En directo
    Defensa
    URL corto
    511111
    Síguenos en

    Los cazas de quinta generación J-20 y el F-22 fueron creados para cumplir la misma misión: conquistar la superioridad aérea. Sin embargo, la aeronave china podría acabar teniendo ventajas apabullantes en comparación con su contrincante estadounidense.

    A primera vista, el J-20, conocido también como Dragón Poderoso, se parece mucho al F-22 Raptor (ave rapaz, en español), pero al mismo tiempo existe una multitud de diferencias que parecen inclinar la balanza hacia el lado chino, según se desprende del análisis del medio Military Watch.

    1 / 3
    Caza chino de la quinta generación J-20 muestra su armamento

    ¿Por qué el J-20 será superior al F-22?

    La primera diferencia, y probablemente la que marca el resto, es el hecho de que el programa de desarrollo y la producción del F-22 fueron finalizadas en 2009. Desde entonces, los planes de actualizar el caza insignia del país norteamericano no han sido plasmados en realidad.

    Mientras tanto, el J-20 fue introducido en la Fuerza Aérea de China en 2017 y la aeronave sigue actualizándose constantemente con la integración de nuevas tecnologías. De acuerdo con el medio, ello le garantiza la ventaja al caza chino a medida que pase el tiempo, puesto que el programa del Raptor no será capaz de avanzar a un ritmo tan trepidante.

    Un ejemplo de ello son las computadoras usadas en el F-22, que se basan en una arquitectura de los años 90 y no son compatibles con los enlaces de datos modernos. Al mismo tiempo, el J-20 cuenta con tecnologías punteras como el sistema de apertura distribuido —DAS— del que está dotado el F-35, pero no el Raptor. Es poco probable que este último vaya a tener esta tecnología, lo cual lo pone en desventaja frente al J-20.

    ¿Cómo evolucionó el J-20?

    A lo largo de los tres años que ha estado en servicio, el caza chino ha sido sujeto a múltiples cambios. Uno de los más importantes ha sido el cambio de motores. Las primeras unidades del Dragón Poderoso eran propulsadas por los motores rusos AL-31FM2, del bombardero táctico Su-34. Sin embargo, ahora los J-20 se dotan de los motores WS-10B y WS-10C de fabricación nacional.  

    Además, los cazas chinos siguen actualizándose con nuevos revestimientos antirradar, sistemas de lucha radioelectrónica más avanzados, así como nuevo armamento y subsistemas. Un ejemplo de ello son los misiles aire-aire de largo alcance PL-15 que fueron introducidos por China en los años 2010.

    Estos misiles no solo tienen un alcance mayor que el de los AIM-120D del F-22, sino también tienen mayores perspectivas. Se trata de un diseño moderno, mientras que los misiles estadounidenses son una modificación de un diseño que se introdujo en 1991. Además, el medio destaca que EEUU también planea introducir una nueva generación de misiles, pero el ritmo al que China estuvo creando municiones nuevas excede al país norteamericano.

    Las ventajas del F-22 sobre el J-20

    Por su parte, el Raptor sigue teniendo dos ventajas sobre el caza chino de la quinta generación. La primera de ella es que se cree que el F-22 tiene una menor visibilidad para los radares, lo cual le proporciona más oportunidades de sobrevivir. Sin embargo, probablemente esta ventaja será solo temporal, puesto que cada nuevo lote del J-20 contará con actualizaciones en todos los aspectos, incluida la furtividad.

    Caza insignia de EEUU, F-22A Raptor
    © Foto : US Air Force / Ben Bloker
    Caza insignia de EEUU, F-22A Raptor

    La segunda ventaja del F-22 sobre su contrincante chino son sus motores F119, que son más potentes que los AL-41FM2 y los WS-10C. Además, tienen empuje vectorial bidimensional, lo cual hace que el caza estadounidense tenga mejores prestaciones y maniobrabilidad, ya que las dos aeronaves tienen unas dimensiones y peso similares.   

    En este caso, China tampoco piensa quedarse atrás: sus nuevos motores WS-15 ya superaron sus primeras pruebas de vuelo y se estima que estarán disponibles ya en 2025. Estos motores tienen un 26% más de potencia que los estadounidenses F119. Además, los diseñadores chinos ya están integrando la tecnología del empuje vectorial en otros aviones.

    Así, el caza ligero J-10C ya tiene un empuje vectorial tridimensional. Por lo cual, se especula que también habrá una versión del motor WS-15 con empuje vectorial similar, lo cual neutralizaría por completo las ventajas del F-22.

    De tal modo, toda la comparativa se resume en la primera diferencia entre los dos cazas de quinta generación: que uno pertenece a un programa finalizado y ya no se fabrica, mientras que el otro surgió considerablemente más tarde y sigue renovándose para mejorar sus características técnicas.

    Etiquetas:
    quinta generación, combate aéreo, stealth, tecnologías furtivas, avión furtivo, J-20, F-22
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook