Widgets Magazine
00:53 GMT +317 Octubre 2019
En directo
    Botón rojo (imagen referencial)

    ¿Un fallo técnico o un ataque de nervios? Qué podría desatar una guerra nuclear

    CC BY-SA 2.0 / Anthony Pilon / Red Button
    Defensa
    URL corto
    8561
    Síguenos en

    La reacción a una alerta falsa y el aumento de las tensiones en el mundo están entre las posibles causas que podrían conducir a una guerra nuclear entre Washington y Moscú, considera Alexéi Arbatov, experto del Centro de Seguridad Internacional del Instituto de Economía Mundial de la Academia de Ciencias de Rusia.

    El 12 de septiembre el viceministro de Exteriores de Rusia Serguéi Riabkov alertó de que existe el riesgo de una guerra nuclear debido al deterioro de la situación en el ámbito de la estabilidad estratégica.

    "La situación en el ámbito de la estabilidad estratégica continúa deteriorándose, lamentablemente, es un hecho innegable, además aumentan los riesgos (...) existe riesgo de una guerra nuclear, incluso en la situación en la que las partes no tienen la intención de desencadenar un conflicto nuclear", afirmó Riabkov.

    Alexéi Arbatov subrayó en una entrevista con Sputnik que si un día Rusia y EEUU llegan a desencadenar una guerra nuclear, sería por un accidente dado que ninguno de estos países se atrevería a involucrarse en un conflicto con el único fin de vencer al rival. Los políticos tanto en Rusia como en EEUU entienden perfectamente que no habrá ganadores en este caso.

    Un fallo técnico

    Un accidente técnico podría producirse a raíz de problemas relacionados con los equipos militares, considera Arbatov.

    "Un conflicto nuclear podría desencadenarse como causa de un fallo en los sistemas de alerta temprana nuclear. De vez en cuando estos sistemas emiten alertas falsas y si otra parte reacciona a estas señales de una manera muy anticipada, puede desencadenarse en una guerra nuclear", explicó el interlocutor de Sputnik.

    Además, la alerta falsa puede darse por estos sistemas a raíz de la infiltración en sus programas informáticos por parte de los terroristas.

    La escalada de un conflicto local

    El segundo posible escenario implica la escalada de un conflicto local en uno global. Las discrepancias peligrosas, según Arbatov, pueden surgir en cualquier punto del mundo: en el mar Negro, en el Báltico, en el Norte, etc. Entonces, el país que empiece a perder en este conflicto, se puede atrever a emplear las armas nucleares para detenerlo.

    "Sin embargo, en respuesta a este paso, el otro Estado también empleará sus armas nucleares y así las partes escalarán el conflicto por medio de aumentar sus ataques", enfatizó.

    El experto considera que ahora, el cese de la vigencia del Tratado INF y el posible despliegue de los sistemas de misiles de medio alcance por parte de EEUU incrementan los riesgos de una guerra nuclear. Moscú responderá a estas acciones no solo de una manera simétrica sino estratégica.

    A principios de agosto pasado, EEUU abandonó oficialmente el Tratado INF que prohibía el despliegue de misiles balísticos y de crucero con alcance de entre 500 y 5.500 kilómetros, y después realizó la prueba de un misil de crucero de emplazamiento terrestre que antes fue sujeto a las restricciones del acuerdo.

    Rusia también suspendió su compromiso con el Tratado INF en respuesta a EEUU, pero dejó claro que no desea implicarse en una nueva carrera armamentística y mantiene sus propuestas para el desarme.

    Etiquetas:
    guerra nuclear
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik