En directo
    Defensa
    URL corto
    51170
    Síguenos en

    Rusia está desarrollando un nuevo sistema de defensa antiaérea. Un experto chino opina sobre las características del armamento ruso antimisiles actual e informa de cómo se integrará el nuevo sistema con el armamento ya existente.

    S-500 Prometei, como escudo antimisiles, hará un uso combinado de misiles. Serán utilizados tales como por ejemplo el 40N6M, que puede interceptar misiles provenientes de aviones hasta a 480 kilómetros.

    Pero la gran baza del sistema serán los misiles nuevos que no se han utilizado hasta ahora. Por ejemplo, el nuevo sistema incorporará misiles antibalísticos 77N6-N que pueden interceptar misiles balísticos a una distancia de 165 kilómetros, o dicho de otra forma, ya a nivel exoatmosférico.

    Otro de los proyectiles con los que cuenta el sistema S-500 es el 77N6-N1, capaz de destruir satélites militares en órbitas bajas y equipado con una ojiva nuclear de baja potencia. Así lo ha transmitido la Radio Nacional de China a partir de las declaraciones del experto militar, Shao Yonglin.

    Según se ha comunicado, el sistema S-500 es capaz de detectar y atacar a  hasta 10 objetivos balísticos simultáneamente a una velocidad de 7 kilómetros por segundo, además de destruir los componentes combativos de los misiles hipersónicos.

    Lo que diferencia al modelo S-500 del S-400 es que, mientras que el más antiguo tiene una función de defensa antiaérea de medio y largo alcance, Prometei estará destinado más bien al alcance de misiles balísticos tácticos. Tendrá más bien un carácter antimisil, pero también superará al S-400 en radio de alcance en lo que se refiere a defensa antiaérea.

    "La intercepción de misiles balísticos tácticos, de misiles de crucero hipersónicos y de satélites militares de órbitas bajas, entre otros, podrá ser realizada hasta a 3.500 kilómetros de distancia.

    "Entre las principales tareas del S-500 estará el uso de tácticas de defensa antimisiles: interceptar misiles balísticos tácticos, misiles de crucero hipersónicos, satélites de órbita baja y otros objetivos a una distancia de hasta 3.500 kilómetros. Además de estas misiones básicas, este sistema también podrá llevar a cabo defensa antimisiles de largo alcance, así como destruir aviones, drones y otros objetivos", explica el experto.

    En palabras del experto, el sistema ruso de defensa antiaérea y antimisil estará formada por los sistemas S-350, S-400 y S-500, junto con otros sistemas de defensa antiaérea y antimisil, los cuales tendrán una estructura más simple y una separación más precisa de sus funciones de combate.

    Sobre la futura ubicación del sistema de defensa, el experto chino ha comentado lo siguiente: "Creo que el S-500 definitivamente tendrá que estar lejos de las fronteras. Moscú puede convertirse en la primera base de operaciones, ya que es un sistema de defensa aérea de largo alcance. No tendrá ningún sentido ponerlo a la vanguardia".
    Etiquetas:
    armamento, defensa, misiles, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook