En directo
    Defensa
    URL corto
    0 1170
    Síguenos en

    La Marina rusa recibió protección contra los aviones antisubmarinos y los aviones no tripulados. Las boyas Burak-M pueden 'esconder' una cierta zona del océano. La comunicación a través de casi todos los canales se verá interrumpida o complicada al máximo por el equipo del nuevo sistema.

    En primer lugar, el equipo está destinado a los portamisiles estratégicos de los proyectos Borei y Delfin, así como a los submarinos diésel.

    Ahora las boyas se prueban en submarinos de la Armada de Rusia, según el Ministerio de Defensa.

    Burak-M representa un sistema de guerra electrónica. Primero se dispara desde el submarino hasta la superficie del agua, donde se activa y comienza a bloquear la señal. Esto permite la supresión fiable de todos los canales de comunicación de las boyas hidroacústicas, es decir las estaciones de detección de submarinos que lanzan helicópteros antisubmarinos y aviones enemigos.

    La ruptura del canal de radio entre el avión y la estación de boyas hace inútil la búsqueda de submarinos con tales sistemas hidroacústicos y permite a los submarinistas evadir la persecución.

    En primer lugar, las nuevas boyas deberían garantizar el funcionamiento encubierto de los portamisiles submarinos estratégicos de los proyectos Delfin y Borey, que son la base del componente marino de las fuerzas nucleares estratégicas de las Fuerzas Armadas de Rusia.

    Burak-M también será útil para los submarinos diésel-eléctricos de los proyectos Varshavianka y Lada. Estos submarinos están diseñados para destruir buques y embarcaciones de superficie, submarinos enemigos, vigilancia, reconocimiento, y protección de comunicaciones en el área marítima cercana.

    Etiquetas:
    Rusia, submarinos
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook