etiquetas:
    maniobras, OTAN, B61-12 (bomba nuclear), bomba nuclear, EEUU, fuerzas aéreas
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook